Las tortugas son una de las especies que más entusiasmo ha movido en muchas personas para convertirlas en animales de compañía. Y es que no todo en el mundo son gatos y perros, además que estos serenos animales, son perfectos para muchos estilos de vida tranquilos o independientes. Lo importante es que tengan un espacio apropiado como un terrario para tortugas.

Hay varias características de estos refugios que es necesario tomar en cuenta, para que se conviertan en cómodos ecosistemas para tu adorado quelonio, otro nombre con el que se conoce a la tortuga en el mundo científico.

Tal vez ya tienes tu tortuga en casa, o tienes planes para llevar una, por cualquiera de estos motivos u otros, sigue adelante para descubrir todo sobre los terrarios para tortugas.

¿Dónde hacer un terrario para tortugas?

Un terrarioterrario es el hogar en tu hogar para una tortuga. Un sitio donde pueda tener todas las comodidades sin los riesgos de la vida silvestre. Una de las primeras soluciones a buscar es dónde hacer un terrario adecuado.

Hay algunos recipientes que se pueden conseguir con facilidad diseñados específicamente para esta tarea. Son conocidos también como tortum, siempre se sugiere que sean totalmente transparentes. Por ese motivo, una opción muy útil es usar un acuario. Ya está hecho para resistir el peso, no hay nada que la pueda lastimar, pero no debe ser muy alto ni cerrado, ya que no tendrá como airearse y puede generar más humedad de lo aconsejable.

Siempre hay que recordar que, aunque se vaya a colocar tierra y otros materiales, es necesario asearlo profundamente. Esta limpieza no puede usar productos fuertes, corrosivos, cloro o similares porque se corre el riesgo de que queden residuos que resulten dañinos, además que el olor quedará impregnado y afectará al quelonio.

Las tortugas son un tipo de reptil, y una de sus características es que su temperatura se acopla a la temperatura ambiente. No pueden autocontrolar su temperatura. Eso es muy importante porque lo puedes considerar colocarlo cerca de una ventana donde pueda recibir sol.

También puedes hacer una especie de recinto o perímetro. Tendría que ser adecuado también a su tamaño. Si lo vas a hacer abierto, tiene que tener una altura suficiente para que no escape. Puedes rellenar con tierra una estructura de madera, o de otro material siempre que tenga una cara visible y el terreno sea llano para evitar que se volteé por accidente. Lo importante es que sea favorable al quelonio, sin posibilidad de que se escape.

Esta opción la puedes considerar si en esas condiciones no corre ningún riesgo con ninguna otra mascota de la casa o la presencia de otros animales.

¿Qué condiciones tiene que tener un terrario para tortugas?

Una vez que ya seleccionaste el recipiente y está correctamente aseado hay que dar el paso de echarle tierra. Algo que las tortugas aman es enterrarse, hay casos de estos animales que se entierran en el jardín y pasa un tiempo sin que se vean nuevamente. Con esta conducta tienes que considerar que el volumen de la tierra sea suficiente para que se oculte cuando lo desees.

La cantidad de tierra estará en relación con el tamaño de la especie que lleves a casa, aunque por lo general son las más pequeñas.

Respecto a la elección de la tierra es necesario que tengas la seguridad que esta tiene el nivel de humedad adecuado. Ya sea que la compres o uses la del jardín.

Ya se mencionó el tema de la temperatura, sin embargo, en caso de que la época del año no lo permita o por cualquier otro motivo, siempre tienes alternativas. Una opción es tener una lámpara, sería ideal una que tenga luz normal que lo caliente y ultravioleta que ayuda a sintetizar la vitamina D

Las condiciones de higiene son indispensables, hay que retirar toda suciedad, excremento o elemento que caiga o se deseche. De lo contrario se corre el riesgo de que el animal contraiga alguna enfermedad. Recuerda que no es su hábitat natural.

Es muy probable que un terrario en el que solo haya tierra genere ansiedad o estrés en la tortuga. Es algo antinatural, y el quelonio así lo va a sentir. Por tanto, hay que colocar una ambientación, piedra, palitos, de manera que simule su entorno natural. Hay que evitar las plantas articules ya que pueden tratar de comerlas con consecuencias negativas.

Para evitar problemas de salud es necesario que se cambie la tierra, al menos dos veces cada seis meses.

¿Qué no tiene que faltar en un terrario para tortugas?

Si algo hace falta para que estén felices las tortugas es el alimento. En esto hay que tener en cuenta que será lo mejor para el quelonio un pienso de la más alta calidad. También puedes incluir hierbas frescas y preferiblemente muy limpias sin herbicidas o tratamientos químicos.

Un factor esencial en su alimentación es el consumo de calcio, ya que con este mineral se ayuda a mantener y fortalecer su caparazón. Por lo que no debe faltar en su alimentación.

Aun cuando se trate de tortugas de tierra, igual necesitan un lugar donde se puedan mojar en el momento que su organismo lo pida. Para ello hay que instalar algún tipo de bañera o espacio donde se pueda mojar. Puede ser un pequeño recipiente al que pueda acceder sin escalar para evitar riesgos. Tener agua de esta manera, además de refrescar al animal, también le ayuda en varias funciones corporales. El agua se va a ensuciar de manera constante, así que de la misma manera hay que cambiarla con regularidad.

Además de esconderse bajo tierra, es posible que necesiten una especie de resguardo. Coloca algún tipo de techo o espacio donde pueda estar un poco separada. Como una especie de guarida. Esto también les dará tranquilidad, junto al hecho de que tengan el espacio suficiente para moverse.

0 Comentarios

Deja un Comentario