Una de las decisiones que hay que tomar cuando se decide adoptar una cobaya es si la vamos a escoger macho o hembra.

Al momento del destete, que es cuando es posible la adopción, ya se puede distinguir el sexo. Si vas a adoptar una y quieres saber qué es mejor: cobayas macho o hembra, sigue leyendo, al finalizar este post ya sabrás qué hacer.

Las cobayas macho y hembra

Las cobayas macho y hembra no se diferencian en nada, salvo sus genitales y su papel en la reproducción. El carácter, comportamiento y demás rasgos son exactamente iguales.

Si vas a adoptar una sola cobaya, y no tienes intensiones de obtener crías, entonces no importa el sexo, ya que como dijimos son prácticamente iguales. Con cualquiera de los dos, macho o hembra, obtendrás una mascota simpática, juguetona y cariñosa.

Si quieres adoptar dos o más, es preferible escoger hembras. Las hembras se llevan bien entre ellas, no compiten, se ayudan y suelen estar muy juntitas. Los machos pueden ponerse agresivos y territoriales y tener dos machos en una jaula puede ser problemático.

Si quieres obtener crías, tienes que adquirir por lo menos un macho. Para lo cual debes separarlos cuando no quieras crías. Otra opción es esterilizar a uno de los dos o los dos, después de que tengan la camada que quieras.

Es de hacer notar que las cobayas son muy fértiles, si una pareja permanece junta van a llegar camadas cada pocas semanas. Otro detalle es que llegan a la madurez sexual muy temprano, así que las crías hay que identificarlas temprano para separarlas.

Como ves, tener cobayas de diferente sexo puede ser problemático, es posible que la población de cobayas en tu casa aumente de manera alarmante, es por eso que es tan importante saber identificar el sexo.

Cómo identificar el sexo de las cobayas

A las dos semanas de vida, la cobaya está suficientemente madura como para ser destetada, en ese momento, además, está lo suficientemente grande como para poder distinguir la diferencia entre la cobaya macho o hembra. Para realizar el proceso de identificación, hay que llevar a cabo los siguientes pasos:
Previamente debes ganarte la confianza de la cobaya, que se deje asir en tus manos, la puedas alzar sin que se ponga nerviosa y, en general, que se sienta cómoda contigo.
Debes tomar a la cobaya y colocarla bajo una luz adecuada, no descartes el uso de una lupa y si es posible cuenta con la ayuda de otra persona.
Voltea la cobaya con el área genital hacia arriba, para ello no debes tomarla por las axilas ni por el cuello, estas dos partes del cuerpo la hacen sentir agredida. Lo ideal es colocar una mano en la espalda y la otra en las patas traseras.
Observa los genitales bajo la luz, y opcionalmente a través de la lupa. Ambos sexos tienen los genitales en forma de Y, pero los machos tienen un punto pronunciado sobre esta Y. Por lo tanto, si logras distinguir el punto, es un macho, si no hay rastro de punto, entonces es una hembra.
Si no estás seguro, porque no se aprecia bien, la cobaya está muy joven o por la razón que sea, puedes realizar una prueba adicional: Presiona suavemente el genital de la cobaya, puedes usar un guante o una servilleta, si surge una protuberancia, se trata del pene y, por lo tanto, es un macho.

 

Cómo elegir la jaula para tu cobaya macho o hembra

Las cobayas necesitan espacio para moverse, explorar y satisfacer su curiosidad, si no tienen suficiente espacio podrían estresarse, así que aquí te tenemos algunos consejos para que la jaula que elijas sea perfecta para tu cobaya, macho o hembra, y también si quieres adoptar un grupo de cobayas:
Siempre es mejor proporcionarles la más grande posible, ya que, aunque las dejemos salir de vez en cuando, el mayor tiempo lo pasará en la jaula. Por supuesto que no siempre se puede adquirir la más grande del mercado, bien por razones económicas o de espacio. El tamaño recomendable es de 2 metros cuadrados, allí puedes tener una o dos cobayas muy cómodas. Si las dos cobayas son macho es recomendable elegir una jaula más grande donde puedan tener espacios diferenciados.
La altura es importante, elige una jaula que tenga, por lo menos, 35 cm de altura, de esa manera le puedes colocar rampas para que suba y baje, de esa manera tu cobaya macho o hembra hará ejercicio y se divertirá.
Es aconsejable colocar la jaula a un metro aproximadamente del suelo, esto es porque las cobayas tanto las macho como las hembras, pueden asustarse con sus cuidadores humanos. Si la jaula está a cierta altura se intimidarán menos.

 

Consejos para adoptar a tu cobaya

  • Las organizaciones especializadas en animales son lo ideal para adoptar un animalito, sin embargo, puede suceder que alguien conocido tenga una camada de cobaya y quiera darlos en adopción, en ese caso es necesaria la asesoría de un veterinario que evalúe a las crías, verifique si son cobayas macho o hembra y además recomiende el momento adecuado para que el ejemplar vaya a su nuevo hogar.

  • Las cobayas son animales que, en estado natural se desenvuelven en grupos, por lo tanto, es preferible adoptar por lo menos dos. Si está a tu alcance y tienes el espacio suficiente, un pequeño grupo de cobayas será lo mejor para adoptar.
  • La raza es importante, ya que las hay de diferentes tamaños y esto influye en el tamaño de la jaula y otros aspectos. Verifica la raza a la que pertenecen las crías antes de adoptar y asesórate con un veterinario al respecto.
  • Lo mejor es adoptar a una cría de cobaya, pero si quieres adoptar una cobaya adulta también es posible, solo hazla evaluar y toma referencias de sus dueños anteriores.
  • Lo más importante es que te conectes con la cobaya, sea hembra o macho, de manera que tengas momentos de esparcimiento y diversión todos los días. Espero que este post te haya sido de utilidad.

0 Comentarios

Deja un Comentario