Alimentos prohibidos para perros

Tener un perro en casa es tener alegría y cariño todos los días. La familia se amplía con un perrito en casa. Es, también, un compromiso de afecto. Esto significa cuidar su salud, saber que lo benéfica y que le hace daño, como los alimentos prohibidos para perros.

Sobre este tema hay muchas creencias y opiniones. Algunas son correctas y otras muy erradas. Como te importa el bienestar de tu perrito, lo mejor es tener la información que generan los expertos.

Con la información precisa, podrás saber si, sin saber, tu mascota está consumiendo algo contra su salud. De hecho son varios los alimentos tóxicos para perros. En algunos casos se pueden revertir los efectos de manera rápida, en otros casos pueden generar complicaciones severas.

Una primera recomendación que debes tener en cuenta, puede parecer simple, pero muchas personas lo saben. No todo lo que hace bien a los humanos, es aconsejable para los perros. El modo en que humanos y caninos digieren los alimentos es muy diferente. Así como los requerimientos nutricionales no son iguales.

Por estos motivos, no se puede someter a un perrito a una dieta humana ¿Si quieres saber qué alimentos son dañinos para perros? Aquí te presentamos una lista que necesitas conocer.

10 alimentos a evitar en la dieta de tu perro

Hemos elaborado una lista de 10 alimentos tóxicos para perros. Ya sea por sus componentes, porque los perros no los pueden procesar. Pueden ser varios los efectos negativos, lo importante es que los conozcas.

  • Chocolate: aunque para los humanos es un alimento irresistible, para los perritos es nocivo. Uno de sus componentes puede afectar su salud. Puede ocasionar, vómito, diarreas, acelera el corazón. En altas cantidades, incluso, la muerte.
  • Uvas y pasas: estos alimentos causan daños en los riñones. El problema puede ser leve, pero tiene el potencial de poner en riesgo su vida.
  • Ajo: en este caso el daño está relacionado con problemas de anemia, además de problemas en el estómago e intestinos. Esto ocurre si consume grandes cantidades o de forma continua. En todo caso es mejor evitárselo.
  • Cebolla: algo similar ocurre con esta hortaliza. Si un perro consume muchas cantidades o de manera continua afectarán sus glóbulos rojos, entre otros efectos. Por ello es mejor que ni curda ni cocida se utilice en su alimentación.
  • Lácteos: la capacidad de asimilar la leche se pierde en los perros al crecer. Su consumo en adultos hará que el perro tenga diferentes problemas estomacales. Lo que sí pueden consumir son yogures naturales, por supuesto, sin nada de azúcar.
  • Cafeína: Una sustancia tan estimulante en humanos, actúa con mayor fuerza en tu perrito. Es corrosiva para su corazón y el sistema nervioso. Mejor no le des ni una gota.
  • Tomate y aguacate: Se ha visto que su consumo crudo causa daños en el sistema digestivo, los riñones. También afecta su sistema respiratorio. Son más dañinos si los consumen crudos.
  • Hígado: entre los componentes del hígado hay vitamina A, que no son asimilables en altas cantidades por los perros. Por lo que es mejor que se lo des en pocas cantidades, y de forma espaciada.
  • Alcohol: los perros no están preparados para funcionar con consumo de alcohol. Los riñones sufren alteraciones, que incluso podrían ser letales para los caninos.

 

Cómo ayudar a un perro envenenado

Una situación de emergencia, que esperamos que nunca vivas, es el envenenamiento de tu perro. Pero si llega ocurrir lo mejor es que sepas cómo ayudar a un perro envenenado. Entre otras cosas para que lo puedas auxiliar con rapidez y así evitar daños graves.

La acción que suele toma de inmediato es causar el vómito. Pero, cuidado, solo hay que hacerlo con ciertas condiciones. Es indispensable que el perro esté consciente, caso contrario las consecuencias serían más graves.
Otro elemento que necesitas saber es el tipo de veneno. Debido a que si es un veneno corrosivo, causará mucho daño en las vías digestivas al devolverlo. Hay que considerar que si ya han pasado horas, la digestión estará en proceso avanzos y no tendrá efecto hacerle vomitar.

Hay casos en que el aceite ha logrado salvar al perro al hacerlo vomitar. Pero no es muy recomendable, ya que puede ocurrir que termine en los pulmones. Creando un problema mayor. Al igual que no debes darle agua o comida, hasta conocer lo que causó el envenenamiento.

Para causar el vómito es preferible usar agua oxigenada. Puedes mezclar unas dos cucharadas con agua. Se recomienda una media de dos mililitros por cada kilo de peso. Coloca la solución en una jeringa e introduce el líquido con fuerza apuntando al fondo de la garganta.

También puedes colocar un puñado de sal bajo la lengua o diluirla en agua. Luego, hacer el mismo procedimiento, usar una jeringa y empujar el émbolo a presión. El objetivo es que el líquido entre con fuerza para generar la reacción.

En unos 15 o 20 minutos debería vomitar. En caso de que no ocurra, repite el procedimiento. Pero no lo hagas una tercera vez. Ya para ese momento es mejor contactar al veterinario.

El uso del carbón activado está ampliamente recomendado. Se usa como absorbente de las toxinas. Se mezcla con agua y se le da al perro. La combinación se calcula de 20 ml por cada 5 kg.

En los envenenamientos que puedas verificar ocurrió por contacto con la piel, también puedes ayudar a tu perro. Lava con agua y jabón por 10 minutos o más tiempo. Usar mucha agua para retirar toda las sustancia. Evita que pase la lengua por la zona.

Síntomas de intoxicación de un perro

Detectar que algo no va bien con tu perro es necesario para poder actuar. Aprende a reconocer estas reacciones como síntomas de intoxicación de un perro.

  • Exceso de saliva
  • Vómito
  • Diarrea
  • Sacudidas musculares
  • Dificultad respiratoria
  • Hemorragias visibles en cualquiera de sus orificios
  • Convulsiones
  • Inestabilidad, incapacidad de coordinar sus movimientos.

Acudir al veterinario de urgencia

Las señales de alarma no deben ser ignoradas. Puede haber muchas causas para ver reacciones y conductas inusuales en tu mascota. Desde alimentos que son tóxicos para un perro, hasta contacto con sustancias u otros animales peligrosos.

Detectar alguna de las señales de intoxicación es motivo para ir de inmediato al centro veterinario. También la presencia de sangrado, la pérdida de conocimiento, mareos.

  • Dejar de comer o evacuar
  • Fracturas o dolor pronunciado
  • Tragar algún objeto que no pueda digerir o que sea filoso
  • Sangrado
  • Desmayos, mareos
  • Problemas respiratorios

Prevención de otra intoxicación

En caso de que tu perro sufra una intoxicación es muy importante que conozcas como ocurrió. Es decir, saber que elemento la causó. Alimentos, medicinas, basura, productos químicos.

De esta manera puedes tomar las precauciones para que no vuelva a ocurrir. Resguardar los medicamentos fuera de su alcance. También puedes entrenarlo para que no urge en la basura, ni trague lo que consiga en la calle.
Prevenir otra intoxicación depende de que conozcas todas las sustancias, incluidos alimentos que pueden ocasionar daños en tus perros. Evita incluir en su dieta estos, para no hacerlos pasar por una situación delicada.

Cualquier producto químico debe ser cuidadosamente resguardado. En los perros la curiosidad es un instinto muy fuerte, por lo tanto, hay que adelantarse con adecuadas medidas. Esto también incluye las medicinas. Muchos medicamentos son muy peligrosos para tu mascota. Guardarlos y cerrarlos bien, también es una forma de cuidar tu perrito.

Son muchas las medidas que puedes tomar para ayudar y prevenir intoxicación en tu perro. Deseamos que todos estos datos sean valiosos para reguardar su salud y darle una vida feliz.

0 Comentarios

Deja un Comentario