en

¿Estás pensando en cambiar la comida de tu perro? Esto te puede interesar

Tener mascotas es una de las mejores experiencias de la vida. A muchos les cuesta dar el primer paso de introducir a un perro o un gato en el hogar, pero al momento de llegar a la casa estos se convierten en un miembro más de la familia.

Por ese motivo, buscamos que tengan todas las comodidades y necesidades resueltas, incluidos los cambios de comida para su correcto desarrollo. Comer siempre el mismo pienso puede cansar a nuestro perro, al igual que nos pasaría a nosotros comiendo siempre la misma comida, por ello una buena alternativa es la comida para perro Happets donde la carne y el pescado serán siempre el principal ingrediente.

Eso sí, Happets te da la oportunidad de elegir entre varios sabores para que comer sea una experiencia exquisita y, dado que cada perro cuenta con necesidades nutricionales diferentes, son capaces de diseñar una receta a medida para él. ¿Pero por qué es tan importante cambiar la comida de tu perro y cómo hacerlo sin alterar los hábitos alimenticios? En primer lugar, los principales cambios en la alimentación de los perros vienen dados por la etapa de vida en la que se encuentren. Por tanto, en cada una de ellas se deberá ajustar los valores nutricionales a los requeridos para no influir negativamente en el organismo de nuestro perro.

Un ejemplo de ello lo tenemos en los cachorros. Decidir cuál es el mejor pienso para un cachorro puede resultar en muchas ocasiones un desafío. Sin embargo, es importante saber que en esa etapa tan temprana de su vida los perros necesitan adquirir más grasas, proteínas, minerales y calorías que en otras, pues tienden a ser más activos y estar en continuo movimiento. El pienso será, entonces, el mejor aliado para aportarles todas las necesidades nutricionales y energéticas que el cachorro necesita. Además, proporcionar la alimentación adecuada en cada momento, especialmente cuando son cachorros, les permitirá desarrollarse plenamente garantizando que la estructura de los tejidos y su metabolismo se encuentren en un estado óptimo.

En el caso de los perros adultos, la alimentación debe contener un menor nivel de proteínas y grasas que durante la etapa anterior ya que estos no crecerán más y tenderán a consumir menos energía diaria. Eso sí, intenta no saturar a tu perro con demasiada comida, pues puede acabar siendo realmente perjudicial para su sistema digestivo y dar lugar a una situación de sobrepeso. Es imprescindible ser consciente que dependiendo del tamaño del animal este pasará a ser considerado adulto más temprano o más tarde en su vida, no es lo mismo un Pitbull que un Chihuahua. No obstante, en la mayoría de ocasiones, en el cambio de comida no solo influye la edad del perro sino los posibles problemas que pueda estar padeciendo el animal.

En cualquiera de los casos, es de vital importancia seguir una serie de medidas para facilitar el cambio de alimentación y no provoque aún más problemas al animal. Lo mejor es acudir al veterinario para que este te dé las pautas a seguir y realizar un proceso gradual. Hay que tener en cuenta que los perros poseen menos bacterias en el estómago y les resulta más difícil metabolizar los nutrientes adquiridos. Por ese motivo, lo principal es combinar durante al menos una semana ambos pienso, reduciendo diariamente el nivel del pienso antiguo. De esta forma, será más fácil para ellos asimilar el cambio y evitar problemas intestinales.

5/5 (1 Review)

¿Qué piensas?

1 point
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 1

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los perros tienen frío: ¿necesitan realmente ropa de mascotas?