Las tortugas de agua son ovíparas, es decir se reproducen por medio de huevos. Los huevos de tortuga de agua son muy delicados, es importante que se sigan ciertos parámetros para que las crías lleguen a feliz término.

Si quieres que tu tortuga de agua tenga crías, entonces debes seguir algunos pasos y muy probablemente lo conseguirás, en este post te o diremos todo.

Cómo se reproducen las tortugas de agua

 

Condiciones para que la tortuga de agua ponga huevos

Para que una tortuga de agua tenga crías, tienen que darse algunas condiciones, veamos:

  • Lo principal es que la tortuga hembra tenga la compañía de una tortuga macho, esto puede parecer obvio, pero resulta que las tortugas de agua pueden poner huevos sin la presencia de un macho. Estos huevos son infértiles, pero pueden dar lugar a confusiones.
  • Las tortugas de agua se aparean en condiciones ambientales que le permitan desovar y criar a su descendencia. Para ello, son favorables los climas más cálidos y tener una porción de arena o tierra donde enterrar los huevos.
  • La alimentación también es importante, debe ser rica en calcio y proteínas. Además, es adecuado aumentar la cantidad de alimentos que se le ofrecen.
  • Los baños de sol también son importantes, las tortugas de agua deben exponerse al sol por lo menos dos horas diarias, de preferencia a primeras horas de la mañana.

El cortejo de las tortugas de agua

Antes del apareamiento, la hembra debe aceptar al macho, en lo que se conoce como el cortejo, veamos:

  • Si los dos ejemplares de tortugas de agua se encuentran en un acuario, en cautiverio, es posible que las tengas separadas y las junten para que se reproduzcan, en ese caso hay un período de conocimiento mutuo.
  • El macho suele buscar la atención de la hembra nadando alrededor de ella y tocándole el caparazón.
  • Posteriormente, si ella no lo acepta de inmediato, puede perseguirla, palmeando las patas delante de la cabeza de la hembra.
  • Si la hembra decide que no acepta al macho, puede ponerse violenta. Por otra parte, si el macho se siente rechazado también puede agredirla, golpeando su caparazón. Es necesario evitar esos comportamientos, aislándolos por unos días.
  • Después de unos días separados se vuelven a juntar y se espera a ver si la hembra lo acepta. Si es así ella le permitirá que la monte, en el proceso de cópula. Si no hay manera que lo acepte se puede intentar con otro macho.

La cópula de las tortugas de agua

La cópula es un proceso muy molesto para la tortuga de agua hembra. Durante este proceso el macho realiza unos movimientos que golpean al caparazón de la hembra y le provocan dolor, además al ocurrir dentro del agua y el macho colocarse encima de la hembra, muchas veces esta última queda en una posición muy incómoda, casi sumergida y puede sentir ahogo por unos instantes.

Las tortugas de agua han desarrollado un sistema en el que la hembra retiene parte del semen del macho, para próximas fecundaciones. Este semen permanece en buenas condiciones para la reproducción hasta por 3 años.

La gestación y el desove de los huevos

Luego de la cópula, viene el período de gestación, el cual se trata de los huevos formándose en el interior de la tortuga de agua hembra. En esta etapa, la hembra estará más sensible a la temperatura y buscará las zonas más calientes de su entorno. También busca más asolearse, ya que el calor del sol juega un papel importante en la gestación.

En esta etapa, es necesario cuidar mucho la alimentación de la tortuga, aumentando los nutrientes y dejándola que coma la cantidad que quiera. También hay que mantener el acuario en óptimas condiciones de limpieza.

Luego de 6 semanas aproximadamente, la tortuga comenzará a explorar el entorno para conseguir el sitio para desovar. Ella prefiere arena o tierra, suficientemente suelta y profunda para enterrar sus huevos y que esté tibia. Es importante tener en el acuario o terrario, una porción de arena con grava que le dé el sol.

Si la hembra no consigue un sitio idóneo, va a retener los huevos hasta conseguirlo y si se prolonga mucho esta retención, puede ocasionarle problemas serios de salud.

A partir de la semana 8, la hembra pondrá los huevos, que pueden ser hasta 20, y los enterrará.

También es buena idea tener un terrario aparte solo para el desove, donde se lleve a la hembra cuando haya cumplido las 8 semanas, dejarla que explore el lugar y una vez que desove la regresamos a su acuario.

Eclosión de los huevos

Luego del desove, los huevos permanecen debajo de la tierra por 80 días aproximadamente, tiempo en el cual se desarrollan y está aptos para la vida fuera del huevo.

Para poder romper los huevos desde dentro, las crías nacen con un único diente, que se cae unos días después de nacer. Mediante ese diente logran eclosionar el huevo y salir al exterior. Es importante no intervenir en la eclosión del huevo, ya que podemos perjudicar a la cría, lejos de ayudarla.

Uso de incubadora

Los criadores profesionales prefieren usar una incubadora para tener un mejor control del proceso, en casa también se puede hacer con una incubadora siguiendo el procedimiento con cuidado.

Para esto, deben desenterrar los huevos en el menor tiempo posible después del desove, para que no haya empezado la formación de los embriones y no se dañen.

Es importante, hacer el traslado sin girar los huevos, moviéndolos con lentitud y lo menos posible, de manera que no se altere el proceso.

La incubadora tiene muchas ventajas, entre otras: se puede tener la temperatura estable durante todo el tiempo, en el caso de que uno de los huevos se dañe no perjudicará a los demás, también podemos favorecer que nazcan machos o hembras mediante la temperatura que establezcamos.

Como ves, los huevos de las tortugas de agua son algo muy interesante y su cuidado permite obtener crías de estas mascotas, si es lo que queremos. Espero que este post haya servido de guía para este proceso.

0 Comentarios

Deja un Comentario