en

Cómo curar una herida a un perro sin tener que ir al veterinario

Cuando tenemos una mascota, tratamos de cuidarla y evitar que sufra cualquier daño pero, cuando esto es inevitable, es fundamental saber cómo curar una herida a un perro y que así se recupere cuanto antes del daño sufrido.

Cómo curar la herida de un perro

Es muy frecuente que los perros, ya sea en casa o en la calle, teniendo en cuenta su carácter inquieto, travieso y explorador, sufra algún pequeño percance que le provoque una herida superficial menor, algo que no tiene por qué requerir acudir al veterinario si sabemos curarla en tiempo y forma para lograr su recuperación.

Por ello, es importante que tengas en cuenta algunas claves fundamentales para que este proceso se realice de la forma más eficaz y segura para el animal:

  1. Cuando un animal sufre una herida, debes tener en cuenta que, por muy manso que sea normalmente, puede reaccionar mordiéndote si ve que la manipulas. Para evitar esta situación, deberás colocarle un bozal o algo similar como una cuerda que sujete su hocico.
  2. Si tu perro es de pelo largo, para una cura más eficaz, tendrás que recortarle un poco la zona que rodea a la herida.
  3. Limpia la herida con suero fisiológico o agua con jabón, mediante unas gasas estériles, buscando la eliminación de toda suciedad que pueda infectar la herida.
  4. Tras la limpieza, es el turno de la desinfección, la cual se puede llevar a cabo con clorhexidina, agua oxigenada o yodo.
  5. Una vez realizado este procedimiento y siempre que el animal te haya facilitado la tarea, podrás dejarle ir. Es recomendable que la herida se seque al aire, ya que, si la tapas, puede tardar más en cicatrizar. En busca de una mejor cicatrización, puedes valerte de aloe vera u otros artículos similares.
  6. En caso de no colocarle ningún vendaje, deberás recurrir a un collar isabelino de perro que impedirá que se lama o manipule la herida.

En caso de que sangre de forma considerable y creas que es un daño mayor, lo principal es mantener la calma y ayudarle rápidamente. Hay que tapar la hemorragia y presionar sobre ella para evitar males mayores, colocando después un vendaje que cumpla esta función. Tras esto, será conveniente que acudas con el animal al veterinario, donde podrán ofrecerle la mejor solución para su caso.

Errores a evitar en la curación de heridas de un perro

Además de los anteriores puntos, debes tener en cuenta una serie de cuestiones a evitar para seguridad del animal:

  • No utilizar alcohol en zonas con mucosas o cercanas a ellas, como nariz, ojos, orejas u órganos reproductores.
  • Evitar hacernos los veterinarios: no intentes pasar de los consejos anteriores, que son básicos de primeros auxilios, ya que podría complicar gravemente su integridad. Acude al veterinario cuando consideres que se escapa de tus manos el asunto.
  • No utilices algodón bajo ningún concepto, ya que sus componentes se pueden quedar en la piel y empeorar la herida.

Estas son las principales premisas sobre cómo curar una herida a un perro, muy útiles en la convivencia con estos animales ya que podrás dar respuesta a cualquier contratiempo que se pueda dar en ella.

0/5 (0 Reviews)

¿Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Collar isabelino de perro: consejos y principales alternativas

Ansiedad en perros: principales causas, síntomas y soluciones