Las ratas son roedores con una alta fertilidad, que ha sido una ventaja evolutiva que les ha permitido a estos animales permanecer en el planeta, ocupando prácticamente todo el mundo y, sobre todo, las zonas urbanas.

Lo que comúnmente llamamos rata, se compone de más de 60 especies, tienen el cuerpo alargado, las patas anteriores más cortas, las cuales usan para tomar alimento, las patas traseras son más fuertes. La cola larga, delgada y desnuda es característica distintiva de estos animales.

Las ratas hembras son ligeramente más pequeñas que los machos, llegan a la madurez sexual a los 2 meses de edad y pueden tener 8 partos al año, cada uno con una gestación de menos de un mes.

Esto hace que la tasa de reproducción de una pareja de ratas sea muy alta, en un año pueden tener más de 500 descendientes.

Reproducción de la rata

Los machos pueden copular todo el año, en cualquier momento que consigan una hembra en celo. Las hembras presentan celos frecuentes, que solo se detienen en hacinamiento, en temperaturas extremas y en épocas del año con días muy largos o muy cortos.

Cuando inicia el celo de la hembra, hay una ventana de 14 horas para realizar un apareamiento que las fertilice. Luego de esto, en aproximadamente 3 semanas la hembra dará a luz a su camada.

Las crías de rata comienzan su independencia unos 21 después, y al mes de su nacimiento ya viven alejadas de su madre, totalmente independientes. La madurez sexual la alcanzan alrededor de los 2 meses de edad, pero casi siempre la primera cópula la realizan un mes después de eso.

Gestación de la rata

La rata tiene una gestación de entre 20 y 22 días. Luego de la cópula, más o menos 15 días después, la rata comenzará a construir su madriguera, también llamada nido. La madriguera es el sitio donde dará a luz y amamantará a sus crías, la rata la construye con abundante material mullido para estar cómoda con sus crías.

En la época en que está construyendo el nido, la rata evidencia el desarrollo mamario, esta es la preparación para amamantar a sus crías.

Parto y número de críasRata marrón

Al final de la tercera semana de gestación, la rata da a luz.

Si te preguntas cuántas crías puede tener una rata, te decimos que la camada está compuesta por unos 8 a 12 individuos, pero en algunos casos pueden ser más, llegando a las 16 o 18 crías. El record de más crías en una camada registrada hasta ahora es de 32.

Si tomamos en cuenta que cada rata hembra puede preñarse unas 8 veces al año, significa que cada una puede llegar a la centena de crías anuales.

Crianza de la camada

En estado salvaje, la rata suele amamantar a sus crías por 3 semanas sin problema, pero si hay alguna situación que a estrese puede surgir el canibalismo con las crías.

En cautiverio hay también peligro de canibalismo, sobre todo si las crías son manipuladas, si la rata es molestada para exámenes u observaciones, etcétera.

Durante el periodo de lactancia, la madre debe estar tranquila y tener a su disposición alimento adecuado, para que todo transcurra con normalidad.

Las crías de ratas nacen ciegas y sordas, por lo que son totalmente dependientes de su madre, tampoco tienen pelos, por lo que se juntan todas para calentarse. Esta situación no dura mucho, las crías se desarrollan muy rápidamente.

Vuelta al celo

Al momento del destete y si las condiciones son las adecuadas, la rata puede entrar nuevamente en celo. Si la rata está en cautiverio y no se desean más crías, hay que retirar al macho antes del destete, sino es muy probable que ocurra una nueva gestación.

El celo de la rata pasa por diferentes etapas, una sola de ellas es reproductiva, y dura unas 14 horas, lo cual es suficiente para la fecundación, si el macho está disponible.

Curiosidades de la reproducción de las ratas

  • Aun cuando, en promedio, las ratas paren unas 11 crías, es muy común que tengan camadas de 20. El número de crías por parto depende mucho del tamaño de la especie, mientras más pequeñas, más crías paren. Las especies más grandes de ratas tienen camadas de 7 u 8 crías, rara vez paren más de 10.
  • Existe un cortejo entre las ratas antes de aparearse, ellas se huelen y se dan pequeños mordiscos para estimularse. Si en este cortejo hay disposición proceden al coito.
  • El coito de las ratas dura como máximo 3 segundos. Luego de eyacular, en la entrada vaginal se forma un sello, que no permite que pasen espermatozoides de otro macho.
  • Los machos son maduros sexualmente a las 6 semanas de edad, pero no suelen aparearse sino a las 10 semanas. Los machos no participan en el cuidado del nido, ni se unen afectivamente a la hembra, por lo que continúan copulando sin ningún límite. El número de crías que es capaz de procrear una rata macho no es fácil de calcular.
  • El hecho de tener a ejemplares machos presentes, hace que las ratas hembras experimenten una madurez sexual temprana. Sin embargo, la presencia del macho no estimula el celo.
  • El tiempo reproductivo de una rata es de unos 18 meses a lo largo de su vida. Ese tiempo puede variar de acuerdo a la especie. Si tomamos en cuenta que su vida completa puede durar 2 años, concluimos que pasan casi toda su vida reproduciéndose.
  • Las ratas son tan prolíficas que, si eliminamos a los depredadores, una pareja de ratas puede tener en un año y medio, un millón de descendientes.
  • En los países que tienen las 4 estaciones, en el invierno y el verano, las ratas reducen su capacidad reproductiva. Ellas necesitan un equilibrio entre la luz del día y la oscuridad de la noche para tener el celo con frecuencia.

Como podemos ver, las ratas y su reproducción presentan características muy particulares, dignas de estudio.

0 Comentarios

Deja un Comentario