El vademécum veterinario es un gran aliado para los profesionales de la veterinaria, ya que en él se encuentra toda la información técnica de los diferentes fármacos que se utilizan para tratar a las mascotas (perros, gatos, pájaros, roedores y otros animales). En un vademécum para perros se puede buscar cualquier solución para hacer frente a patologías caninas y también vacunas.

Uno de esos medicamentos que aparecen en el vademécum veterinario es Cardotek, un potente tratamiento desparasitario para perros. Este comprimido masticable se puede administrar con o sin comida y contiene pamoato de pirantel e ivermectina, la lactona macrocíclica de referencia para prevenir la dirofilariosis canina.

¿Qué es un vademécum veterinario?

En el vademécum veterinario para perros podrás encontrar fármacos específicos para estos animales. Además puedes consultar la sección de formación para veterinarios, donde tienes a tu disposición una amplia guía sobre patologías caninas, documentación científica actualizada, material formativo para veterinarios y por supuesto, toda la información sobre vacunas.

Si tienes alguna duda a la hora de realizar tu práctica profesional no dudes en visitar este vademécum con el que podrás resolverlas. Aquí encontrarás toda la información necesaria sobre los diversos aspectos de la farmacología veterinaria orientada a tratar a los perros. De forma precisa se explica la clasificación, prescripción y administración de los medicamentos disponibles actualmente. 

La desparasitación canina

Uno de los factores más importantes para mantener la salud de las mascotas en buen estado es mantener una correcta desparasitación, y para ellos, además de Cardotek perros, se pueden utilizar otros productos de la gama de Frontline Mascotas para perros, gatos y otras especies. Estos fármacos antiparasitarios consiguen que el animal esté adecuadamente protegido ante la infección de pulgas, sus huevos y larvas, piojos y garrapatas. Frontline Spray actúa de manera rápida y eficaz, mientras Frontline TriAct es una pipeta exclusiva que funciona para repeler y además matar al flebotomo transmisor de la leishmaniosis.

La desparasitación de nuestros peludos puede ser externa e interna, esta última se hace a través de un comprimido que el perro come como si fuera una chuchería. Este

fármaco, administrado por vía oral es muy seguro y cuando se ingiere, sus componentes pasan al torrente sanguíneo y desde ahí llega a los tejidos del perro. El medicamento administrado funciona de manera que, cuando el parásito pica al animal, absorbe las sustancias que se encuentran en el tejido y muere.

En el caso de las pipetas de Frontline Tri-Act, estas están formuladas para actuar de forma eficaz contra 5 tipos de ectoparásitos: flebotomos, mosquitos, moscas, pulgas y garrapatas. Esta pipeta previene la infestación eliminando las pulgas durante 4 semanas y alcanza una eficacia del 95% durante la primera semana. Además, también protege frente a las tres principales especies de garrapatas.

En el caso de que prefieras una desparasitación externa puedes usar Frontline Spray, un potente tratamiento antiparasitario que actúa por contacto y con el que se consigue un resultado muy rápido en caso de infestación, acabando con pulgas, garrapatas y piojos

 

 

 

0 Comentarios

Deja un Comentario