Las cobayas son roedores que se adoptan con mucha frecuencia como mascotas. En general son muy sociables, de comportamiento tranquilo y fáciles de cuidar. Su salud es, en general, buena, sin embargo, en ocasiones presentan problemas, uno de ellos es el sobrepeso.

Una cobaya gorda puede presentar problemas de salud asociados a su peso, además el volumen corporal puede dificultar sus movimientos y hacerla más sedentaria, empeorando la condición.

Si eres dueño de una cobaya o si piensas adquirir una, sigue leyendo, tenemos información importante para prevenir y solucionar el sobrepeso en estos animales.

¿Cómo saber si una cobaya está gorda?

El sobrepeso está determinado por la relación entre la talla y el peso. A simple vista podemos observar a nuestra cobaya y determinar si luce más voluminosa que antes. Si sospechamos que hay un problema de sobrepeso entonces es buena idea pesarla y medirla.

El peso normal de estos roedores está ubicado entre 900 gramos y un kilogramo y medio, dependiendo del sexo y de la talla. Por lo general, las cobayas miden entre 20 cm y 40 cm, por lo tanto, las de 20 cm rondan los 900 gramos de peso y las que miden 40 cm pesan alrededor de 1,5 kgrs.

Esto significa que la cobaya debe pesar 900 grs, más 30 grs adicionales por cada centímetro sobre los 20 cm de talla.

Vamos a poner un ejemplo: Una cobaya mide 28 cm, eso son 8 cm sobre los 20 cm de talla, 8 x 30 grs = 240 grs, entonces 900 grs + 240 grs = 1140 grs. El peso ideal de la cobaya del ejemplo es 1140 grs.

Puedes calcular el peso que debe tener tu cobaya, midiéndola y aplicando el método. Luego la pesas y comparas, si el peso medido está por encima del que debería tener, entonces tiene sobrepeso y si el exceso es superior al 20% entonces es obesidad.

 

¿Cómo alimentar a una cobaya gorda?

La alimentación de la cobaya está compuesta de pienso comercial especial para cobayas, heno y vegetales.

 

 

 

 

 

 

El heno es un componente indispensable en la dieta de la cobaya ya que aporta fibra, pero no contiene tantas calorías y es lo que menos incide en el peso de la cobaya. Por lo tanto, para un régimen de pérdida de peso, se debe aumentar la proporción de heno en la dieta.

El pienso comercial es la parte de la alimentación de la cobaya que aporta los carbohidratos, por lo tanto, debe limitarse si hay sobrepeso. Reducirse, pero no eliminarse.

En cuanto a las verduras, se puede espaciar su ingesta a cada dos días.

Todo esto debe ser supervisado por un veterinario.

¿Debo darle frutas a mi cobaya?

Es importante diferenciar frutas de verduras. Las verduras siempre se le deben ofrecer, las frutas no siempre.

Si tiene sobrepeso u obesidad no se le debe ofrecer frutas. Las frutas contienen un tipo de azúcar llamada fructosa que, en los casos de sobrepeso, es como darles dulces a una cobaya gorda.

Si la cobaya tiene un peso normal, entonces se le pueden ofrecer frutas, siempre evitando los cítricos, pero sí frutas que contengan vitamina C. Otra recomendación es que se deben retirar las semillas.

Ejercicio

El ejercicio físico es parte importante de un régimen para bajar de peso en una cobaya gorda. Vamos a ver algunos consejos:
Instalar en la jaula de la cobaya puentes, túneles, escaleras, etcétera, de manera que lo estimulen a moverse, si el ejercicio se hace de manera divertida será más frecuente y eficiente.
Sacar la cobaya gorda de su jaula con frecuencia, unas dos veces al día por dos horas cada vez o cuatro veces al día durante una hora cada vez. Al sacarla siempre hay que vigilarla para que no corra peligro.
Empezar de menos a más, tanto los juguetes como el tiempo fuera de la jaula, deben incrementarse en el tiempo.

Problemas que trae el sobrepeso en las cobayas

El sobrepeso y la obesidad son factores que afectan negativamente la salud de las cobayas. El exceso de grasa hace que se sobrecarguen los sistemas, además el peso extra afecta las extremidades de estos animalitos. Vamos a detallar los 3 problemas de salud más importantes que puede sufrir una cobaya gorda:

  • Infarto. La grasa recubre los órganos y penetra los sistemas, obstruyendo las vías, debido a esto las cobayas gordas tienen un riesgo adicional de sufrir infartos.
  • Artritis. Con el sobrepeso las articulaciones se someten a un peso adicional que termina afectándolas. La artritis y otras afecciones traumatológicas pueden aparecer después de un tiempo con sobrepeso u obesidad.
  • Diabetes. Otro aspecto que se ve afectado por el sobrepeso es el sistema metabólico de la cobaya. La diabetes es un riesgo en cobayas que han sufrido sobrepeso u obesidad por tiempo extendido.

Cómo prevenir el sobrepeso y la obesidad en cobayas

En cuanto a los problemas de peso, lo más importante es la prevención, hay muchas cosas que el dueño puede hacer para evitar que se convierta en una cobaya gorda, veamos:
Pesarla con regularidad. Lo ideal es hacerlo una vez por semana, para ello se puede usar una balanza de cocina. Se coloca la cobaya en el plato de la balanza y se registra el peso en una tabla. Luego compararlo con el peso ideal de la mascota. Tanto que esté por encima como por debajo es motivo de evaluación, ya que puede haber un problema médico.
Mantener una dieta equilibrada. No esperar que la cobaya tenga sobrepeso para tomar medidas, la alimentación debe tener un equilibrio que incida en la salud de la cobaya. Una alimentación correcta debe consistir en 70% de heno, 20% de vegetales y 10% de pienso comercial.
Ejercitarla con regularidad. Es bueno que la cobaya tenga un tiempo de actividad física diaria, de esta manera mantendrá su metabolismo en alto.

 

Lo más importante es que la cobaya recupere su peso normal para que mantenga su buena salud por muchos años. Espero que este artículo haya sido de utilidad para el cuidado de tu cobaya.

0 Comentarios

Deja un Comentario