Pitbull


Características Vitales


Altura
31cm
Peso
14 - 39kg
Esperanza de Vida
12 a 16 años
Personalidad
Atletico, amistoso, familiar.

Características de la Raza


Apariencia
Tamaño
Mediano
Pelaje
Corto, Liso
Color
Blanco, Negro, Marrón, Atigrado
Adaptabilidad
Se adapta bien a la vida de apartamento
Bueno para propietarios novatos
Tolera estar solo
Tolera el frío
Tolera el calor
Personalidad
Cariñoso con la familia
Son amigables con los niños
Perro amistoso
Amigable con extraños
Cuidados
Salud general
Baboso
Cantidad de muda
Propenso a ganar peso
Nivel de energía
Intensidad
Necesidad de ejercicio

Con una corta e intensa historia a sus espaldas, el pitbull ha pasado por muchos altibajos como raza en cuanto a su popularidad como animal de compañía. Es una raza que habitualmente está muy estigmatizada por sus características físicas y por algunas pautas de su comportamiento, y que sin embargo puede ser una gran mascota cuando se comprenden y colman sus necesidades.

El origen de esta raza, llamada oficialmente american pit bull terrier, se encuentra en el siglo XIX, en Gran Bretaña. No obstante, los primeros antepasados de estos animales eran perros de tipo moloso que se utilizaban para luchar en peleas de toros y osos durante la época del imperio romano. Con el tiempo, estas mal llamadas disciplinas deportivas se prohibieron en algunos países, entre ellos Inglaterra, y los perros utilizados para dichas actividades se empezaron a criar para combatir entre ellos. Como las peleas cambiaron, se necesitaban perros más ligeros y ágiles, y aquellos primeros perros molosos se cruzaron con otros perros de tipo terrier para disminuir su volumen corporal, pero sin perder el instinto combativo que les caracterizaba.

El caso del pitbull es muy especial, porque pasó por momentos de su historia en los que fue reconocido como raza, y otros en que se eliminó de los registros. Incluso hoy en día, no todas las organizaciones cinófilas reconocen a esta raza. Por ejemplo, ni la Federación Cinológica Internacional ni el AKC la reconocen, pero sí lo hacen asociaciones como el United Kennel Club y la American Dog Breeders Association. Esto se debe a que en ocasiones el pitbull era asociado a la agresividad más absoluta, y las organizaciones caninas se veían salpicadas por su reputación, algo que no hacía sino empeorarla.

Incluso con toda su mala prensa y con sus características, lo cierto es que el pitbull ha sido y es una de las razas más populares del mundo. También tiene definido su propio estándar, y ha servido de base para crear otras razas recientes, como el american Staffordshire terrier. También se catalogan como razas de perro pitbull otras líneas que parten del pitbull pero que realmente son diferentes, como el bull terrier, cada una con sus propias características y temperamento.

En la actualidad, es una raza de fama mundial, que puede encontrarse en hogares de todo el mundo y que es una gran mascota si se educa y entrena correctamente. Incluso se ha utilizado en muchas ocasiones como perro niñera por su instinto protector hacia los niños y porque suele tener mucha paciencia con ellos.

Características del pitbull

Sin lugar a duda, la raza de perro pitbull destaca por ser muy poderosa y corpulenta, fuerte y con un temperamento testarudo a veces, lo que no significa que sea agresivo por naturaleza. El pitbull es musculoso, pero también está muy bien proporcionado. Según el estándar, su pecho no debe ser excesivamente profundo, y el conjunto del cuerpo será estilizado y un poco más largo que alto. No debe ser muy pesado a pesar de la creencia popular ni tampoco voluminoso, ya que la agilidad es una de las características básicas de la raza.

Quizá la parte más llamativa de su anatomía sea la cabeza, cuadrada y amplia, pero siempre deberá estar proporcionada y en consonancia con el resto del cuerpo. También es bastante alargada, y termina en un hocico ancho que muestra una mandíbula de poderosa mordida por la que también es temido y considerado un peligro en buena parte de lugares del mundo.

Las orejas son de tamaño medio y se mantienen erguidas sobre la cabeza, aunque su tendencia natural es a doblarse hacia la punta. Algunos propietarios siguen cometiendo la barbaridad de recortar las orejas para que adopten una forma puntiaguda que dé al animal un aspecto más peligroso, una práctica que por suerte cada vez se prohíbe en más lugares. Sus ojos son oscuros y profundos, pero no demasiado grandes. Se mantienen bastante separados y son muy expresivos, a veces incluso dan al ejemplar un aspecto de tristeza permanente muy tierno.

Tamaño del pitbull

El estándar de la raza no especifica el tamaño o la altura que debe tener, pero sí habla de una armonía en su cuerpo como conjunto. Por eso es posible encontrar diversos tipos de pitbull en cuanto a su tamaño, pequeños o medianos, y rara vez se encuentran ejemplares grandes. El peso es también muy variable porque debe mantenerse en relación a la altura. No obstante, lo más habitual es encontrar ejemplares de entre 14 y 27 kilogramos de peso, siendo las hembras siempre un poco más pequeñas que los machos.

Pelaje del pitbull

Otra de las características del perro pitbull es su pelaje, muy corto y suave al tacto, agradable para acariciar. Es un tipo de pelo muy fácil de mantener y que generalmente presentará un buen aspecto, y que además puede encontrarse en cualquier tonalidad, porque todas son aceptadas a excepción del tono mirlo.

Comportamiento del pitbull

El comportamiento y el temperamento del pitbull han suscitado durante muchos años debates entre sus defensores y sus detractores. En la actualidad, se piensa por norma que esta raza es muy inestable, agresiva y peligrosa, pero la idea parte erróneamente del uso que se daba a estos animales en sus orígenes como perros de pelea. El principal problema surge de una generalización que no debería hacerse con la raza, y es que cada ejemplar es un mundo. Lo que sí es necesario es tener en cuenta que se trata de un animal muy poderoso que, mal tratado, puede llegar a mostrarse agresivo y ser peligroso por sus características físicas, pero no quiere decir que vaya a serlo si se educa correctamente.

A pesar de lo que se cree, lo cierto es que el pitbull es una raza muy sociable con las personas por norma general, y que tiende a llevarse bien tanto con niños como con adultos si se educa correctamente desde cachorro. Su elevado impulso de presa es fácil de controlar con un trato cuidado y cariñoso, y no tiene un mayor riesgo de ataque que otras muchas razas.

La agresividad de un pitbull parte casi en su totalidad del trato que haya recibido por parte de su propietario, que le incita a atacar con una conducta completamente irresponsable. Sin embargo, esto ocurriría igual con ejemplares de otras razas, a los que no se teme tanto principalmente porque no poseen el mismo poder físico que el pitbull. Es importante tener en cuenta que la naturaleza del pitbull es amigable y confiable, y que solo quieren recibir cariño y juegos, como cualquier otro animal. Además, se ha comprobado que su temperamento es más estable que el de muchas otras razas, como el Beagle o el Golden retriever, razas que nunca se cuentan como peligrosas.

Es un animal muy protector, además de juguetón y fácil de adiestrar debido a su inteligencia. Necesita bastante ejercicio y actividades para no aburrirse, por lo que es muy adecuado para personas deportistas que quieran un compañero de aventuras. No es un buen perro de guarda, porque suele mostrarse amigable con los extraños a pesar de lo que se cree. También es una mascota ideal para los niños por su paciencia y sentido de la protección, y tiene una energía perfecta para jugar con ellos.

Principales enfermedades del pitbull

Uno de los principales problemas de salud de esta raza es que su piel es en general bastante sensible. Por eso hay que cuidarla de una forma correcta, limpiar siempre las zonas de se acuesta y desparasitarlo correctamente. Por lo demás, es un animal bastante resistente a enfermedades, pero siempre hay que proporcionarle unos cuidados adecuados para que su salud se mantenga en perfecto estado.

Cuidados básicos del pitbull

Recuerda acudir a todas las revisiones necesarias al veterinario con tu perro, para llevar al día sus vacunas y desparasitaciones, además de descartar otros posibles problemas de salud. En cuanto al cuidado de su pelaje, el pitbull es sencillo de mantener con un par de cepillados a la semana, aunque puede necesitar más frecuencia en épocas de muda de pelo. Los baños no son necesarios con una frecuencia excesiva, bastará un baño completo al mes, aunque sí es recomendable limpiar las legañas a diario, o las zonas que se vean más sucias de lo habitual.

El pitbull es un perro muy enérgico, por lo que necesita una actividad en proporción a su nivel de energía. Lo más adecuado es combinar paseos diarios con otros juegos en los que pueda disfrutar a nivel físico y mental. Los juegos de inteligencia son perfectos al volver a casa tras el ejercicio físico para completar la actividad y hacer que el animal se relaje mientras se divierte y sigue gastando energía.

También es necesario vigilar la alimentación de este animal, puesto que puede tener tendencia a engordar o a presentar problemas alérgicos en la piel. La comida deberá ser siempre de alta calidad y en la cantidad justa, procurando que se realicen varias tomas al día para evitar que coma demasiado en una sola y que pueda aparecer la temida torsión de estómago.

El otro punto a tener en cuenta en cuanto a la raza de perro pitbull es la educación, el adiestramiento y la socialización. Este perro es inteligente y entiende rápido las órdenes, por lo que un buen entrenamiento desde pequeño hará que el ejemplar adulto sea muy respetuoso y educado en todas las circunstancias. Es importante que en la educación se fijen normas básicas con firmeza, pero siempre desde el positivismo y el respeto, con cariño y paciencia, y nunca a través de castigos físicos o verbales que pueden generar comportamientos no deseados en el animal. La socialización debe hacerse también del mismo modo, y en caso de no estar capacitado para ofrecerle un entrenamiento adecuado, es aconsejable acudir a un experto canino.

Curiosidades del pitbull

  • Esta raza se utiliza actualmente como perro de trabajo en seguridad o en detección de narcóticos, aunque su principal función sigue siendo la de ser mascota de familia. Es tan versátil que ha participado en trabajos de rescate y como perro de terapia, por lo que todos los temores hacia la raza están completamente infundados.
  • Existen muchos mitos asociados al pitbull que son completamente falsos, como la creencia de que todos los ejemplares de la raza son agresivos y peligrosos, que tienen un mecanismo que bloquea sus mandíbulas cuando muerden, o que su cerebro crece tanto que su cráneo no lo soporta y acaba volviéndose loco. Lo cierto es que no es una raza diferente a muchas otras en lo que a su temperamento se refiere, pero sí necesita unos cuidados y una educación concreta para poder disfrutar de todas las bondades del animal.

Si quieres disfrutar durante muchos años de la compañía de un pitbull, lo primero que debes hacer es encontrar a un criador especializado en la raza y con buenas referencias de otros propietarios. De esta forma, tendrás las garantías necesarias acerca de la salud del animal y también conocerás su temperamento y el de sus progenitores. Un criador especializado podrá además ayudarte en su adiestramiento ofreciéndote toda la información que necesites de primera mano, y debería estar siempre dispuesto a hacer lo mejor para sus cachorros. Ten en cuenta que esta raza es muy especial tanto en sus características físicas como en su carácter. Debes conocerlo y comprender sus necesidades para que tu relación con tu mascota sea excepcional y no se vea nunca marcada por episodios complicados.