La elección de una mascota tiene que ver con la personalidad y el estilo de vida, ya que cada especie o raza es diferente y tiene necesidades particulares.

Las iguanas pueden ser excelentes mascotas, para quien quiera un animal tranquilo y que pueda establecer un vínculo afectivo, pero que no quiera sacarlo a pasear ni tenerle cuidados elaborados.

Las iguanas son consideradas mascotas exóticas y si estás pensando en adoptar una, es necesario que te informes muy bien de todos los detalles antes de hacerlo, de manera que no haya sorpresas desagradables.

¿Qué necesita una iguana mascota?

Antes de que tu iguana llegue a casa debes adquirir algunos implementos, veamos:

Terrario

Es el sitio donde va a estar la iguana casi todo el tiempo. El terrario debe ser de buen tamaño, se recomienda que mida por lo menos 5 metros cuadrados y debe tener unos 2 metros de altura, aproximadamente.

Se recomienda que la estructura del terrario sea de listones de madera y las paredes de malla metálica. Esto se puede fabricar muy fácilmente o encargarlo a una carpintería. Debe tener una entrada amplia, de manera que la iguana pueda ser sacada y metida de vuelta, sin dificultad.

El terrario debe tener sustrato en el fondo para que absorba los fluidos. Además, debe incluir plantas naturales que la iguana pueda trepar y plantas artificiales que le sirvan para esconderse.

Dentro del terrario debe ubicarse varios cuencos de agua, para que beba y se bañe. También debe ir el comedero.

El terrario debe estar en un sitio con una temperatura entre 26 y 30°C, de manera que la iguana esté cómoda. La humedad debe estar entre 70 y 80%. Si el espacio no cuenta con esas condiciones naturalmente, hay que recrearlo artificialmente, mediante aparatos de aire acondicionados, calefacción y similares.

La ventilación también es importante, es necesario que el aire circule por el terrario, de manera que la iguana tenga las condiciones necesarias para su bienestar.

¿Qué necesita una iguana mascota?Alimentación

Las iguanas son herbívoras. Lo ideal es proveerles de raciones de frutas, vegetales y hojas, el tamaño de las porciones va a depender del tamaño de la iguana, para lo cual el veterinario dará instrucciones.

Las frutas y vegetales que se le pueden ofrecer son: frambuesa, níspero, cebolla, pomelo, rábano, mora, pera, manzana, piña, uvas, mandarinas, puerro y arándano.

Las hojas pueden ser: lechuga, perejil, hojas de alcachofa, hojas de amaranto, hojas de diente de león, etcétera.

Todos estos alimentos se le ofrecen crudos.

Control veterinario

Al momento de adoptar la iguana se debe contar con el aval de un médico veterinario. Si la iguana es muy joven, es conveniente hacerle controles mensuales, si ya es un ejemplar adulto se le deberá llevar al veterinario cada 6 meses.

Consejos para el dueño de una iguanaConsejos para el dueño de una iguana

  • Es importante que se inicie la domesticación de la iguana desde muy joven. Es muy simple, solo hay que sacar a la iguana un rato del terrario todos los días. Si en la casa hay jardín es conveniente que se acostumbre a pasear por él, si no es el caso, no importa, la iguana puede deambular por la casa. Lo importante es que se acostumbre a la interacción con humanos.
  • Para tomar la iguana se debe hacer por la panza, entre las patas delanteras y traseras. Nunca se debe tocar su cola, mucho menos halarla.
  • Hay que aprender a identificar las reacciones de la iguana, para saber si está a gusto o no. Por ejemplo, si cierra los ojos mientras es acariciada, es señal de que lo está disfrutando, pero en cambio, si comienza a hacer movimientos rápidos con la cola, como latigazos, es porque está muy incómoda y es mejor dejarla en el terrario.
  • Se recomienda que la interacción física sea muy breve, pero todos los días. Es la manera en que ella poco a poco se irá acostumbrando a ser tocada.
  • El calcio es muy importante para la salud de la iguana, los expertos recomiendan que se le ofrezcan suplementos de este mineral de manera constante, ya que es muy difícil que la alimentación le provea todo el calcio que necesita. En las tiendas de mascotas se pueden conseguir en gotas para colocar en el agua o en polvo para esparcir en la comida.
  • La limpieza del terrario es fundamental para la salud de la iguana. Es importante que se cambie el sustrato regularmente y que cada cierto tiempo se haga una limpieza profunda de la estructura. Además de eso es necesario que se retiren los restos de comida que el animal deje, ya que si se descomponen pueden contaminar el terrario.
  • Los dueños deben prestar mucha atención al color de la piel de las iguanas, y consultar al veterinario si observan algún cambio. El aspecto de la piel de las iguanas son un indicador de su salud, es por eso que es importante estar atento a ello.
  • Si observas puntos blancos en la piel de la iguana significa que la iguana ha adquirido ácaros. Para acabar con ellos, hay que consultar al veterinario, que indicará unos baños con agua tibia y algún medicamento. Además del tratamiento con el animal, hay que hacerle una limpieza profunda al terrario.
  • Las iguanas pueden adquirir garrapatas y otros parásitos externos. Cuando eso sucede solo se pueden eliminar con la utilización de pinzas, para lo cual hay que tener mucho cuidado de no lastimar a la iguana.
  • Un cuidado muy importante, que hay que tener con una iguana mascota es cortarle las uñas periódicamente. Si las uñas de la iguana no se mantienen a un largo apropiado, se harán muy filosas y eso puede ser muy inconveniente.
  • Si las iguanas no son domesticadas desde jóvenes o si cambian de dueños siendo adultas, pueden ser muy hostiles, e incluso ser inconveniente sacarlas del terrario o interactuar con ellas. En esos casos hay que tener mucho cuidado al momento de introducir la comida en el terrario o cuando hay que sacarlas, ya que pueden atacar.

Por último, vamos a destacar que si las iguanas son domesticadas apropiadamente pueden llegar a ser mascotas muy cariñosas, conectadas con su dueño y muy interesantes de cuidar.

0 Comentarios

Deja un Comentario