En los últimos años, en el terreno del campo de los cuidados veterinarios, han ido ganando terreno los planes de salud para mascotas. Por ello, a continuación, abordaremos en qué consisten exactamente estos planes de salud veterinarios, los beneficios asociados a ellos y los aspectos a los que debemos atender antes de contratarlos.

Qué es un plan de salud veterinario

Los planes de salud veterinarios son programas que contemplan una serie de medidas preventivas programadas a lo largo de un año que garantizan la salud de nuestra mascota. Entre estas medidas, también se encuentran acciones orientadas a realizar el diagnóstico precoz de determinadas enfermedades que pueden afectar a nuestros animales.

De este modo, entre el primer tipo de medidas podemos encontrar, por ejemplo, el calendario de vacunación y desparasitaciones, mientras que dentro de las acciones de diagnóstico precoz estarían las revisiones periódicas y las pruebas y chequeos de carácter diagnóstico.

Los planes de salud veterinarios constituyen un acuerdo comercial entre el propietario del animal y una clínica veterinaria, que aporta claros beneficios a las tres partes implicadas: el animal, el propietario y la propia clínica.

Beneficios de los planes de salud para mascotas

El beneficio principal de contratar un plan de salud para mascotas radica en el hecho de que gracias a él podemos prevenir diferentes afecciones, así como detectar a tiempo aquellas que no podemos prevenir. Por ello, otra de las ventajas de los planes de salud veterinarios es que estos aumentan la esperanza de vida de nuestras mascotas. De hecho, está comprobado que los animales que cuentan con un plan de salud personalizado tienen una esperanza de vida un 25% mayor que las mascotas que no disponen de él.

Otro de los beneficios de los planes de salud para mascotas es que estos ayudan a prevenir enfermedades, ya que incluyen medidas sanitarias preventivas como las vacunaciones o las desparasitaciones, entre otras. Además, estas medidas preventivas siempre están adaptadas a la edad de cada animal y a sus condiciones de vida. En este sentido, si contratamos un plan de salud para perros, este se adaptará a las particularidades del animal.

Asimismo, los planes de salud veterinarios ayudan a diagnosticar precozmente los problemas o enfermedades que pueden padecer nuestras mascotas a través de la realización de revisiones periódicas y pruebas diagnósticas. De esta manera, nuestra mascota estará chequeada en todo momento.

Aspectos a tener en cuenta

Antes de contratar un plan de salud para mascotas, hay una serie de aspectos que tenemos que tener en cuenta. Así, en primer lugar, es fundamental observar si el plan de salud solo contempla servicios de prevención o si, por el contrario, también incorpora acciones de diagnóstico precoz de enfermedades. De no ser así, el plan de salud será incompleto y no cubrirá todas las necesidades de nuestra mascota.

Además, también es importante que el plan de salud veterinario contratado se adapte a la edad de nuestra mascota, de forma que los servicios incluidos se vayan modificando en función de la edad del animal. Igualmente, en el terreno económico, es recomendable optar por seguros de salud que se puedan pagar en cuotas mensuales para, de este modo, evitar tener que hacer un desembolso importante en un solo pago.

0 Comentarios

Deja un Comentario