La alopecia en perros es un problema que puede ser perjudicial para el animal y al que, por tanto, se debe prestar especial atención en busca de la mejor salud de tu mascota.

La caída del pelo no es un problema exclusivo del ser humano, sino que también puede afectar a tus mascotas, como es el caso de los perros.

Lo cierto es que los perros, con la llegada de las bajas temperaturas, pasan por su fase de muda del pelo para adaptarse a estas nuevas circunstancias ambientales; no obstante, puede acabar siendo un fenómeno alarmante si las causas de la caída del pelaje no responde a este criterio.

Causas de caída de pelo en perros

Son muy diversos los posibles orígenes de este problema en el conocido como manto cutáneo de los perros, aunque, en algunas ocasiones, la causa no esté en esa zona del cuerpo del animal.

Una de las posibilidades está en un factor congénito, que influye en algunas razas de perros con una mayor predisposición a la alopecia.

También puede entrar en juego el conocido como factor “autoinducido” al que se llega por cuestiones como la hipersensibilidad, la dermatitis atópica, las alergias alimentarias o la acción de los parásitos.

Otros de los posibles motivos para que se produzca la alopecia en perros pueden ser la dermafitosis o la leishmaniosis.

Por último, los expertos en esta materia señalan también como posibles riesgos para la caída de pelo en perros algunos procesos metabólicos, tales como el hipotiroidismo o el síndrome de Cushing.

Alopecia canina: remedios

Si observas una caída de pelo en perros que consideras que no obedece a una muda natural de su manto, lo mejor es que acudas rápidamente a una clínica veterinaria.

En ella, el profesional preguntará sobre algunas cuestiones importantes para determinar un diagnóstico certero, como el inicio de la alopecia canina, si el animal tiene lesiones en la zona o si se lame o rasca.

También puede cuestionar acerca de cambios en la alimentación o si alguna persona o mascota de su entorno ha sufrido un caso similar.

Profundizando en los orígenes de este problema, el profesional sabrá determinar también el diagnóstico y, por tanto, el tratamiento más efectivo posible para acabar con este problema,

La alimentación será clave para la alopecia en perros

Los ácidos grasos omega 3 y 6, predominantes en aceites vegetales, son fundamentales para mantener la salud óptima del perro, potenciando la renovación celular y reduciendo la sequedad, el picor o la descamación de la dermis por la escasez de cabello.

La hemoglobina, que ayuda a la regeneración de células dañadas de las lesiones cutáneas que pueden originar esa alopecia en perros, puede generarse gracias a la ingesta de productos que contengan biotina, también llamada vitamina H.

La vitamina E es otro aliado para evitar caída de pelo en perro, previniendo la oxidación de las células.

Por ello, los expertos veterinarios coinciden siempre en proporcionar a un perro que pueda sufrir este problema un pienso basado en los ingredientes anteriormente mencionados, de forma que fortalezca su epidermis y evite problemas de este tipo.

Banner Content

0 Comentarios

Deja un Comentario