Distinguir si un gato pequeño es macho o hembra

Para los muchos amantes de los gatos, estos animalitos hermosos tienen algo de misterioso. Sin duda, uno de esos muchos misterios es como saber si un gato pequeño es macho o hembra.

Los gatos son elegantes, independientes y con un carácter especial. Estos felinos son adorados por una gran cantidad de personas. Y hasta han quedado registros de civilizaciones antiguas que se entregaron a su veneración.

En sus primeras semanas de vida, hay muy poca diferencias entre los genitales de hembras y machos. Hay que recordar que, durante un lapso de tiempo, los órganos externos de ambos sexos son muy similares; por lo que resulta casi imposible distinguirlos.

De acuerdo a los expertos es necesario esperar, por lo menos, a que tengan 21 días de nacidos. A partir de ese punto se pueden hacer las diferenciaciones anatómicas entre los gaticos.

Aspecto órganos genitales femeninos y masculinos de cachorros

Ahora bien, a pesar de lo que comentamos de las diferencias de órganos genitales femenino y masculinos de cachorros, existen algunas estrategias para reconocer el sexo cuando son pequeñines.

Una de estas estrategias tiene que ver con una inspección en la zona genital. Con una observación directa y detallada, se pueden captar algunos matices que revelan si un gato es macho o hembra.

En los gatos el área genital se encuentra bajo la cola. Por lo que para verificar su sexo es necesario subirles la cola. Algo que debe hacerse con mucho cuidado.

Allí se podrán observar dos orificios. Uno, el primero, corresponde al ano. Se podrá ver que son idénticos en ambos. Por debajo de este orificio y mirando en dirección hacia el abdomen, se puede observar un segundo orificio que corresponde al órgano genital.

En esta etapa, los testículos del macho no se han desarrollado. Lo que si puedes detectar es que hay una distancia mayor entre el orificio del ano y el segundo que corresponde por donde micciona. Esta distancia podría verse como de dos a tres centímetros.

La diferencia con las felinas, es que entre el ano y el otro orificio hay una menor distancia, ambos están bastante cerca uno del otro. Además, hay otro rasgo. Se trata de una especie de línea o ranura, que da la impresión de unir ambos orificios en un mismo segmento. Dando la impresión de que forman una “i” donde el punto es el ano.
Cuando ya han crecido más, las diferencias son notorias. En el macho, bajo el ano se podrá distinguir una especie de bolsa, donde están resguardados los testículos.

¿Cómo saber si un es macho o hembra por el color?

El examen detallado y directo de la zona genital no es lo único que puedes hacer para distinguir si un gato es macho o hembra. Te lo hemos presentado primero, porque es una de las formas más confiables de verificarlo.

Tal vez te sorprenda saber que el color de su pelaje también aporta datos. Existen unas cualidades con sus colores que te permiten orientar sobre el sexo de los gatitos.

En el mundo de los gatos se da una curiosa particularidad, esta tiene que ver con los colores de sus individuos. Resulta que en los gatos machos se ha determinado que casi el 100% solo pueden presentar dos colores en su pelaje. Es inusual, por no decir casi excepcional, que un macho presente tres combinaciones de colores.

De hecho son tan raros los machos con estos colores, que se han identificado bajo el síndrome de Klinefelter. Estos ejemplares son casi siempre estériles.

Lo más usual es que el macho presente un solo color. En su manto predomina el negro o el naranja en juego de varios matices. También puedes ver que presentan degradación de colores. En los que se combinan negros, grises, azules, así como el negro o el naranja combinado con el blanco

En cambio en las hembras puedes observar que reúnen, en su cuerpo esponjoso, tres colores. Por lo que esto es de gran ayuda para identificarlas.

Consejos para la exploración de cachorros

¿Quieres saber más sobre la exploración de cachorros? Entonces tenemos para ti unos consejos muy útiles, y ayudarán a sentir más cómodos a los cachorros. Ya que esa exploración genital no es muy de su agrado, como te puedes imaginar.

Toma en cuenta que son cachorros, siendo tan pequeños son muy sensibles a todo contacto. Por lo tanto, revísalos de modo delicado. Así también se sentirán más cómodos.

Los cachorritos también son muy delicados a la exposición a bajas temperaturas. Hay que cuidar que no esté muy frio el ambiente donde los vas a revisar.

Para que tengas una idea, los gaticos se mantienen pegados a su madre porque no pueden regular su temperatura a esa edad. De allí la importancia que no esté muy frio el sitio donde verificarás si el gato es macho o hembra.

Para relajar al gato es aconsejable que lo acaricies, incluso que le hables de un modo cariñoso. Una vez que sientas que estás muy tranquilo, entones puede proceder a levantar su cola para examinarlo. En caso de que esté inquieto es mejor dejarlo con su madre, y hacer la revisión en otro momento.

Es recomendable el uso de guantes. Esta medida es tanto para protegerte a ti, como para proteger al felino. Así se evitarán lesiones, contaminaciones posteriores. Al final, quieres lo mejor para tu pequeñito.
¿Por qué no separar gatos pequeños de sus madres?

Es muy delicado separar gatos pequeños de sus madres. Uno de los motivos ya lo mencionamos, tiene que ver con su incapacidad para mantener su temperatura. Ese mecanismo lo desarrollarán después.

Una habilidad que deben aprender los gatos pequeños es la socialización. Es decir, relacionarse con otros gatos, animales en general y humanos. Esto ocurre a partir de la segunda semana y se extiende hasta alrededor de dos meses, cuando ya empiezan a explorar el mundo.

La cercanía de la madre y los hermanos, le dará seguridad, confianza para conectar con su entorno. Así logrará adaptarse bien a las personas y otros animalitos, sin conductas agresivas.

Puede parecer evidente, pero es necesario recordar que la alimentación que recibirá de su madre es única. Será nutrición y fuente de protección ante enfermedades. También aportará para un crecimiento saludable.
Por estos motivos, se sugiere, que la separación de la madre ocurra luego de las 12 semanas. Con este tiempo tendrá las condiciones físicas y de conducta aptas para adaptarse a otro ambiente.

¿Lista para diferenciar si un gato es macho o hembra? Confiamos que con toda esta información ya no tengas dudas al respecto. Y además, tengas una relación feliz con tus mininos.

0 Comentarios

Deja un Comentario