Tener una mascota en casa es más que tener solo un animalito, es crear el compromiso para cuidarlo y darle el mejor trato posible. Para ello hay que saber todo lo que puedas sobre esa especie en particular, su alimentación y lo necesario para que su salud no decaiga. Y en caso de que se enferme tengas idea de lo que está en tus manos hacer para que se recupere. Una enfermedad que debes conocer es la pododermatitis en cobayas.

Estos tiernos y hermosos pequeños son mamíferos, identificados como roedores que desde hace mucho tiempo son parte de la vida de los seres humanos. En general no es una especie que amerite grandes cuidados, pero si hay que tener en cuenta las claves que les ayuda a estar en perfecto estado.

Existe una gran variedad en esta especie, se habla de 50 grupos. Se puede ver esta amplia variedad en todos los colores, combinaciones de tonos, manchas. De la misma forma el pelaje es distintivo, hay razas con pelaje corto, sin pelo, pelaje largo, manto liso o con rosetas. Y en toda esta variedad los consejos y tips de salud son igualmente válidos.

Problemas que pueden afrontar las cobayas

Ya mencionamos que los cuy, cuyos, conejillos de Indias, que son otros nombres de la cobaya, son animales saludables. Sin embargo, gracias al trabajo de los científicos especializados se ha podido realizar un registro de los desafíos de salud que mayormente afrontan. No quiere decir que todas vayan a tener uno de estos problemas, sino que cuando van al veterinario, lo más usual es por uno de estos problemas.

En las cobayas, y en otros animales similares, la digestión responde a un metabolismo rápido. Esto está relacionado a su tamaño y su historia cuando eran animales de presa. Tenían que comer y hacer la digestión rápido o serían el almuerzo de un depredador. Por lo tanto la dieta debe ser la adecuada.

Necesitan que el heno sea entre el 80% o 90%, las frutas y las verduras son necesarias en cantidades adecuadas, una disminución de consumo de fibra es peligroso. De hecho es una de las razones para que tengan fallos digestivos. Recuerda que son animales que no pueden expeler sus gases, no pueden vomitar, entonces cualquier problema que ocasione que se abulte y tense el estómago se puede volver grave en tan solo unas horas.

Hay que evitarles alimentos con muchos carbohidratos o con elevados niveles de azúcares. Y como dato adicional necesitas saber que si tragan pelo en exceso también tendrán problemas en la zona abdominal. Por lo que el cepillado, sobre todo en las razas de pelo largo es muy necesaria.

El carácter de las cobayas no es el de más coraje. Se asustan con facilidad, son tímidos, no resisten el maltrato, la agresividad, incluso la brusquedad. Todas estas situaciones, así como los cambios bruscos de ambiente o de alimentos les generan estrés. Puede parecer que no es grave, pero este factor es un desencadenante habitual de muchas enfermedades que pueden convertirse en situaciones graves. El sistema digestivo, la piel, el pelaje, todo puede afectarse con esta situación.

Además de todo lo mencionado, hay algo muy relevante que puedes hacer para que no llegue a ese estado, darle tiempo y amor. Son animales sociales, una vez que creen confianza serás insustituible para ellos, tu ausencia o que no le dediques atención los va a alterar.

Otro problema que los puede afectar es el escorbuto. Es una enfermedad con una causa bien conocida: falta de vitamina C. Así como nosotros y muchas especies, la cobaya no la genera con sus procesos químicos, necesita de la dieta correcta para recibirla. Los síntomas que desarrollan son letargia, falta de actividad, sangramiento en las encías, perdida de pelo entre otras. Debe ser atendida de inmediato.

Hay que mencionar que el organismo de la hembra puede enfrentar un desafío importante. En su cadera se articulan tres huesos con una estructura cartilaginosa. Esta se debe deshacer para que se muevan los huesos y permitir el espacio para que salgan las crías. El problema es que si el primer parto ocurre cuando tiene más de siete meses, la estructura se ha hecho sólida, por lo que el canal de parto se obstruye. Hay que actuar rápido porque tal vez necesite una cesárea para salvarla.

¿Qué es la pododermatitis?

Se trata de una infección que puede alcanzar distintos niveles de severidad. Como su nombre lo indica es una enfermedad que afecta las patas de los animales. Puede aparecer en aves, mamíferos.

Empieza como una lesión, inflamación que luego, finalmente, se infecta generando diferentes problemas. Dolor, lesiones abiertas, dificultad para que el animal se mueva y puede llegar a causar la muerte.

Su alcance no se limita a una pata sino que puede afectar todas las extremidades, por lo tanto hay que hacer lo posible por prevenirla.

Pododermatitis en cobayas

En muchos casos este problema tiende a aparecer en las extremidades delanteras. Allí el crecimiento excesivo de las uñas las lleva a formar una curvatura anormal, en consecuencia también la piel tiene una dimensión que no es normal sobre todo en las zonas laterales.

En todo caso la pododermatitis en las cobayas se vuelven sumamente dolorosas. Se les forman unas llagas que dejan abierta y expuesta el tejido interno, causa hemorragias. En caso de que la infección llegue a la zona ósea, puede ser necesario que se llegue a medidas extremas como una amputación.

Aun si la enfermedad no llega a estos extremos, el roedor tendrá cambios en sus costumbres, es muy probable que se quede en un solo sitio, pierda interés en moverse, deje de comer, así como otras situaciones.

Causas de la pododermatitis en las cobayas

Estas lesiones suelen iniciar con una superficie inadecuada donde pisan las cobayas. Son muy perjudiciales tenerlos superficies muy ásperas, irregulares, rejillas o similares. Esto va dañando la extremidad hasta que empieza a inflamarse.

También puede ocurrir por el estado en que se encuentre la jaula. La falta de mantenimiento o una limpieza inadecuada, conlleva la aparición de microorganismos.

La alimentación y el peso de la cobaya también intervienen en esta enfermedad. Por ello es importante no darle exceso de comida o dejarlos muchos tiempo sin actividad física, ya que la obesidad es un detonante de esta enfermedad y otras afecciones.

Por estas causas es fácil ver las acciones que se deben seguir para prevenir esta peligrosa enfermedad. Hay que tener una higiene constante y adecuada de la jaula, del sustrato y los utensilios que suele estar en contacto con la cobaya.

El sitio que usa de cama, o si usa un accesorio, una tela, una manta debe estar siempre seca. La humedad es un enemigo de estos peluditos.

La falta de vitamina C también influye en esta enfermedad, una razón más para que no falte en su dieta.

Recuerda que el ejercicio es una necesidad en estos animales. Hay que sacarlos y dejarlos fuera de la jaula tanto como sea posible, que pasen mucho tiempo fuera de ella. Además, hay que jugar con ella, hacer actividades que lo hagan moverse. Es algo que disfrutan y también sirve para acercarte más con tu mascota.

Lo más recomendable es que la mayor parte del tiempo la puerta de la jaula permanezca abierta. De esta manera podrán salir cuando lo deseen, moverse, correr. Esto las hará sentirse relajadas y felices. Además de ayudar a prevenir esta enfermedad. Por supuesto, hay que hacer esto en un espacio cerrado, que no implique peligros para la cobaya o que esté bajo vigilancia para que no se lastime.

Hay tratamiento para esta enfermedad. Consiste básicamente en la aplicación de antibióticos en la zona lesionada. La cantidad, el tiempo y concentración de los medicamentos dependerá del veterinario. El evaluará el nivel o avance de la enfermedad, de lo que dependerá la recomendación.

Es muy probable que también requiera hacer una limpieza de la zona dañada. Esto requerirá el uso de algún antiséptico para que permanezca sin correr el riesgo de una contaminación.

Mantener las mejores condícenos de tu mascota, aparte de todas las recomendaciones que te hemos hechos, es también hacer visitas al veterinario. Así podrá detectar cualquier problema a tiempo, con lo que evitarás que sufra tu cobaya o se ponga en riesgo su vida.

0 Comentarios

Deja un Comentario