Cuidado bucal para perros

Lo creas o no, el cuidado oral de los perros es tan importante como lo es para las personas. El cuidado bucal adecuado afecta la salud del animal en general.

Placa y sarro

La saliva, las proteínas, las bacterias y las partículas de alimentos forman diariamente placa en los dientes, cuyo grosor aumenta gradualmente si no se cepilla los dientes. Los minerales contenidos en la saliva convierten la placa en sarro, un depósito duro en el diente a lo largo del borde de la encía amarillenta. El sarro puede irritar las encías y provocar el desarrollo de gingivitis, la primera etapa de la enfermedad periodontal.

Problema para cualquier edad

A medida que el perro envejece, el problema puede empeorar. Las bacterias y las toxinas afectan el diente, los huesos, las encías y el tejido conectivo alrededor del diente, lo que puede provocar infecciones graves y pérdida de dientes.

Las bacterias que causan la infección pueden poblar los pulmones, el hígado, los riñones y el corazón si entran en la circulación sistémica.

Por lo tanto, cuidar la higiene bucal de un perro no solo ayudará a mantener su salud, sino que también evitará enormes facturas por los servicios de dentista.

Signos característicos

Su veterinario ayudará a identificar cualquier problema de salud durante el examen anual de su mascota, pero hasta entonces deberá controlar de manera independiente algunos signos:

  • Depósitos de sarro de tinte amarillo y marrón en los dientes a lo largo de la línea de las encías.
  • Dificultad para comer
  • Encías edematosas y sangrantes
  • Mal olor de la boca

Recuerde que un mal olor de la boca puede ser causado por una serie de razones, incluidas las enfermedades, por lo que no debe atribuirlo al hecho de que el perro es viejo.

Buen cepillo de dientes

Entonces, ¿cómo cuidas la boca de tu perro? En general, lo mismo que para el suyo: cepillado regular, nutrición adecuada y visitas regulares al dentista. Será más fácil para un perro cepillarse los dientes si comienza a acostumbrarse a esto desde una edad temprana, aunque nunca es demasiado tarde para comenzar.

No use pasta de dientes para humanos; los perros experimentan estrés por la aparición de espuma y, además, puede causar indigestión. Hay pastas de dientes especiales para mascotas que son más seguras y tienen un sabor mucho mejor.

Dependiendo del tamaño de los dientes y la boca del perro, puede usar un cepillo de dientes estándar. Sin embargo, hay cepillos de dientes especiales que se usan en el dedo y facilitan el proceso de limpieza. Descubra lo que recomienda su veterinario.

Cómo simplificar la tarea

Para acostumbrar a un perro a lavarte los dientes, primero debes calmarlo y animarlo. Ponga un poco de pasta en su dedo y masajee suavemente sus dientes para que pueda acostumbrarse a esta sensación. Quizás al perro no le guste al principio, pero sea paciente y logre el resultado deseado.

Cepille sus dientes con movimientos circulares, prestando especial atención al borde de los dientes a lo largo de la línea de las encías. Antes de limpiar, cepille verticalmente hacia el centro de la boca para eliminar toda la placa eliminada.

El perro debe cepillarse los dientes al menos una vez a la semana, o mejor todos los días.

Alternativas al cepillado de dientes

Existen dietas y golosinas especialmente diseñadas para perros que reducen la formación de sarro y previenen el desarrollo de enfermedades periodontales.

Esta es la forma más fácil de proporcionar algún tipo de cepillado todos los días.

Hable con su veterinario sobre qué método es el mejor. Recuerde que mantener la higiene bucal de un perro es fundamental para su estado general.

0 Comentarios

Deja un Comentario