Entre los distintos animales que con mayor fuerza tienen presencia en los hogares está el cobaya. Son muchos los motivos para que este hermoso animalito esté entre los primeros en la lista de deseos de los amantes de los animales. Dado que este genera tanta atención y curiosidad es importante todo lo que puedas sobre sus costumbres, atenciones, etc. por lo que hablaremos del cobaya peruano.

Estos animalitos son conocidos bajo diferentes nombres, estos varían de acuerdo a la región. También se han hecho conocidos como seres vivos que forman parte de la historia de grandes beneficios para la humanidad.

Esto, tal vez, te puede sorprender y se debe a que han ayudado en importantes avances médicos que han preservado y mejorado nuestras condiciones de vida. Por ese motivo seguro que no te es desconocido el nombre de conejillo de Indias. De hecho con este nombre se entiende incluso a las personas que se prestan para cualquier tipo de experimento o tarea.

Origen de la Cobaya peruana

En términos generales, al observar a un cobaya este recuerda por su parecido a un conejo. Aunque es más pequeños, sus orejas por lo común son cortas y mullidas, en tanto que la cola apenas es visible.

Aunque esas son unas características de modo amplio, lo más llamativo para muchas personas es su pelaje largo, abundante, espeso; casi podría parecer una muy pequeña oveja de largas barbas. Este aspecto adorable también lo convierte en una mascota adorable, así es la cobaya peruana, aunque no todos grupos de estos animales tienen esta característica

Se trata de un mamífero con un apetito por los vegetales que contengan alto contenido en fibra.

Su nombre científico es Cavia porcellus. Respecto a esta especie es importante saber que muchas razas y subespecies se han creado a partir de diferentes cruces entre distintos grupos. Por lo que se puede indicar que son híbridos. Sin embargo, este grupo, cobaya peruano, también llamado cuy, cuyo, cuye, cuilo, cuis, entre otros, es una especie surgida de la selección natural, lo que la hace más especial.

Son originarias de América del Sur en países como Bolivia, Argentina y obviamente Perú.

Como hay que cuidar a la Cobaya peruana

Dado que son animales con un pelaje voluminoso, esta es una de las primeras zonas de cuidado. Darle un buen mantenimiento evitará que se hagan nudos que le puedan causar problemas. Para evitar este problema y su pelaje se mantenga saludables, es necesario dedicarle tiempo al cepillado diario.

También requiere que se le bañe con el fin de evitar que la presencia de ácaros o parásitos se vuelvan un problema para su salud. Lo que no debes olvidar es que debe ser secado muy bien, ya que si queda con humedad también puede resultar en un problema.

Es importante que tengan las uñas no demasiado largas, ya que esto puede lastimarlas y de hecho no dejan de crecer.

Dado que son roedores, se relacionan con el mundo a través de sus dientes. Así exploran en ambientes nuevos. Para evitar que tus muebles o algún objeto importante o delicado tengan sus marcas dentales, dale un juguete resistente donde pueda ejercer esta actividad necesaria.

Parte de su bienestar depende de las actividades que realice, pasar mucho tiempo encerrados los afecta, por lo que, con los cuidados del caso, hay que dejarlos que salgan de su jaula, corran y se diviertan. Mucho les ayuda que coloques objetos en los que puedan correr, subir, tubos que puedan atravesar. Esto les ayudará a mantener su salud.

La recomendación que no puede faltar en el cuidado de tu cobaya es la visita y supervisión periódica al veterinario. Este te dará sugerencias específicas adaptadas a lo que en particular requiere tu ejemplar. Como respecto a la alimentación, evaluación y otras condiciones.

Así mismo será de ayuda para combatir cualquier posible enfermedad, así como para desparasitarlo.

Alimentación de la Cobaya peruana

Las cobayas son esencialmente herbívoros, por lo que su dieta se debe centrar en heno de buena calidad. Dado que no producen en su organismo vitamina C, es necesario que entre en su organismo con la alimentación, otro motivo para que no le falte el heno. También le ayuda a desgastar sus dientes, algo que necesitan hacer y lo llevan a cabo con lo que consigan en la naturaleza.

 

En su alimentación puedes incluir frutas y verduras, así tendrá otros elementos nutricionales útiles y necesarios.

Otro elemento que no puede faltar es tener agua fresca y limpia. Evitar dejarla varios días, ya que los insectos depositan larvas que pueden causar enfermedades.

Hay que considerar que estos animalitos pueden tener un apetito muy voraz, por lo que hay debes vigilar que no coma en exceso, así como la actividad física. Tal como ocurre con otros animales, las cobayas pueden padecer enfermedades como la diabetes y otras asociadas al sobrepeso. Por esos motivos es tan importante evitar los excesos alimenticios.

Características de las Cobayas peruanas

Ya hemos mencionado parte de sus cualidades físicas. Para que no queden dudas, hay que reafirmar que este animalito es un roedor, mamífero.

Su cuerpo suele medir entre los 25 y 27 centímetros, lo usual es que no haya diferencias apreciables entre la hembra y el macho de la especie. Su peso, aunque puede parecer más pelo que otra cosa, puede registrar hasta 1,3 kilogramos.

Su cuerpo es alargado y posee pelo desde el momento de su nacimiento. Sus patas son cortas al compararlas con el tamaño del cuerpo, de hecho las delanteras son más cortas que las traseras. Sus ojos son redondos y mayormente de color negro y en ocasiones rojo.

En cuanto al color del pelaje se detecta dos configuraciones diferentes. Uno que se presenta de manera más sólida como un color base y suele ser rojo, marrón y negro. En la capa más superficial se pueden encontrar tonos amarillos, rojizos y marrones. En la parte más externa el pelo suele ser más grueso.

El color puede modificarse de acuerdo a la zona geográfica ya que en sitios donde hace más frio, los colores son más oscuros.

Cómo es el carácter de la Cobaya peruana

Este pequeño mamífero suele ser muy asustadizo y miedoso. Por ese motivo hay que ser paciente para que se adapte ante un nuevo entorno, así como a la presencia de personas. Una vez que se siente confiado y seguro se muestra muy curioso y vivaz.

Al mismo tiempo son animales que les gusta mucho descansar, es parte natural del funcionamiento de su organismo. Pueden dormir muchas horas

Son animales que se han desarrollado para vivir en grupos, por lo que ha sido fácil que sean una gran compañía en casa. Es muy común que las personas, al tener una cobaya deseen saber si estas necesitan compañía de otros miembros de su propia especie o pueden sobrevivir sin ningún problema sin compañía.

Estos roedores pueden vivir solos, en ese caso será necesario que disfruten de más tiempo con la compañía humana, sacarlos de la jaula, jugar con ellos, acariciarlos, darles afecto. Si disponen de un compañero de su especie se adaptaran mucho mejor, y cuando los humanos se ausenten no sufrirán problemas de estrés.

Lo que no puede ocurrir es que pasen mucho tiempo solos, esto es algo muy negativo que impacta en su conducta. Debes tener en cuenta que reunir a dos cobayas que no se conocen desde muy pequeños, es un proceso que requiere tiempo, paciencia y observación.

Si se colocan en la misma jaula sin que hayan tenido el tempo adecuado para conocerse, puede generarse una situación conflictiva. Es muy factible que lleguen a la agresión física en la que se pueden causar serias lesiones e incluso la muerte.

Facilitar este proceso empieza con tenerlos en jaulas separadas, luego se pueden colocar estas jaulas más próximas para iniciar el reconocimiento. Después de un tiempo, de acuerdo a como van reaccionando, colócalos en un espacio que no sea ninguna de ambas jaulas. Un espacio seguro, donde puedan interactuar. Durante este encuentro no debes perderlos de vista, para evitar que ocurra cualquier ataque.

A medida que puedan compartir más este espacio, de manera más relajada y amistosa, llegará el momento en que colocarlos en la misma jaula será muy natural. Ya sabes, forzar que se relacionen no tendrá buenas consecuencias.

Son muy cariñosos, les gusta ser el centro de atención, por lo que es importante que la reciban. Si tienes niños es importante hacerles ver que la cobaya debe ser tratada de manera delicada y con respeto.

Hay un elemento muy importante sobre su comportamiento y es que son animales que se comunican. Pueden expresar diferentes cosas con sus gritos, bufidos, resoplidos, etc. De esta manera expresan varias sensaciones, llaman la atención cuando tienen hambre, cuando están alegres o excitadas.

Su capacidad de tener buenas relaciones no se reduce a su especie o los humanos, también alcanzan una alta capacidad de convivir con otros animales domésticos. Esto también depende de la conducta de las otras mascotas que habitan el hogar, ya que hay que vigilar que no vean a la cobaya como una posible presa.

0 Comentarios

Deja un Comentario