Chinchilla | ¿Qué es? Características. Cuidados. Precio %%sep%% %%sitename%%

La chinchilla es un mamífero roedor, originario de América, específicamente el tramo sur de la cordillera andina. Son famosos debido a su pelaje, que ha sido usado para peletería y es sumamente valorado.

La chinchilla fue muy explotada a finales del siglo XIX y principios del XX, no solo por su pelaje sino por su carne, que se considera una exquisitez. En esa época, la caza de estos animalitos fue masiva y casi se extinguen.

En la actualidad, las chinchillas para fines comerciales, se obtienen de la cría del animal y también existen las chinchillas domésticas, que pueden servir de animal de compañía.

Las chinchillas son animalitos encantadores, de excelente carácter y muy sociables, si te interesa saber más acerca de estos roedores, sigue leyendo este post, aquí tenemos información.

¿Qué es una chinchilla?

Una chinchilla es un pequeño roedor de unos 20 centímetros de longitud, desde la cabeza hasta la cola. Su peso está por el orden de los 700 u 800 gramos, pero esto puede variar de individuo a individuo. Sus orejas son grandes, en proporción a la cabeza y redondeadas, su cola es larga, peluda y se enrolla hacia arriba. El resto de su aspecto es parecido a un conejo, con un pelaje lanoso y muy tupido.

El pelaje de la chinchilla es muy denso, además de suave y hermoso, esto ha hecho que sea muy buscado para fabricar diversos artículos con su piel. Desde tiempos precolombinos, la piel de la chinchilla se ha usado para beneficio del hombre, pero fue a raíz de la conquista de América que se masificó su uso, convirtiéndola en un material de lujo muy buscado.

La chinchilla no llegó a extinguirse debido a lo fácil que es su crianza, con unos pocos ejemplares se puede iniciar una granja de chinchillas, que genere suficientes pieles para que sea rentable. Además de la crianza con fines comerciales, la chichilla se puede criar como mascota debido a su carácter tranquilo y su buena salud.

Chinchilla animal

Las chinchillas pueden llegar a vivir 20 años, así que si la vas a adoptar debes tomar en cuenta que va a pasar muchos años con tu familia. Otro aspecto que hay que tomar en cuenta es que las chinchillas son muy sociables, ellas en la naturaleza viven en colonias, así que al tenerlas en cautiverio lo ideal es reproducir esto.

Si no puedes adoptar un grupo de chinchillas ni siquiera pequeño, lo recomendable es que adquieras por lo menos dos, de manera que sacien sus necesidades sociales.

Si solo puedes adoptar una, entonces tendrás tú que proporcionarle compañía, dedicar tiempo a jugar con tu chinchilla, tomarla, hablarle, etcétera.

Chinchilla cuidados

Las chinchillas, como cualquier mascota, necesitan cuidados, veamos:

  • Las chinchillas son animales muy sensibles, por lo que hay que tratarlos con mucho cuidado, es por eso que debe ser una persona adulta y consiente de su naturaleza, la que esté encargada de su cuidado.
  • Las chinchillas se estresan si las cambias de sitio, es por ello que no es conveniente llevarlas de viaje, pasearlas por la ciudad o salir con ellas.
  • Las chinchillas tienen necesidades físicas, por lo tanto, la jaula en la que la mantengas debe ser amplia y alta. Las chinchillas son capaces de saltar hasta 2 metros y el espacio en el que estén debe permitir esto.
  • La jaula o el espacio en que las tengas debe tener huecos, es decir, recovecos en los que ellas se puedan esconder. Si el sitio lo comparten varias chinchillas debes tener un hueco por cada una. En la naturaleza, las chinchillas habitan zonas rocosas con muy poca vegetación y ellas suelen meterse en huecos que consiguen en las rocas.
  • Las chinchillas no pueden estar en temperaturas superiores a los 25°C, necesitan sombra y muchos líquidos para que estén frescas.
  • Si las vas a dejar en libertad por unas horas, debes delimitar el área y evitar que haya cables, objetos filosos o que le puedan hacer daño al morderlos, recuerda que son roedores.
  • Las chinchillas se pueden poner nerviosas con ruidos estridentes o ambientes intranquilos. Incluso se estresan con tonos de voz fuertes, a las chinchillas se les debe hablar flojito. Si no puedes proporcionarles un sitio sosegado, entonces no es la mascota para ti.
  • Las chinchillas comen alimentos fabricados especialmente para ellas, son piensos diseñados para su sistema digestivo que, deben ser completados con frutas, verduras y demás vegetales. A las chinchillas les encanta los frutos secos, sin embargo, no se les debe ofrecer con demasiada frecuencia, más bien se les debe reservar para premiarlas.
  • A las chinchillas se les debe proporcionar elementos para morder, ya que ellas deben desgastar sus dientes. En el mercado existen productos, diseñados específicamente para este propósito, por ejemplo, bolas de heno cubiertas de ramas, túneles de heno, bloques de madera mezcladas con heno, etcétera.
  • El pelaje de las chinchillas necesita cepillado diario, de esta manera se retiran los pelos sueltos, se retiran las suciedades y se mueven los aceiten naturales de la piel de la chinchilla. Este cepillado, en conjunto con una alimentación balanceada, mantendrá saludable y brillante el pelaje de tu chinchilla.
  • La arena de chinchilla es un producto indispensable para el cuidado de este animalito. Se trata de una arena especial, en la que las chinchillas se “bañan”, con lo cual se mantienen aseadas, es de hacer notar que las chinchillas no se deben mojar y esta es la manera en que ellas se eliminan suciedades. Este baño se lo hacen ellas mismas, los cuidadores solo deben colocar la arena de chinchilla en un envase adecuado. En la naturaleza, las chinchillas realizan estos baños con arena volcánica.
  • El pelo de la chinchilla se suelta con facilidad, es por eso que siempre tienen pelos entre los dedos, estos les quedan cuando se rascan. Estos pelos los puedes remover sin utilizar ningún instrumento, simplemente quítaselos con las manos.
  • Por último, pero no menos importante, debes hacerle caricias a tu chinchilla. Las chinchillas son muy cariñosas e inteligentes, ellas saben reconocer a quien le da alimentos y cuidados, así que igual tendrá un nexo contigo. Pero, además debes tocarlas, cargarlas, pasar la mano sobre su lomo, rascarles el cuerpo y lo que te apetezca y veas que le gusta, con esto establecerán conexión con ella.

Chinchilla precio

Las chinchillas no son baratas, se trata de un animal que puede ser explotado comercialmente, así que, a pesar que tu solo la quieras como mascota, deberás pagar el precio completo.

Una chinchilla estándar tiene un precio de $200 por lo menos y puede llegar a $300, dependiendo de varios factores como, por ejemplo, la edad de la chinchilla, la raza, el criador, etcétera.

Al precio que pagarás por la chinchilla en sí, debes agregar el gasto por todos los implementos necesarios para poder tenerla en casa: una jaula fuerte y resistente que la chinchilla no pueda roer y todos los accesorios que va a necesitar.

Comprar chinchilla bebe

Al comprar una chinchilla bebé, hay que tomar en cuenta ciertos aspectos:

  • Es conveniente adquirir todos los implementos necesarios antes de comprar la chinchilla bebé. Sobre todo, la jaula, el comedero, bebedero, el sustrato, el arenero con su arena y la comida. De esa manera garantizas que va a estar cómoda desde el primer momento.
  • Si, por cualquier razón, adquieres un ejemplar demasiado joven, debes darle leche para poder alimentarla, mientras aprende a comer comida sólida, lo cual es muy rápido. Va a haber un periodo en que se alimente de sólidos pero que todavía necesite leche. Es necesario que consultes a un veterinario para que te oriente acerca de cuál leche ofrecerle.
  • Igualmente, si el ejemplar está muy joven debes abrigarlo más, ya que con su madre también recibe calor.
  • Es conveniente que inicies el cepillado diario de la chinchilla bebé lo antes posible, de esa manera se acostumbrará a la sensación y no le será desagradable posteriormente.
  • La consulta con el veterinario debe ser lo primero que hagas, especialmente si es tu primera chinchilla. Las consultas periódicas evitarán enfermedades, se adelantarán cuidados y conseguirás una mejor nutrición de tu chinchilla bebé.
  • No se aconseja adoptar a un ejemplar solo, ya que ellas tienden a ser muy sociables. Es mejor adoptar por lo menos un par, pero lo ideal es que sea un grupo.
  • Hay que tener en cuenta que la madurez sexual de la chinchilla bebé, le llega a los 5 meses de edad y, aunque esta especie no tiene tan alta tasa de reproducción como otros roedores, si no quieres que tengan crías, entonces debes separar machos de hembras.
  • Mientras la estás educando y adiestrando, es conveniente que interactúe solo contigo, ya que ellas reconocen como dueño a una sola persona y si dos o más la manipulan, le dan órdenes, etcétera, se puede confundir y afectará su obediencia.

Como ves, cuidar de una chinchilla bebé es algo muy fácil y divertido que puedes hacer sin ser un experto, solo con la orientación de un veterinario. Espero que este post te haya ayudado a tomar una decisión.

Chinchilla