Edad para castrar a un gato macho

Los gatos ejercen una fascinación total. Hermosos, elegantes. Los quieres aunque no siempre sean los más cariñosos. Para estos hermosos felinos, una recomendación de parte de los expertos es la castración; pero debes saber a qué edad hay que castrar a un gato macho.

Por supuesto, una de las primeras decisiones que debes tomar es si quieres que tenga una camada o no. Con base en esto se elegirá cuándo hacer la castración.

La esterilización es un procedimiento quirúrgico donde se cortan los conductos por donde corre el esperma. El objetivo es que el gato no pueda fecundar a una hembra. Con este procedimiento la conducta sexual seguirá siendo la misma. Al igual que la conducta social, marcar territorio, agresividad.

La castración, en cambio, es una extirpación de los testículos. Esto si modifica la conducta del gato, ya que es un cambio hormonal al no generar más testosterona.

La respuesta a cuándo castrar a un macho ha pasado por varios enfoques. En el pasado se pensaba que había que esperar después de los nueves meses. Sin embargo, hay que recordar que a partir de los siete meses empieza a interesarse en el apareamiento.

En la actualidad, los profesionales, en promedio, tienden a castrar a los machos a partir de a los seis meses de edad. De hecho, así lo recomiendan diferentes instituciones especializadas en cuidado animal

Es el veterinario quien, en cada caso, determinará cual es el mejor momento para operar al gato. La edad límite a partir de la cual ya se puede realizar este procedimiento son los cuatro meses.

Ventajas de castrar a un gato macho

Existen varias ventajas de castrar a un gato macho, por lo que los especialistas suelen recomendar hacerlo. Aunque siempre hay que verificar las condiciones del animal, y tiene que ser realizado por un veterinario.
Una de las ventajas inmediatas es evitar que se tengan camadas. Sobre todo cuando no son planificadas. Así se ayuda a disminuir la cantidad de gatos en las calles.

Practicar la castración en el macho evitará y prevendrá que este sufra varias enfermedades. Tales como problemas con tumores en testículos, cáncer, hernias y enfermedades asociadas a la presencia de la testosterona en su organismo.

Tiene el beneficio de que evitará el contagio de enfermedades de transmisión sexual. Algo común en animales.
Además de las ventajas para la salud del gato, también hay beneficios respecto a su conducta.

Con el cambio hormonal, suele haber una disminución de la conducta agresiva. Disminuye la inclinación a orinar en cualquier parte. Del mismo modo reduce las posibilidades de tener enfrentamiento con otros gatos. Se vuelven más afectivos y mansos.

Riesgos de la esterilización

Como en toda decisión siempre hay riesgos. Y aunque hay muchas e importante ventajas en castrar a un macho, también puede tener algunas consecuencias indeseables.

Toda operación siempre trae riesgos. Es un procedimiento delicado, se aplica anestesia, por lo que pueden surgir problemas. Aunque en general los gatos reaccionan bien a este procedimiento. Por lo demás, para los veterinarios este es uno de los procedimientos de rutina.

Entre los riesgos de esterilización se pueden mencionar algunos cambios en la anatomía del gato. Se ha visto que algunos ejemplares tienden a engordar. Por lo tanto, debes estar muy vigilante de su peso, y de la alimentación luego de la operación. La obesidad nunca es saludable.

El motivo del aumento de peso, que además no ocurre en todos los casos, está ligado al cambio hormonal. Es una variación en el organismo que no consume la misma cantidad de calorías. Para ello existen también alimentos propios tras la esterilización.

Por ese mismo motivo, estimula a tu gato a estar en movimiento, con juegos, actividades. De esa manera se evitan los problemas del sedentarismo.

En algunos casos, los gatos castrados pueden sufrir de cálculos en los riñones. Vigila que no tenga problemas o dolor al miccionar, y si notas algo diferente contacta a tu veterinario.

Cuánto cuesta castrar a un gato macho

Un dato que seguro quieres conocer, tras decidir castrar a tu gato macho, es el precio de hacerlo. Por mucho que esta operación sea habitual, requiere atención, insumos y trabajo profesional.

Cada veterinario podrá determinar la tarifa que considere conveniente. Además, cada caso es único, y puede requerir elementos particulares. Por lo que pueden existir diferentes precios de acuerdo a la circunstancia.

En cuanto a los precios también hay diferencias entre machos y hembras. Esto se debe a que la operación de las hembras es más compleja, por lo que la intervención en los machos resulta más económica.

Dicho esto, puedo decirte que siempre precios promedios o aproximados. Con esto tendrás una idea de las tarifas por ayudar a tu gato. De manera general las tarifas pueden oscilar entre los 50€ y los 130€. Estos precios no suelen incluir los medicamentos necesarios tras la cirugía.

A estos montos hay sumar también el precio del collar isabelino. Esto será necesario para proteger la herida del propio gato.

Recuperación de gatos castrados

Tal vez tienes la preocupación sobre cómo afecta al gato castrado la operación. Para responder a esta inquietud hay que recordar que es una acción rutinaria. En la mayoría de los casos, la recuperación es muy rápida.

El felino despierta poco a poco de la anestesia; puede volver a su vida habitual incluso el mismo día o en menos de 24 horas. Esto es una buena noticia, porque no requiere una atención especial. Tampoco permanecer hospitalizados en la veterinaria. Esto tiene la ventaja de no tener que gastar más dinero, y sobre todo menos estrés para tu gato.

En todo caso observa a tu gato al llevarlo a casa. Verifica si presenta sangrado, si está mareado o sin energía tras varias horas o las siguientes 24. Variaciones de la temperatura, problemas respiratorios, vómito. Si algo de esto se presenta comunícate con el veterinario.

Es importante que tenga reposo, ya que necesita descanso para lograr una correcta recuperación.Un punto de apoyo necesario para la recuperación es el uso de cono o collar isabelino. Este sencillo dispositivo evito que pase la lengua por la herida. Así se evita riesgos de contaminación o infección.

Cuidados postoperatorios de un gato castrado

Es importante prestar atención a los cuidados postoperatorios de un gato castrado. Luego de la cirugía el gato permanece unas horas bajo observación. Por lo menos hasta que despierte de los efectos de la anestesia.

Al estar en casa hay que seguir las indicaciones del profesional. Entre ellas suministrar los medicamentos que haya recetado. Es muy probable que indique antibióticos y anestésicos.

Dedica tiempo al cuidado de la zona de la incisión. Limpia el área de acuerdo a lo que haya indicado el veterinario. Mientras lo hace puedes observar si hay hinchazón, pus, dolor. Estas atenciones son muy importantes. Al hacer de manera correcta, constante y la limpieza de la herida, evitarás complicaciones que pongan en riesgo su bienestar.
En esta fase la alimentación es importante. Es probable que al principio no se muestre interesado, por lo que no debe ser forzado a comer. Sigue las instrucciones del veterinario sobre la dieta que requiera en la recuperación.
Bajo estos cuidados tu gato seguirá su vida, sano, feliz y sin la presión de las hormonas sexuales.

Esperamos que con toda esta información tengas mejores herramientas para decidir cuándo castrar a un macho. Así como las ventajas, los cuidados y los riesgos.

0 Comentarios

Deja un Comentario