Boston Terrier


Características Vitales


Altura
35 -38 cm
Peso
7 - 11 kg
Esperanza de Vida
13 - 15 años
Personalidad
Listo, Cariñoso, Amigable

Características de la Raza


Apariencia
Tamaño
Pequeño
Pelaje
Corto, Liso
Color
Negro, , Atigrado
Adaptabilidad
Se adapta bien a la vida de apartamento
Bueno para propietarios novatos
Tolera estar solo
Tolera el frío
Tolera el calor
Personalidad
Cariñoso con la familia
Son amigables con los niños
Perro amistoso
Amigable con extraños
Cuidados
Salud general
Baboso
Cantidad de muda
Propenso a ganar peso
Nivel de energía
Intensidad
Necesidad de ejercicio

El Boston terrier es una raza de perro de tamaño medio, que tiene su origen en Inglaterra, hacia el siglo XIX. Se sabe que parte del cruce de otras conocidas razas del país, como son el bulldog inglés y el terrier inglés blanco. De estos cruces apareció un perro de gran tamaño, que pesaba alrededor de 15 kilos, de color atigrado oscuro y con manchas blancas en el cuerpo. Este perro terminó en Boston al ser vendido a un estadounidense que se encontraba en Inglaterra, y se cree que es el que sentó las bases del Boston terrier actual.

Las primeras camadas que nacieron del cruce de este perro tenían bastante parecido con la raza tal como se conoce hoy en día, como patas cortas, cabeza cuadrada y hocico corto. Aunque hicieron falta muchos años y muchos cruces de aquellas primeras camadas para que las características el Boston terrier se definieran hasta llegar al perro que se puede disfrutar hoy en día. También es posible que en su ADN se encuentren resquicios del bulldog francés, aunque esto son suposiciones por el aspecto físico del Boston terrier, pero no existen estudios que lo avalen.

Hacia el año 1890, unas decenas de propietarios se unieron para comenzar una cría selectiva de la raza. Se denominaron a sí mismos American Boston Terrier Club, aunque al principio no estuvieron reconocidos. Eliminaron los cruces con otras razas para conseguir la pureza del Boston terrier, y al año siguiente solicitaron al American Kennel Club que reconociera la raza y a ellos como club para poder participar en las exposiciones caninas y para dar mayor visibilidad a la raza.

Todavía tardarían algunos años en ser un grupo y raza reconocidos, ya que encontraron mucha resistencia por parte de algunos jueces, de los aficionados al Bull terrier y de los aficionados al Bulldog, ya que todos consideraban que el Boston terrier era poco más que una copia que no tenía características originales como para ser aceptado como raza.

Por su parte, el club del Boston Terrier siguió dedicando sus esfuerzos a la raza, incluso redactaron un estándar con las dificultades lógicas teniendo en cuenta que cada propietario consideraba unas características diferentes para sus perros. Finalmente llegaron a un acuerdo para definir la raza, que se ha mantenido hasta la actualidad con pequeños cambios.

Una vez que consiguieron unos 75 ejemplares registrados con las características del estándar, y con una antigüedad de tres generaciones, volvieron a solicitar al American Kennel club su reconocimiento. Así, en 1893, la raza pasaría a formar parte del libro de orígenes genealógicos, aumentando directamente su popularidad, de modo que los ejemplares demandados aumentaron en todos los Estados Unidos.

A partir de aquí, la raza se exportó a otros países, como Canadá, donde se popularizó rápidamente. A principios de los años 30, el Boston Terrier regresó al Reino Unido de la mano de algunos aficionados maravillados por la raza. Pronto surgieron criadores de estos animales en Inglaterra, ganando fama rápidamente, y también se expandieron por el resto de Europa. Hoy en día es fácil encontrar estos animales en Francia o Alemania, incluso en Nueva Zelanda y Australia, y cada uno de estos países cuenta con su propio club oficial sobre la raza.

Características del Boston terrier

El Boston terrier es un perro de tamaño pequeño, compacto y de cuerpo corto, con estructura cuadrada. Su longitud es igual a la altura a la cruz. Sus patas no son excesivamente largas, pero sí son muy fuertes y poderosas. Tiene una forma de caminar muy elegante y proporcionada a pesar de que no es una de las razas más estilizadas, y también muestra una buena proporción entre el tamaño de la cabeza y el resto del cuerpo.

Su cabeza recuerda en su forma y expresión a la del bulldog francés, es corta y cuadrada, y muestra una nariz negra y ancha. La principal diferencia con el bulldog es que no presenta un hocico tan chato, pero sí mantiene su forma cuadrada.

Llaman la atención en su rostro los ojos grandes, redondos y oscuros, muy expresivos y un poco saltones. Y sus orejas pequeñas y erguidas, aunque tienden a doblarse en las puntas. En la actualidad todavía está permitida la amputación de parte de las orejas para que el animal tenga un aspecto más amenazador, una práctica absolutamente deleznable que debería desaparecer, porque se resume en maltrato hacia el animal. Por suerte, cada vez son más países los que prohíben este tipo de prácticas. También destaca su cola recta y de inserción baja, bastante corta, que habitualmente presenta forma de tirabuzón.

Tamaño del Boston terrier

En general, se puede decir que se trata de un perro robusto y pequeño. Aunque el estándar de la raza no marca una altura concreta, nunca suele superar los 40 centímetros. Es sobre todo importante que guarde las proporciones en su cuerpo, aunque no se desean los ejemplares demasiado altos.

Por otro lado, sí que se marca en el estándar el peso que debe tener, que se encuentra entre los 6,8 y los 11,3 kilogramos, y se divide en tres categorías, aunque no varía el estándar. La primera categoría define los perros de menos de 6,8 kilos. La segunda categoría define los ejemplares de entre 6,8 y 9 kilogramos. La tercera categoría define los canes de entre 9 y 11,3 kilos.

Pelaje del Boston terrier

El pelaje del Boston terrier es muy corto y liso, suave al tacto y de textura fina. Es un pelaje que apenas cae durante el año, pero que necesita unos cuidados determinados para que su piel no presente problemas, ya que es muy sensible y está menos protegida que en otras razas. En cuanto al colorido, por lo general puede ser atigrado, negro con un matiz rojizo, o negro con manchas blancas de diversa forma y tamaño.

Comportamiento del Boston terrier

El Boston terrier es un perro sociable y amigable por naturaleza. Tiende a llevarse bien con todo el mundo, por lo que se ha convertido en una mascota predilecta de hogares de todo tipo. Son reservados al principio con los extraños, pero siempre muestran buena predisposición, y se vuelven muy divertidos cuando cogen confianza. Se llevan especialmente bien con los niños y con otros perros, ya que siempre están dispuestos a jugar y siempre buscan las caricias de su familia.

Es importante socializar y educar correctamente a estos animales desde cachorros, puesto que pueden desarrollar comportamientos inadecuados de adultos. Además, son muy inteligentes, aunque pueden aburrirse o mostrarse recelosos cuando se entrenan con métodos negativos. Lo más importante para conseguir un ejemplar equilibrado es comprender sus necesidades y hacer todo lo posible por ofrecerles un buen trato.

Pueden generar dependencia hacia su familia y demandan una alta atención y compañía, por lo que no deben pasar solos demasiado tiempo. No se recomiendan como mascota para familias que no puedan dedicarles el tiempo necesario, ya que podrían tener ansiedad por la separación.

Principales enfermedades del Boston terrier

Por la forma de su cabeza, esta raza es propensa a tener problemas respiratorios, y otras afecciones como cataratas, luxación patelar, epilepsia, problemas del corazón, alergias y sensibilidad a la anestesia. También hay que cuidar la exposición a las temperaturas altas, porque pueden sufrir golpes de calor muy peligrosos.

Cuidados básicos del Boston terrier

Esta raza es muy fácil de cuidar en términos generales. Apenas necesita cepillados o baños para mantener su pelaje en buenas condiciones. Tampoco es una raza que requiera un ejercicio excesivo más allá de un par de paseos largos diarios, aunque puede disfrutar de sesiones puntuales de actividades como Agility.

Lo más importante para mantener a un animal de esta raza en buenas condiciones, es dedicarle mucho tiempo y atención, y darle cariño siempre que lo demande. La alimentación también debe tenerse en cuenta para evitar que coja demasiado peso, algo que podría aumentar sus problemas respiratorios o de corazón. Es recomendable apostar siempre por una alimentación de calidad, en raciones justas, y tratar de evitar los premios frecuentes.

En cuanto a la educación, es muy sencilla si se realiza correctamente y desde el refuerzo positivo. Puede aprender multitud de órdenes de obediencia distintas y cumplirlas con agrado, siempre y cuando el entrenamiento sea el adecuado. Erróneamente se ha tendido a pensar que estos animales no son inteligentes, y el único problema real es que muchas veces los dueños no intentan comprenderles ni ponen por delante sus necesidades.

Curiosidades del Boston terrier

  • El Boston Terrier es la mascota oficial del estado de Massachusetts gracias a los esfuerzos de Irene Ryan, una enamorada de la raza que se encargó de redactar y proponer un proyecto a los cargos gubernamentales para que así fuera.
  • Tuvo varios nombres antes de llegar al de Boston terrier, como Roundhead, pero ninguno de los nombres propuestos fue del agrado de los propietarios. Puesto que la raza se había originado en Boston, un juez y periodista local sugirió su nombre, algo que todos aplaudieron como gran solución.

Si quieres compartir tu vida con un ejemplar de esta raza, entonces debes acudir a un criador especializado en ella y con buenas referencias. Así tendrás toda la información de la raza de primera mano y las garantías de que tu nuevo compañero será un cachorro sano y fuerte.