Airedale Terrier


Características Vitales


Altura
53 -58 cm
Peso
18 - 30 kg
Esperanza de Vida
10 - 13 años
Personalidad
Independiente, Atlético, Alegre, Inteligente

Características de la Raza


Apariencia
Tamaño
Grande
Pelaje
Corto, Rizo
Color
Negro, Marrón
Adaptabilidad
Se adapta bien a la vida de apartamento
Bueno para propietarios novatos
Tolera estar solo
Tolera el frío
Tolera el calor
Personalidad
Cariñoso con la familia
Son amigables con los niños
Perro amistoso
Amigable con extraños
Cuidados
Salud general
Baboso
Cantidad de muda
Propenso a ganar peso
Nivel de energía
Intensidad
Necesidad de ejercicio

De entre todas las razas de terrier, el airedale terrier es el más grande y fuerte. Quizá por eso se conoce también con otros nombres, como Waterside Terrier, Bingley Terrier o Rey de los Terriers. Tiene su origen en Inglaterra, donde es en la actualidad muy popular y donde siempre ha sido valorado como perro de compañía y en diversos trabajos.

Se trata de una raza relativamente reciente, puesto que su cría comenzó aproximadamente hacia la mitad del siglo XIX. Es bastante posible que se originara a partir de cruces entre otras razas de características similares, el Otterhound, y el Old English Terrier. A partir de esta mezcla, comenzaron a desarrollarse los primeros ejemplares de este terrier gigante, concretamente en la región de Yorkshire, concretamente en el valle de los ríos Aire y Wharfe, donde se popularizó rápidamente por todas sus características.

En sus inicios el airedale terrier, al igual que otras razas de terrier, fue utilizado principalmente para la caza. Sus presas principales eran las ratas, los conejos y las aves, y también se especializaron en nutrias gracias a sus características. Ya fuera por deporte o para buscar alimento, adquirieron gran importancia para los cazadores y para los pescadores de la zona.

Por eso los primeros criadores de airedale terrier buscaron potenciar sus habilidades como cazador tanto por tierra como por agua, pero sin dejar de lado las características tradicionales del terrier, entre las que se encontraba un tamaño adecuado para que el animal pudiese vivir dentro de casa junto a la familia.

Además de la caza, este perro fue muy valorado en otras actividades, como guía de ciegos, perro policía, perro de búsqueda y rescate, etc. Aunque en la actualidad es mucho más habitual verlo como perro de compañía, todavía tiene un gran instinto para el trabajo, por lo que siempre presenta una buena disposición para hacer actividades nuevas.

El primer estándar de la raza apareció en 1879, redactado por Reginald Knight. Este primer estándar no gustó a todos los aficionados a la raza, y posteriormente un grupo de criadores se unió para redactar un segundo estándar que se acercaba más a las características deseadas para el airedale terrier.

La raza ganó más fama todavía durante la Primera Guerra Mundial, puesto que en Inglaterra se utilizó como perro para la guerra. Por su parte, en Estados Unidos aparecieron los primeros ejemplares, fascinando desde el principio a muchos criadores que encontraron un animal de gran belleza, con un tamaño adecuado para la vida en la ciudad, y con características únicas. Incluso hubo un tiempo hacia los años 20 en que la cría de este can se masificó con el objetivo de obtener beneficios económicos, algo que perjudicó la pureza de la raza.

Para finales de los años 30, la raza se estabilizó nuevamente, y su reputación volvió a ser la misma que tiempo atrás, expandiéndose además por otros países del mundo, hasta convertirse en uno de los terrier mejor valorados y más queridos de todos los tiempos. En la actualidad, es fácil encontrar ejemplares de airedale terrier en cualquier lugar, aunque su función ha variado mucho desde sus inicios, siendo hoy un deseable animal de compañía.

Características del airedale terrier

El airedale terrier se ha llamado a veces fox terrier gigante por las características que comparten ambas variedades, con la gran diferencia del tamaño. Su aspecto es compacto y musculoso, aunque ligeramente más largo que alto. Llama poderosamente la atención su cabeza, muy alargada y peculiar, que termina en una mandíbula fuerte y poderosa. El cuello y el pecho son musculosos, ambos de tamaño moderado, y las patas son bastante largas y gruesas, muy robustas. La cola es muy fuerte pero no demasiado larga, y la lleva levantada cuando el perro está en acción, siempre recta y nunca sobre el lomo. También llaman la atención sus ojos oscuros y profundos y sus orejas en forma de triángulo que se doblan y caen a ambos lados del rostro, aunque no son demasiado largas. En conjunto, se trata de un perro bien proporcionado y atlético, preparado para la acción en todo momento y capacitado para realizar todo tipo de actividades.

Tamaño del airedale terrier

El airedale terrier no es un perro excesivamente grande en comparación con otras razas, pero en comparación con los terrier, es un animal enorme, de ahí que se considere un terrier gigante. Su altura suele encontrarse entre los 58 y los 61 centímetros a la cruz para los machos, un par de centímetros menos para las hembras. En cuanto al peso, suele encontrarse entre los 20 y 29 kilogramos, siempre un poco menos en las hembras que en los machos.

Pelaje del airedale terrier

El manto del airedale terrier es uno de sus rasgos más reconocibles. Se presenta en dos capas, una interna muy suave y corta, y una externa dura y áspera al tacto, que en algunas ocasiones se ha llegado a denominar pelo de alambre. Es un tipo de pelo ondulado, pero no excesivamente rizado, y además es muy denso. En cuanto al color, la tonalidad aceptada es la negra y fuego, con manchas negras de diversas formas y tamaños repartidas por la parte superior del animal, aunque debe predominar el color fuego.

Comportamiento del airedale terrier

Esta raza es por lo general muy alegre y activa, inteligente, valiente y segura de sí misma. Es sociable por naturaleza y tiende a llevarse bien con otras personas y con otros perros, pero siempre partiendo de una buena socialización desde cachorro. También requiere una educación firme y adecuada desde cachorro para evitar ciertas conductas asociadas a su fuerte instinto de caza.

Se trata de un perro perfecto para practicar todo tipo de deportes caninos, ya que tiene mucha energía y una gran agilidad. Además, posee mucho coraje, por lo que se enfrentará a los nuevos retos que se le presenten sin dudar ni un momento. Debido a su temperamento, puede ser un poco brusco en algunos juegos, por lo que hay que controlar el tiempo que pasen con los niños, pero nunca tendrá intención de hacerles daño.

Es un animal que siempre está atento a lo que ocurre a su alrededor, de fuerte carácter y protector con sus dueños. Sin embargo, con un ejercicio adecuado también será tranquilo cuando esté en casa, y es muy raro que este perro ladre si no tiene un buen motivo para hacerlo.

Principales enfermedades del airedale terrier

Como todos los terrier, el airedale es un perro de naturaleza resistente y fuerte, y con pocos problemas de salud asociados. Sin embargo, es más propenso que otras razas a sufrir enfermedades en los ojos, infecciones en la piel o displasia de cadera, cosas que pueden evitarse siguiendo unos hábitos de vida saludables.

Cuidados básicos del airedale terrier

Acudir al veterinario con cierta frecuencia es básico para cualquier raza. De esta forma, podrá atajarse cualquier problema de salud, y mantener al día el calendario de vacunas y las desparasitaciones, para garantizar que se encuentre siempre en perfecto estado.

Además de esto, es muy importante proporcionarle el ejercicio adecuado, ya que se trata de un perro muy activo y enérgico, que necesita una alta actividad. No se recomienda que viva en un piso pequeño salvo que el propietario pueda dedicar todo el tiempo necesario a ejercitarlo. Los paseos diarios son básicos, pero también necesitará correr y otro tipo de juegos para dar rienda suelta a su instinto. Un airedale terrier aburrido tenderá a desarrollar hábitos destructivos nada agradables dentro de casa.

En cuanto al cuidado de su salud, también es necesario proporcionarle un alimento de alta calidad y en la ración adecuada, porque evitará posibles problemas de alergia, algo a lo que es bastante sensible. No puede olvidarse tampoco el cuidado de su pelaje, que requiere un cepillado frecuente y cuidados especializados que deberían realizarse por un profesional. Igualmente, los baños completos serán adecuados una vez cada mes o cada dos meses, eliminando así los restos de suciedad para que muestre un pelaje perfecto.

La educación de esta raza no es tan sencilla como en otras, por lo que hay que empezar muy temprano y siempre con firmeza, pero también cariño y respeto. La educación y la socialización a través de experiencias positivas son imprescindibles para evitar posibles problemas de comportamiento cuando el perro sea adulto. Puede costarle obedecer porque es un poco terco, pero con el refuerzo positivo y con esfuerzo, poco a poco se conseguirá un ejemplar envidiable.

Si crees que esta raza es la más adecuada para ti, deberás encontrar el mejor cachorro de la mano de un criador especializado en la raza. Fíate solo de quienes tengan experiencia y buena reputación por parte de otros propietarios de airedale terrier, porque así conseguirás un cachorro con todas las garantías sobre su salud y podrás obtener información de la raza de primera mano. El airedale terrier no es un perro recomendado para todo el mundo, pero entendiendo y colmando sus necesidades, será posible disfrutar de una mascota perfecta y del mejor compañero de aventuras durante muchos años.