En casi todos los animales hay una señal de que algo anda mal. Síntomas de que su organismo requiere atención, o también su psicología. Una situación que no puedes dejar pasar por alto es la excreción anormal como la diarrea en conejos.

Son varias las causas por las que puede ocurrir, algunas no revisten mayor peligro. Sin embargo, lo mejor es tomar las precauciones y saber que puedes hacer en esos casos. Cuáles son las alternativas que puede tener para ayudar a tu animalito, así como saber cuál es el momento de llamar al veterinario.

Causas de la diarrea en conejos

Son múltiples los motivos que causan las alteraciones en las deposiciones de estos mamíferos. Desde enfermedades, hasta diferentes factores relacionados con la alimentación.

Entre estos motivos hay que señalar que hay diferentes medicamentos que causan esta reacción. En particular los antibióticos influyen para alterar las excreciones, al afectar los procesos digestivos. Si le indican antibióticos a tu conejo, pide a tu veterinario consejos en caso de que le ocasione diarrea.

La dieta es un factor fundamental en la vida de los conejos. Algo que no puede faltar o tener en cantidades inferiores a lo que necesita es fibra. Por lo tanto una dieta en la que hay muchas proteínas y menos fibra distorsionará su digestión. Otro elemento que hay tener en cuenta son los cambios en los alimentos que se le dan. A menudo ocurre que los nuevos alimentos no son bien recibidos por el trabajo bacteriano natural.

Una posibilidad es que el conejo haya ingerido algo, que no era parte de su alimentación. Alguna planta, por ejemplo, u otro elemento que genera una reacción tóxica.

La presencia de algunos parásitos puede causar coccidiosis. Esta enfermedad afecta la actividad de los intestinos, también al hígado. Produce deposiciones liquidas, abundantes; además va acompañado de fuertes olores en las excreciones.

Como acabar con la diarrea en conejos

Una de las primeras y más importantes medidas es hidratar al conejo. Suministrarle agua, ya sea en su recipiente, o de ser necesario con ayuda de una inyectadora para echarla por el hocico. Con esto se evita que la perdida de líquidos descompense al conejo y lo ponga en una situación delicada

Verifica los alimentos que tiene disponible el conejo. Asegúrate que tenga más fibra que proteínas o carbohidratos, esto ayudará a estabilizar la actividad intestinal.

Estas son acciones iniciales para ayudar a tu conejo. Pero es muy importante que si excrementos no vuelven a ser normales acudas con rapidez con tu veterinario. Así podrá determinar si hay parásitos, virus o cualquier otra causa de la diarrea en conejos.

Medidas preventivas

Hay varias tareas que puedes hacer para evitar que se presenten este tipo de situaciones. Puedes empezar por verificar la higiene de la jaula. Revisarla de manera detallada, para eliminar cualquier elemento negativo, o que pueda representar una amenaza para el bienestar. Una limpieza profunda ayuda a evitar que proliferen microrganismos peligrosos.

En cuanto a la alimentación es vital mantener heno y agua fresca al alcance del conejo. Los otros alimentos como verduras, otros vegetales, es necesario comprobar que también estén frescos. Lo mismo vale si le suministran algún tipo de fruta no azucarada.

Hay que tener en cuenta que, las frutas con elevados contenidos de azúcar pueden fermentarse. Esto generaría problemas gástricos. Además, este tipo de alimento no debe ser suministrado de manera habitual a los conejos.

Las variaciones que hagas sobre la alimentación, es necesario, que sean progresivas. Ir haciendo pequeños cambios, para dar tiempo al conejo y su sistema digestivo que se adapte a nueva dieta.

En caso de que tengas más de un conejito o que haya otros animales, que compartan el espacio, es recomendable mantenerlos separados. Hasta tener certeza de la causa de la diarrea, hay que tener al conejo fuera del contacto con estos. De esta manera evitas que algún tipo de virus, bacterias u otro elemento pueda contaminar a tus ogras mascotas.

Recomendaciones importantes

Los procesos diarreicos tienen muchos peligros. Además del mencionado problema de la deshidratación, que puede poner en riesgo la vida del conejo. También significa que la capacidad de asimilar los alimentos se ve disminuida o incluso restringida. Todos los nutrientes se están desechando.

Esta situación es un elemento más que pone en riesgo la vida del conejo. Por ello es importante observar al conejo, verificar sus desechos, tan a menudo como puedas. De esta manera, podrás detectar pronto cualquier anomalía y tomar acciones para cuidar a tu dulce conejo.

0 Comentarios

Deja un Comentario