A la hora de adoptar una tortuga es necesario elegir bien puesto que de esa decisión va a depender que nuestra adquisición sea acertada. Uno de los aspectos más importantes es la determinación del sexo, ya que, si vamos a adoptar más de una, o ya tenemos un ejemplar, se podrían reproducir.

Si estás por adoptar tu segunda tortuga, o si vas a adoptar dos o más al mismo tiempo, debes leer este post, para que sepas como elegirlas del mismo sexo, si no quieres crías, o de sexos diferentes en el caso que lo desees.

Métodos para determinar si una tortuga es macho o hembra

Las tortugas son animales tales, que no siempre es fácil determinar el sexo a simple vista, además de eso, cada especie tiene características que pueden dificultar la tarea. Sin embargo, hay diferentes métodos para saberlo, teniendo en cuenta varios aspectos. Elige el método que más te guste o úsalos todos para mayor certeza. Veamos:

Tamaño del macho y la hembra

En la mayoría de las especies, la hembra es más grande. Así que, si tienes varios ejemplares en un terrario y hay algunos más grandes que otros, los más grandes son hembras y los más pequeños son machos. Esto es más seguro si todos los ejemplares vienen de la misma camada o de la misma pareja, ya que significa que son de la misma especie.

La dificultad de este método es si se tienen ejemplares de diferentes especies, ya que podría variar sensiblemente el tamaño. Además, si contamos con un solo ejemplar y necesitamos saber el sexo, no es muy útil este método.

Tamaño de la cola

La cola de los machos es más grande que la de las hembras, además tienen una forma diferente, los machos la tienen más gruesa en la base. Los criadores identifican una cola de hembra y otra de macho al primer vistazo, pero los no conocedores deben observar muy bien para diferenciarlas.

Otro aspecto de la cola, es que los machos tienen la cloaca más alejada de ella que las hembras. Estas últimas, tienen la cola y la cloaca casi juntas.

Muy cerca de la cola, en la parte dorsal del plastrón, ambos macho y hembra, tienen una protuberancia, las hembras la tienen redondeada y los machos puntiaguda, con forma de V.

De acuerdo a las características de la especie

Cada especie de tortuga tiene características que pueden definir si son machos o hembras. Veamos algunos ejemplos:

  • En la tortuga de caja americana, la hembra tiene los iris de los ojos marrón o amarillo, mientras que los machos los tienen rojos o anaranjados. Así que, si se trata de un ejemplar de esta especie, basta con observar el color de sus ojos.
  • Siguiendo con la especie de tortuga llamada de caja americana, el caparazón de la hembra tiene forma de cúpula y el del macho es más bajo, con una apariencia rectangular. Por lo tanto, si hay coincidencia en el color de los ojos y la forma del caparazón se confirma el sexo del ejemplar.
  • La tortuga pintada tiene la característica que la hembra tiene la panza azul y el macho puede tenerla de cualquier otro color.

¿Cuál es el método más fácil para determinar el sexo de una tortuga?

De todas las características de las tortugas, hay una que es inequívoca para saber si es un macho o una hembra, además esta particularidad está presente en todo tipo de tortugas, terrestres, marinas y de agua dulce.

Se trata de la forma del plastrón. Debido a la manera de copular de las tortugas, el plastrón ha adquirido una forma particular a lo largo de la evolución. Esta forma permite que las dos tortugas se acoplen mejor en el momento del macho montar a la hembra.

Los ejemplares de tortuga macho, tienen el plastrón cóncavo y los ejemplares de tortuga hembra lo tienen plano. Con lo cual, lo único que se debe hacer para determinar el sexo de un ejemplar sin importar su tamaño, edad, especie o tipo de tortuga, es voltearlo y observar la forma del plastrón.

Los demás métodos se utilizan si por algún motivo no se puede observar el plastrón. Por ejemplo, si estamos determinando el sexo de una tortuga muerta y solo tenemos el caparazón, o si la estamos viendo en una fotografía o video.

Consejos para elegir una tortuga macho o hembra

Ya que sabemos cómo determinar el sexo de cada ejemplar, falta definir cuándo es bueno elegir una hembra y cuando un macho, veamos:

  • Si se tiene interés en obtener crías, obviamente hay que elegirlos de sexos diferentes. Además, es conveniente consultar con un veterinario experto en reptiles para que ofrezca asesoramiento. Otro aspecto, es que hay que proporcionarle un sitio para desovar, es decir una zona de arena profunda y a temperatura adecuada para que la tortuga hembra deposite los huevos.
  • Si no se quieren obtener crías hay que elegir los ejemplares del mismo sexo. A menos que haya circunstancias excepcionales, se recomienda adquirir una pareja de hembras o un grupo de hembras. Las tortugas hembras son muy pacíficas, suelen llevarse bien y colaborar entre ellas. En cambio, los machos son muy territoriales y pueden ponerse agresivos.
  • Otra opción es adquirir varios machos y hembras y mantenerlos separados, en terrarios distintos y juntarlos cuando se decida obtener crías, para esto es necesario tomar en cuenta la época del año, la temperatura ambiental y las edades de los ejemplares. Los machos se pueden tener en un terrario con alguna separación, para aislarlos si se ponen agresivos, o adquirir un solo macho.
  • Todo esto, es aplicable a una tortuga de agua dulce, las cuales se pueden tener en acuarios diferentes, tomando en cuenta que debe proveerse de una zona de tierra profunda para cavar el nido cuando se decida obtener crías.

Como ves, determinar el sexo de una tortuga, casi siempre es muy fácil y con esto podemos definir cómo vamos a poblar nuestro terrario de tortugas. Espero que este post te haya sido útil.

0 Comentarios

Deja un Comentario