en ,

Perros y gatos juntos: ¿es realmente posible que convivan en paz?

Siempre se ha pensado que tener perros y gatos juntos es una locura debido a la mala relación que se supone que tienen los miembros de estas razas cuando comparten espacio, pero ¿es cierto todo lo que se dice o podemos tener en casa a estos animales sin temor a que se hagan daño?

Perro y gato, ¿son realmente compatibles?

Hay que establecer ciertos matices a la hora de asegurar que puede haber armonía en perros y gatos juntos, ya que lo mejor para que convivan en paz es que se acostumbren a la presencia del otro desde cachorros.

perros y gatos juntos

Por tanto, perro y gato pueden llevarse bien si conviven desde que son cachorros, ya que se conocerán desde el principio de sus vidas.

Perros y gatos: convivencia

La otra posibilidad es que alguno de estos dos animales llegue al hogar más tarde que el otro: en este caso, hay que seguir una serie de pasos con detalle para garantizar una convivencia de perros y gatos correcta, sin ningún posible altercado.

Los primeros días les mantendremos en estancias separadas, acostumbrándose a la presencia del otro desde la distancia; puedes recurrir al truco de que el nuevo inquilino huela tus manos tras haber acariciado al más veterano y así se adapte a ese olor. También puedes realizar este paso a la inversa.

Puedes hacer que se vean sin mantener ningún contacto físico, pasando a la etapa visual en su proceso de conocerse más profundamente manteniendo la correa del perro en todo momento para evitar sustos.

Siempre teniendo presente cómo es el carácter del animal que ya tenías en casa, podrás acercarles. Lo normal es que el gato, dada su actitud natural, busque en algún momento algún mueble alto donde subirse para sentirse seguro si ve que el perro adopta una actitud agresiva.

Si ves que se da algún que otro bufido o ladridos excesivos, así como el pelo del gato totalmente erizado, es lo más normal del mundo; es su respuesta ante un estímulo tan novedoso como la compañía de otra raza de animal con la que se asocia cierto odio.

Con el paso de los días, el uno se acostumbrará a la presencia del otro y poco a poco dejarán de extrañarse. Dependiendo de la forma de ser de cada uno, es posible que este periodo de adaptación sea más o menos largo, algo que no debe preocuparte demasiado.

perros y gatos juntos

De todas formas, lo mejor es que trates de vigilarles para evitar actitudes negativas. Además, si observas ciertos comportamientos indeseados en alguno, tienes que decir un “no” seco y, cuando se alejen, ofrecer un premio para que entiendan lo que quieres transmitir.

Por tanto, durante los primeros días, lo mejor es que no dejes a perros y gatos juntos cuando no estés en casa porque no podrás controlarles de igual manera.

¿Y si mi gato ataca a mi perro?

Puede que en algún momento se den ciertas riñas en los primeros días de perros y gatos juntos; puede ser algo normal que, en los momentos de juego entre ellos, parezca que se trata de que mi gato ataca a mi perro.

Si ves que se trata de peleas de gatos y perros, deberás separarles en estancias distintas haciéndoles ver que esa actitud no es la correcta. Así captarán el mensaje de que lo que quieres es ver gatos y perros jugando en lugar de peleando.

Estos son algunos de los puntos más importantes en busca de la mejor convivencia entre estos animales, en busca de acabar con el mito y que tus mascotas no se lleven como el perro y el gato.

¿Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 trucos sobre cómo evitar que los gatos arañen los muebles

Mi perro muerde la correa al pasear: causas y soluciones