La tortuga de tierra es un reptil que, a diferencia de las tortugas de agua y como su nombre lo indica, solo vive en la tierra y, debido a esto tiene diferencias notables en cuanto a la forma de su caparazón y cuerpo.

Las tortugas de tierra pueden ser adoptadas como mascotas, en el medio rural muchas personas las tienen en sus patios o jardines y ellas se mueven libremente. Para tenerlas en la ciudad, o dentro de una vivienda, hay que tener un terrario para simular su hábitat natural.

Si estás interesado en adoptar una tortuga de tierra y quieres elaborar un terrario para mantenerla allí, en este post te vamos a decir cómo hacerlo. Sigue leyendo.

Terrario para tortuga de tierra, elaboración casera paso a paso

La elaboración del terrario va a depender del tamaño y edad de las tortugas y el espacio disponible. Hay que tomar en cuenta que, si son tortugas de tierra muy jóvenes, que todavía están creciendo, hay que construir el terrario de manera que lo podamos ampliar, si ya las tortugas de tierra terminaron de crecer, entonces hay que tomar en cuenta el tamaño actual y definir el tamaño del terrario. Veamos:

  • Lo primero es medir a la tortuga de tierra, a lo largo, con esa medida vamos a definir el tamaño mínimo del terrario, pero en realidad mientras más grande mejor. El largo y ancho del terrario debe ser mínimo 4 veces la talla de la tortuga por 3 veces la talla de la tortuga, la altura debe ser una vez y media el largo de la tortuga. La forma puede ser cualquiera, pero que tenga esas medidas mínimas.
  • Una vez establecida la medida del terrario, hay que pensar qué material usar, podría ser madera, acrílico, plexiglás, metal o cualquier material rígido que esté acorde a la decoración de la vivienda.
  • Lo siguiente es construir el terrario con la forma y medidas establecidas, es conveniente hacer un dibujo y que lo construya un profesional acorde al material que se va a usar.
  • Una vez construido el terrario, empezaremos a acondicionarlo, lo primero es colocar un material plástico en el fondo para que lo proteja de la humedad. Esto puede ser una lona impermeable o un pedazo de bolsa plástica.
  • Se debe colocar unos 4 centímetros de tierra sin abonar, para hacer el suelo del terrario. En esta tierra se pueden colocar plantas comestibles para la tortuga.
  • La tierra se debe complementar con piedras de pecera, estas piedras deben colocarse amontonadas para que les sirvan a las tortugas para transitar. También se pueden colocar algunas medianas y grandes que le puedan servir a las tortugas de tierra para trepar.
  • El bebedero debe ser plano, un plato de plástico o barro puede servir, hay que colocarlo semi enterrado y colocar alguna rampa para que las tortugas de tierra tengan fácil acceso.
  • Los refugios son muy importantes, hay que colocar mínimo uno por tortuga de tierra, pero pueden ser más. Se trata de algún techo o casita para que la tortuga entre y se sienta protegida.
  • Si es posible, hay que colocar el terrario en un lugar donde reciba luz solar, hay que tomar en cuenta que siempre deben tener un sitio con sombra. Una buena idea es colocar el terrario en un lugar a cielo abierto y techar la mitad del espacio.
  • Si no es posible que esté bajo la luz natural, entonces hay que usar lámparas de luz UV, ya que esta es esencial para el crecimiento y desarrollo de las tortugas de tierra. Se puede colocar una lámpara de luz UV y otra que solo genere calor. Lo ideal es que en el mismo terrario haya zonas más cálidas y zonas más templadas.

Que no hacer cuando estés armando el terrario

Ya sabemos cómo hacer un terrario para tortugas de tierra, pero también hay que saber qué debemos evitar, veamos:

  • Nunca colocar demasiadas tortugas en un terrario, ya que el hacinamiento las estresa. Si se tienen varias tortugas es importante construir un terrario de tamaño adecuado para todas o construir varios y colocarlas de dos en dos.
  • No colocar a una tortuga de tierra en un terrario muy pequeño para ella, o dejarla en el mismo terrario que tenía cuando era más pequeña.
  • No colocar el terrario en un lugar demasiado frío o demasiado caluroso. La temperatura debe ser media y tener zonas más cálidas con iluminación UV, natural o artificial.
  • No colocarlas bajo el sol directo si está muy fuerte, las tortugas deben tener cómo quitarse del sol si este está muy intenso, por ejemplo, un refugio o una zona techada.
  • No usar productos corrosivos, cloro o lejía para lavar el terrario, el bebedero o cualquier elemento presente en el terrario. Las tortugas podrían intoxicarse con estas sustancias.
  • Tampoco es conveniente colocar plantas que no sean comestibles, ya que las tortugas de tierra van a intentar comerlas y se pueden enfermar. Lo mejor es colocarle lechugas de agua y lentejas de agua de manera decorativa y al mismo tiempo alimenticia.
  • Colocar un bebedero sin acceso fácil, las tortugas pueden trepar, pero con limitaciones, si tienen que esforzarse mucho para acceder al agua o a la comida pueden estresarse y afectar su salud. Con unas tablas pequeñas o unas piedras se le puede hacer un acceso al bebedero.
  • Nunca hacer un terrario de un material que las tortugas puedan comerse, ya que lo harán y saldrán del terrario exponiéndose a peligros.
  • No es conveniente elaborar el terrario de vidrio, ya que los reflejos que se producen son perjudiciales para las tortugas de tierra. Lo mejor es la madera o el plexiglás.
  • No se debe colocar el terrario en una zona muy transitada y con mucho ruido, ya que estas condiciones son perjudiciales para ellas. Lo mejor es un sitio semi aislado y tranquilo.

Como ves, elaborar un terrario para que sea el nuevo hogar de tu tortuga de tierra es sencillo y divertido, necesitas unos pocos materiales que están disponibles en tiendas de bricolaje, anímate, constrúyelo tú mismo siguiendo estos pasos.

0 Comentarios

Deja un Comentario