Si estás buscando un animal hermoso, cariñoso y tierno el cobaya rex es tu mascota perfecta. Pertenece a la especie (Cavia porcellus) y este grupo en particular tiene un beneficio adicional, es ideal para las personas que reaccionan a los pelos de los animalitos.

Las cobayas, que también son famosas con el nombre de conejillos de Indias, entre otros son mamíferos. Sus necesidades alimenticias están cubiertas por un menú herbívoro que además le permite una buena salud dental.

Hay mucho por saber sobre estos inteligentes animales, y en particular del cobaya rex. Recuerda que para que este tenga una vida saludable y plena, hay que conocer en detalles los cuidados que necesita.

Características de la Cobaya rex

En general este tipo de animales, si tienen una buena alimentación, apoyo del veterinario, y los cuidados adecuados pueden vivir de 5 a 8 años. En algunos casos hay individuos que han llegado hasta los 10 años, aunque no es la regla. Como un hecho excepcional que llegó al libro Guinness de records, una cobaya logró llegar a los 15 años.

El cuerpo de la cobaya tiende a ser un poco alargado, con unas patas cortas en correlación con la longitud del tronco. Esta forma alargada, no es similar a la de un hurón por ejemplo, sino que se tiende a ensanchar del pecho hacia la cola.

El pelaje de estos animales resalta de inmediato. Es un tipo de pelo corto y muy abundante, lo que causa la impresión de ser otro tipo de animal, como una especie de carnero en miniatura. Al tacto el pelaje es fuerte, denso y áspero, además de un mayor grosor que otros cobayas.

La altura de su manto no rebasa un centímetro de altura. Y todas estas cualidades hacen evidente que es una gran protección contra los efectos de condiciones climáticas frías.

El olor del manto varía entre un grupo de colores. Así los cobayas rex pueden lucir de manera predominante cierto tono marrón, rojizo o crema.

Su tamaño y su nombre están relacionados, es la raza que alcanza mayor tamaño con dimensiones que llegan a los 45 centímetros. Una longitud considerable al compararlo con otras razas. Su peso también es destacado, alrededor de los 1500 gramos, aunque no es inusual que algunos ejemplares superen esta medida.

La primera impresión es de fuerza y robustez. Sus orejas tienen un mayor tamaño y por lo general lucen caídas hacia adelante. Su cabeza luce firme, compacta, similar a un pequeño torpedo. Los ojos son rojos y en estado saludable son brillantes y húmedos. Este cobaya no exhibe cola. Los bigotes, también conocidos como vibrizas, rizados son de gran importancia para percibir diferentes sensaciones respecto a todo lo que los rodea, reconocer congéneres, etc. Estos filamentos tienen muchas células y no deben ser cortados o el animal dejará de percibir información valiosa para su actividad.

Si todo lo que has visto hasta ahora te hace sentir que son animales enternecedores, tienes que saber algo más. Los cobayas son animales que hacen sentir sus emociones. Son capaces de emitir una variedad de sonidos, bufidos y hasta, algo muy similar a los gritos. De esta manera hacen saber si están ansiosos, tienen hambre o simplemente quieren recibir tu afecto.

Como hay que cuidar a la Cobaya rex

Si estás considerando hacer de un cobaya rex un compañero en tú casa, tal vez te preocupe el mantenimiento que requiere el pelaje. La buena noticia es que como su pelo es bastante ceñido al cuerpo, además de fuerte, no requiere cuidados excesivos o diarios. Lo que no quiere decir que no necesita de tu ayuda.

Para que su pelo esté en buen estado, así como para desalojar cualquier huésped indeseado, basta con cepillarlo al menos dos veces a la semana. Esta actividad la suelen gozar bastante, siempre que hayan sido educados con paciencia para que no sientan estrés o temor.

Cualquier actividad a la que se vean forzados, no ayudará en su conducta, puede ocasionarles mucho temor y perder la confianza con los humanos.

Todos los envases, que se usan en la alimentación, es recomendable que se laven de manera diaria. De esta manera, ayudas a evitar que se desarrollen bacterias que puedan enfermar a tu mascota.

Las hembras entran en celo una o dos veces al mes, por lo que debes tomar medidas si tienes una pareja de macho y hembra, y no deseas que esta quede embarazada. Lo que es un proceso delicado y de no poco riesgo.

Por lo tanto o bien decides que estén en jaulas separadas, ya que el momento del celo no muy fácil de detectar o acudes al veterinario para realizar la castración. Esta además se recomienda si el macho tiene una actitud agresiva.

La llegada de una nueva cobaya a casa siempre debe llevarse con cuidado. Aunque son animales sociales, les toma su tiempo establecer buenas relaciones con otros de su especie, si no han compartido desde crías.

La mejor forma de hacerlo es mantenerlos en jaulas separadas y luego ir acercándolos. Colocarlos en lugares distintos a sus jaulas, al estar en sitio que no les es familiar se mostrarán más cautos, sin agresividad, por lo que podrán relacionarse de una manera más relajada, sin las peleas que pueden explotar si se ponen juntos sin las precauciones debidas.

La posición de los ojos de las cobayas les permite tener una visión extraordinaria de 340°. Por muy poco logran tener una visión completa a su alrededor. Esto es común en animales que no están en la cima de la cadena alimenticia, sino que pueden ser depredados por otros animales.

Con un campo visual tan amplio es más fácil detectar todo lo que ocurre a su alrededor. Sin embargo, esta disposición visual tiene una debilidad. Las cobayas no tienen visión de fondo, no puede calcular la profundidad, o distancias a diferentes alturas.

Por ese motivo es un riesgo muy grande que se deje en sitios elevados o que su jaula sea muy alta. Al no poder determinar de forma correcta las distancias, pueden caer y lastimarse con gravedad.

Alimentación de la Cobaya rex

El heno es la principal fuente de alimentación para este hermoso roedor. Le suministra muchos nutrientes como carbohidratos y fibra, estos son esenciales para que tenga una digestión sana.

Ahora bien, los cobayas, como casi todos los seres vivos, requieres una dieta variada, que lleve al organismo diferentes elementos que sustenten todas las funciones del organismo. Por lo tanto es importante variar el tipo de heno, usar las combinaciones con otros alimentos.

Además del heno, los cobayas rex son muy receptivos tanto a las frutas como a las verduras. Estas aportan vitaminas, además que de allí extrae una porción abundante de líquido. Y aunque esto es un hecho, de todas maneras hay que disponer de un bebedero con agua fresca y limpia.

Como para estos mamíferos, la humedad no es una buena compañía, puedes optar por tener un bebedero con un dispositivo como un tubo para que extraigan el agua. Esto evitara que la boten en el espacio de la jaula o peor aún que moje donde duerme.

Como tip importante, es mejor que la comida esté a temperatura ambiente en el momento de servirla al cobaya. Alimentos muy fríos o congelados no le serán nada favorables.

Aunque son amante de los vegetales, sobre todo si son fibrosos, es necesario evitar suministrarles algunas hierbas como cola de caballo, perejil, mostaza, así como está prohibido darles alimentos altos en proteínas. Simplemente su cuerpo no está hecho para procesar este tipo de alimentos.

Comportamiento de la Cobaya rex

Estos hermosos roedores se distinguen por ser sumamente sociales. Al principio, si los recibes pasada la etapa de cría, es posible que se muestren muy cautelosos, de hecho se pueden sentir en territorio desconocido y quedarse paralizadas, lo que harían para evadir un depredador.

Pasada la etapa del reconocimiento se vuelven, para decirlo en una sola palabra, inseparables. Se comporta con una total devoción y afecto por el ser humano con quien de manera habitual comparten.

Hay que agregar que es un animal que puede pasar mucho tiempo jugando. Además, no se puede olvidar que necesitan recibir atención, así que hay que dedicarles tiempo para que no se sientan abandonadas.

La actividad física no puede faltar en sus vidas. Una cobaya que pasa mucho tiempo encerrada es muy probable que desarrolle algún tipo de enfermedad. Se va a deprimir y tendrá reacciones perjudiciales. Este es otros motivo para que lo hagas disfrutar en ambientes seguros en los que pueda correr.

Una actividad que puedes hacer es esconder fruta, ponerlos bajo algún recipiente, o detrás de algún objeto. La idea es que estimule tanto su olfato como su deseo de buscar y mantenerse en movimiento.

0 Comentarios

Deja un Comentario