En mundo de las cobayas o cuy, cuye o conejillo de Indias, la cobaya americana es una de las más conocidas. El motivo es que es la más accesible, y suele aparecer en imágenes en internet con más frecuencia. Sin contar que su aspecto es sencillamente conmovedor.

Hay mucho que descubrir sobre este pequeño mamífero, cuyos parientes provienen de América del Sur. Los diferentes juegos de colores en su manto, así como su aspecto peludo, delicado y ligeramente regordete, lo convierten en una mascota ampliamente anhelada para quienes adoran compartir su vida con animales que alegran la vida.

Si deseas conocer más sobre todas sus características, qué esperar de su comportamiento, así como saber qué tipo de mascota es, entones estás en el lugar correcto. A continuación encontrarás información clave sobre este hermoso y tierno animalito.

Origen de la Cobaya americana

La zona en que estos mamíferos se desarrollaron de manera natural, fue en países como Perú, Bolivia, Ecuador entre otros. De acuerdo a los registros históricos, esta raza fue domesticada mucho tiempo antes que otras, se habla que fue hace unos 4000 a 5000 años.

El interés por estos animales se cifró en esa época como proveedor de alimentación, así como para aprovechar su piel. Para el XVI fueron llevados a Europa.

El nombre de la especie es Cavia porcellus, y fue en el año 1554 cuando se detallaron sus características. Este trabajo lo llevó a cabo un naturalista de la época llamado Conrad von Gesner.

Características de la Cobaya americana

La cobaya americana, junto a otras razas, forma parte de esta especie que se ha hecho famosa no solo por su aspecto dulce, sino también porque como conejillo de Indias han formado parte de diversos experimentos.

Esta raza en particular tiene un pelaje muy suave, liso y esponjoso. El pelaje es corto, comparando con otros grupos que pueden tener grandes melenas. El pelo puede llegar a medir hasta 1, 5 centímetros.

Además de la densidad del pelaje, también destaca esta raza por la coloración presente en su pelaje. Son varios los tonos que se pueden combinar: el negreo, castaño, marrón, café, blanco, se llevan el protagonismo.

 

No hay un solo patrón en que se mezclan, pero lo más común es que presenten dos colores, en proporciones sólidas y definidas. Eventualmente puede ser un color con mayor proporción y el otro una mancha en una zona concentrada. Sin duda las estrellas son las que lucen tres colores en su pelaje.

La versión americana puede alcanzar un mayor tamaño, con un peso que se encuentra entre los 800 gramos a 1300 gramos. En cuanto a su longitud, hay diferencias entre la hembra y el macho. Este, en buen estado puede alcanzar los 35 centímetros, mientras que su compañera puede medir 25 centímetros.

Son animales que tienen una temprana disposición sexual. La madurez ocurre alrededor de los 3 meses. Las hembras en la primera camada dan a luz de 1 a 2 crías. Luego de esto, lo habitual es que tengan de 2 a 4 cobayitas.

La vida de estos hermosos mamíferos pueden durar de entre 5 a 8 años, siempre que se le suministren los cuidados que su raza requiere, así como alimentación, atención profesional y lo más importante mucho cariño.

Como debo cuidar a mi Cobaya americana

Hay varias medidas que puedes llevar a cabo para que tu cobaya americana se encuentre feliz y saludable.

Lo primero que debes tomar en cuenta es la jaula. Aunque este animal evolucionó en terrenos escabrosos, en montañas, rocas, laderas, etc., el piso de la jaula le puede afectar sus patas. Es necesario que no sea de rejillas.

Debe tener dimensiones adecuadas, de manera que les permita moverse, aunque no debe ser muy alta. Aunque son animales que disfrutan mucho dormir, cuando están despiertos son muy inquietos, una jaula demasiado pequeña los puede estresar y esta condición los afecta de modo severo, pudiendo incluso a perder el apetito y requerir la intervención del veterinario.

Otro elemento que necesita de atención, como podrás fácilmente imaginar, es el pelaje. Esta raza dadas sus cualidades de poseer corto el pelo no necesita ser acicalado diariamente. Puedes darle una cepillada una vez a la semana, de manera cuidadosa y con un cepillo que no sea muy duro. Así como otros animales cuidan su piel, como los gatos, las cobayas son dedicadas en su aseo en el que se concentran buen rato durante el día.

Del mismo modo, no hay necesidad de bañarlos a menudo. Existe diferentes criterios que van de los 3 a 6 meses para darle un baño. Lo ideal es que tu veterinario te aconseje, ya que bañarlos a menudo puede causarles problema. Lo que no debes olvidar es que es indispensable que queden sin rastro de humedad tras bañarlos.

Las uñas deben ser cortadas de manera habitual, por lo general será necesario hacerlo una vez al mes o cada 45 días, dependiendo de cada ejemplar. También requiere aseo y revisión periódica de sus oídos.

La vacunación no es necesaria en ellos, se protegen muy bien de casi todas las enfermedades. Lo que se debe verificar es que hayan sido correctamente desparasitados.

Los cobayas son animales con una gran capacidad auditiva. De hecho el desarrollo de este sentido es mayor que en los seres humanos, lo que le permite captar sonidos que no podemos percibir. Esta información es muy importante ya que es una indicación de no llevar a tu mascota a sitios donde haya ruidos altos de manera constante. De lo contrario pueden sufrir diferentes tipos de lesiones.

Que debe comer mi Cobaya americana

En este aspecto es similar al resto de la especie. Necesitan consumir buen heno como alimento principal en su dieta. Además, también es importante completar su alimentación suministrando frutas y verduras. Estas son una fuente necesaria de vitaminas, que de otra manera les resultará improbable de consumir.

Por ningún motivo debe faltarles el agua, aunque pueden hidratarse a través de la metabolización de algunos alimentos, es necesario que tengan acceso continuo al agua. Esta debe cambiarse de manera diaria o incluso más de una vez al día.

 

 

 

 

Cómo es el carácter de la Cobaya americana

Este tipo de animales es muy recomendado para quienes tienen pequeños en casa, aunque no demasiado chicos. Esto es porque el carácter de las cobayas americanas es muy apacible. Son animales gentiles, afectuosos, que se acostumbran sin mayores problemas tanto a la compañía humana, como de otros animales.

Para que esto ocurra de la mejor manera, siempre hay que enseñar a los niños a tratar de la mejor manera a estos animales. Verlos como seres vivos y no como juguetes.

Esto no quiere decir que no disfruten jugar. Por el contrario son animales con energía, curiosidad, tienen siempre un ánimo permanente por explorar y curiosear.

Ya que esta forma de comportarse es parte de su naturaleza, hay que permitirles salir de la jaula para que puedan hacerlo. A esto hay que sumar que necesitan tener actividad física, para evitar problemas de salud a los que pueden ser susceptible, como la diabetes, sobrepeso, y el estrés.

Una forma muy fácil de estimularlos es proporcionales un juguete. Las cobayas no se resistente a manipular y entretenerse con objetos que puedan dejar marcados con sus dientes. Tal vez que puedan empujar o mover.

Con esto se cumple una tarea adicional muy importante. Tal como ocurre con los conejos, sus dientes son de crecimiento continuo, así que también mordisquean para limarse o rebajarse los dientes.

De esta manera juegan y protege sus dientes así como la zona de la boca.

Las cobayas se sienten parte de la familia, de hecho te hacen saber con sus vocalizaciones cuando se emocionan porque llegaste a casa, así también manifiestan otros estados o sensaciones.

0 Comentarios

Deja un Comentario