Características Vitales


Altura
48 - 61 cm
Peso
22 - 27 kg
Esperanza de Vida
12 - 14 años
Personalidad
Amigable, Inteligente, Activo

Características de la Raza


Apariencia
Tamaño
Mediano
Pelaje
Largo, Liso
Color
Blanco
Adaptabilidad
Se adapta bien a la vida de apartamento
Bueno para propietarios novatos
Tolera estar solo
Tolera el frío
Tolera el calor
Personalidad
Cariñoso con la familia
Son amigables con los niños
Perro amistoso
Amigable con extraños
Cuidados
Salud general
Baboso
Cantidad de muda
Propenso a ganar peso
Nivel de energía
Intensidad
Necesidad de ejercicio

Samoyedo

El samoyedo es una raza canina de tamaño medio, originaria de los pueblos samoyedos del norte de Rusia, de donde toma directamente su nombre. Se crio originalmente como apoyo para los humanos, donde cumplían con algunas tareas como las de ayudar en el pastoreo de renos de estos pueblos nómadas, tirar de trineos, o calentar a sus dueños durante las frías noches de la zona.

Se sabe que el samoyedo apareció hace más de 3000 años, o al menos una versión mucho más antigua del que se conoce actualmente. En su origen, se entrenaban adecuadamente para cumplir con unos objetivos marcados, pero con el tiempo se convirtieron en una raza muy valorada como animal de compañía debido a sus características y temperamento.

Fueron extremadamente valorados por las tribus samoyedas, quienes dependían de sus perros para pastorear y cuidar a los renos, protegerse de los posibles depredadores y cazar. Pasaban todo el tiempo junto a ellos, por lo que llegaban a crear auténticos vínculos familiares con sus canes. Llama la atención la diversidad de ejemplares, que eran negros y blancos y pardos en el sur, con un temperamento más independiente; y completamente blancos y mucho más dóciles en el norte.

Algunos exploradores del ártico, como el británico Ernest Kilburn-Scott se encontraron con esta raza en sus investigaciones hacia el 1889, y se llevó de vuelta a Inglaterra un ejemplar de la raza como regalo tras haberse enamorado completamente de ellos y de su belleza. Otros exploradores hicieron lo mismo, llevando más ejemplares a Europa, que sustentarían la base de la crianza de la raza en esta región. A pesar de que por aquel entonces eran diversas las variedades de samoyedo que podían encontrarse, los utilizados en Europa para la reproducción fueron los ejemplares completamente blancos, de ahí que en la actualidad sea esta la única coloración aceptada.

La raza de perro samoyedo no tardó en expandirse por toda Europa, ganando popularidad por su belleza y cualidades, y llamando la atención de personalidades de todo tipo. Durante mucho tiempo, siguieron teniendo utilidad como compañeros de las travesías de los exploradores del Ártico, aumentando así la popularidad de la raza con el tiempo.

A partir de aquí, la raza se exportó a todo el mundo, siendo cada vez más escogida como mascota gracias a su belleza y buen carácter. Es conocido en todos los rincones del planeta, y también uno de los más populares como perro familiar.

El primer estándar de la raza se definió y aprobó en Inglaterra, en 1909, siendo ya para entonces un animal de sobra conocido en todo el país.

Características del samoyedo

El aspecto del samoyedo es muy elegante haga lo que haga. Su manto es único y sus características físicas inigualables por ninguna otra raza. Se trata de un animal de tamaño mediano, resistente y fuerte, que sin embargo llama la atención por su espectacular belleza. Otra de las cosas que se advierten al mirar a un samoyedo es que parece estar permanentemente sonriendo, lo que da una idea de su tipo de temperamento. Además, es un perro muy bien proporcionado y ágil, que siempre está preparado para dejar salir toda su energía.

Su cabeza mantiene una forma de cuña y termina en un hocico largo y fino, pero también proporcionado. La nariz es negra, pero en algunos casos puede aparecer un pigmento rosado. Sus ojos suelen ser oscuros y de forma almendrada, ni muy hundidos en la cara ni tampoco saltones. Muestra además unas orejas relativamente pequeñas y erguidas sobre la cabeza, redondeadas en las puntas y con forma triangular.

Su cuerpo es un poco más largo que alto, pero siempre guardando las proporciones. Su pecho es grande y profundo, con una apariencia mucho mayor debido a su pelaje. Llama también la atención su larga cola, que siempre lleva curvada sobre la espalda o hacia un lado. Sus patas son largas y fuertes, capacitadas para cualquier actividad física, incluso en las condiciones más extremas.

Tamaño del samoyedo

El samoyedo es un perro de tamaño mediano, que habitualmente ronda los 25 o 30 kilos de peso, aunque puede ser incluso más pequeño. En cuanto a la altura, se mantiene entre los 53 y los 57 centímetros hasta la cruz. Un tamaño que lo hace ideal para cualquier tipo de vivienda, por eso se adapta perfectamente a la vida en un piso siempre y cuando se tengan en cuenta sus necesidades de ejercicio.

Pelaje del samoyedo

El manto de doble capa del samoyedo es sin duda una de sus características más llamativas e inigualables por cualquier otra raza canina. Es un pelaje muy grueso, denso y recto, blanco como la nieve que mantiene su pulcritud incluso a pesar de la suciedad. La capa inferior es mucho más suave y corta, destinada a proteger al animal del frío en los climas originales en los que se criaba.

Pueden aparecer ejemplares con una ligera tonalidad crema en su pelaje, pero esto no es lo habitual. Mudan de pelo en dos ocasiones al año, aunque durante todo el año pueden ir perdiendo la capa interna de pelo paulatinamente, por lo que quien quiera disfrutar de un samoyedo en su vida, tendrá que ser consciente de que la convivencia será también con su pelaje.

A pesar de lo que pueda parecer, es un pelaje que generalmente se mantiene en buenas condiciones por sí mismo, lo que no significa que no requiera unos cuidados adecuados para estar siempre perfecto. No se ensucia con facilidad y tampoco desprende el olor a perro característico en otras razas, pero siempre será necesario mantenerlo a través de los cepillados frecuentes, especialmente para evitar la aparición de enredos.

No se recomienda cortar el pelo ni mucho menos rapar al perro en ninguna circunstancia, ya que el pelo es necesario para regular la temperatura del animal tanto en invierno como en verano. La capa externa de pelo puede llegar a medir hasta 15 centímetros, y otra de las características es que no produce caspa, por lo que es una raza hipoalergénica.

Comportamiento del samoyedo

El samoyedo no es un buen perro de guarda ni alarma, porque generalmente se muestra muy amigable con todo el mundo, incluso con desconocidos. Su carácter afable, y su inteligencia, son las características principales de su temperamento. Es compañero perfecto para personas de todo tipo, y se lleva especialmente bien con los niños.

Es una raza bastante activa, que requiere grandes cantidades de ejercicio, pero que además se adapta a vivir en cualquier entorno. Puede vivir en el campo o en un piso en la ciudad, pero siempre requerirá un nivel de actividad acorde a su energía.

El samoyedo cachorro puede ser travieso y tener tendencia a morder los objetos de la casa, por eso conviene dar una educación adecuada al pequeño desde el primer momento. También conviene socializarlo correctamente, aunque se trata de una raza muy amistosa tanto con personas como con otros animales.

Su gran inteligencia hace que sea una raza muy fácil de entrenar en cualquier ejercicio, aunque puede aburrirse si no se hace de la forma adecuada. El entrenamiento debe hacerse siempre desde los premios y el trato positivo, porque jamás tolerará un golpe o un enfado, adquiriendo comportamientos poco deseables. La ventaja es que además suelen mostrar muy buena predisposición a obedecer a su familia, por lo que se trata de un perro ideal en todos los sentidos.

Principales enfermedades del samoyedo

El samoyedo es una raza con buena salud general, que tiene un promedio de vida de entre 12 y 15 años si se cuida y mantiene en buenas condiciones. Pueden tener tendencia a desarrollar ciertas enfermedades hereditarias, aunque por suerte, la incidencia de estas enfermedades es cada vez menor.

Puede padecer displasia de cadera, cataratas, glaucoma y otros problemas de retina. También tienen tendencia a tener diabetes y pueden presentar glomerulopatía hereditaria, una enfermedad renal que afecta especialmente a esta raza, y con más frecuencia a los machos.

Cuidados básicos del samoyedo

El samoyedo necesita algunos cuidados básicos por sus características, pero tampoco más que otras razas de perro. Es importante ante todo cepillar el pelaje con frecuencia, para evitar de esa forma la suciedad, los nudos en el pelo y que puedan aparecer problemas en la piel. Se recomienda cepillar al animal al menos dos o tres veces por semana, aunque lo ideal es hacerlo una vez al día. De igual forma, hay que saber controlar los baños, puesto que el pelo es difícil de mojar y también de secar, y siempre hay que hacerlo con productos específicos para perros. Un baño cada dos meses puede ser suficiente si no se mancha ni ensucia, y siempre realizando un secado adecuado para que la humedad no se quede en la piel, lo que puede provocar algunos problemas.

Otra de las cuestiones a tener en cuenta para mantener la buena salud del samoyedo es proporcionarle una alimentación adecuada, con comida de calidad, puesto que es una raza que puede tener tendencia a engordar si no se alimenta bien. En la misma línea, el ejercicio resulta imprescindible, para mantenerse en buena forma, y estar equilibrado a nivel emocional. Un perro aburrido e inactivo puede tener comportamientos destructivos en el hogar.

En cuanto a su educación, el samoyedo es fácil de tratar si se comprende y se tiene la paciencia suficiente. Lo más importante es que la educación se haga desde el cariño y el respeto, y siempre con una actitud positiva, porque el perro estará siempre deseoso de aprender y de complacerte.

Curiosidades del samoyedo

  • En Europa, ocasionalmente se ha conocido también como Bjelkier, aunque su nombre más extendido es el de samoyedo.
  • Algunos análisis recientes sobre el ADN de las razas caninas, han situado al samoyedo entre las catorce razas más antiguas del mundo, donde también se localizan otros perros nórdicos como el husky siberiano, el alaskan malamute o el chow.
  • Además de sus funciones en el Ártico, la raza llegó a explorar el Polo Sur en la expedición de Roald Amundsen, quien tenía una hembra de samoyedo que lideró la expedición en todo momento.
  • Se trata de una de las razas más puras que existen, ya que desde el inicio de su historia y desde que se asentó, no ha sido cruzada con otras razas ni con otros ejemplares.
  • A pesar de la creencia popular de que el samoyedo es un perro de tiro como el husky siberiano o el alaskan malamute, la realidad es que esta raza está mucho más cerca de perros de pastoreo. No obstante, podría realizar la actividad si se diera la ocasión.

Si después de toda esta información, piensas que un samoyedo es perfecto para compartir la vida contigo, entonces acude a un criador especializado y con experiencia en la raza, porque así podrá ofrecerte toda la información que necesites y también las garantías sobre su salud.