Los perros de la raza rottweiler tienen un carácter tranquilo, devoto y valiente, son muy seguros de sí mismos y tienen mucha firmeza. Si un ejemplar de rottweiler muestra signos de agresividad es porque ha sido maltratado, está enfermo o no fue socializado correctamente.

Si estás en posesión de un cachorro de perro rottweiler y quieres que sea tranquilo y de buen carácter, en este post te decimos qué debes hacer y cómo educar a un rottweiler para que no sea agresivo.

Para establecer un entrenamiento y educación adecuados para un rottweiler no es necesario ser un experto, solo hay que tener claras algunas pautas.

¿Cuándo comenzar el entrenamiento con un cachorro de rottweiler?

Hay que saber que mientras más rápido se comience el entrenamiento, será más efectivo. Por supuesto, cualquier entrenamiento debe comenzar luego del destete, pero lo antes posible. A continuación, algunas pautas:

Los cachorros deben estar con su madre hasta las 8 o 10 semanas de vida. Es posible que el destete se desencadene porque la madre ya no quiera amamantar o porque los cachorros sean los que no quieren alimentarse de leche, de cualquier forma, es necesario esperar que el cachorro sea independiente de la madre y ya coma solo.

Lo primero que se debe comenzar es el proceso de socialización, esto es muy importante para que el perro desarrolle buen carácter.

Para socializar a un cachorro solo se debe tomar y hacer contacto físico con él, de manera que se acostumbre, esto debe comenzarse entre la semana 6 y 10. Si se observa aceptación por parte del cachorro se puede prolongar cada sesión por varias horas y que lo carguen varios miembros de la familia.

Una vez que el cachorro haya sido vacunado se le debe exponer al contacto con otros perros, ya que esto lo hará más tolerante a su presencia y evitará que sea agresivo por miedo.

¿Cómo entrenar a un rottweiler para que no sea agresivo?

Si quieres que tu perro rottweiler no sea agresivo, lo que tienes que hacer es lo siguiente:

Acostumbrarlo a la presencia humana, sostenerlo en brazos con frecuencia y hacerle mimos y cariños. Los perros en general se vuelven muy dóciles con el trato cariñoso y los perros de la raza rottweiler no son la excepción.

El método de entrenamiento debe ser premiarlo por su conducta positiva. Se debe establecer un premio adecuado, puede ser alguna golosina, pienso del mismo que come habitualmente, un pedazo de zanahoria o simplemente una palabra cariñosa, mimos y caricias.

Para que aprenda a acudir cuando se le llama, el cuidador se coloca a unos 2 metros de distancia y lo llama por su nombre. Si acude, se le ofrece su premio y si no acude, alguien más debe tomarlo con cuidado y colocarlo a los pies del cuidador. En ese momento se le entrega su premio.

Nunca se debe golpear al perro, ni se le debe gritar o hacerle sentir miedo de ninguna forma. Los perros de la raza rottweiler reaccionan muy mal a las agresiones, se vuelven ansiosos y reaccionan con agresividad eventualmente. La regla de nunca golpearlo es lo más importante del entrenamiento, ya que es la principal causa de agresividad en perros.

¿Cómo enseñar al rottweiler a no morder?

Si el cachorro rottweiler tiene el habito de morder, puede que no sea un signo de agresividad, sino un hábito común en los cachorros. Por lo general, los cachorros juegan con sus hermanos de camada a morderse unos a otros, de manera instintiva y si no son corregidos pueden seguir haciéndolo con sus dueños humanos.

Cuando se está jugando con el perro y comienza a morder, se debe detener el juego y decirle una palabra de autoridad. La palabra de autoridad puede ser: “No”, “detente”, o cualquier otra que se elija. Lo más importante es que se diga sin gritarle, pero con firmeza.

Nunca se debe agredir al perro cuando muerde, tampoco es bueno morderlo, con eso solo se le producirá agresividad. Solamente se le debe mostrar que no es aceptado ese tipo de conductas y que no se va a jugar con él si muerde.

Nunca se debe permitir que el cachorro nos muerda, puede ser que parezca un juego inofensivo cuando el cachorro está muy pequeño, pero se le está enseñando que esa conducta es aceptada.

Cómo ser el líder de la manada del rottweiler 

Los perros están acostumbrados a vivir en manadas, donde hay un líder llamado macho alfa. Cuando estamos criando a un perro debemos tener el papel de líder de la manada y no el de seguidor del líder. Eso lo va a determinar determinadas conductas. veamos:

  • El líder de la manada es quien determina cuándo comen los demás, por lo tanto, establece un horario para las comidas de tu perro y sé muy firme con ello. Nunca lo alimentes a otra hora y menos si él te pide comida.
  • Siempre deben comer los humanos primero, sobre todo el amo del perro y después es que se le sirve la comida al perro de raza rottweiler.
  • Las decisiones las debe tomar el amo, nunca el rottweiler. Por ejemplo, la hora de jugar, la hora de salir a pasear, el horario del entrenamiento, etcétera.

Consejos y recomendaciones

  • Establece un orden claro y patrones de conducta específicos, ya que son las mejores herramientas para que el perro de raza rottweiler tenga un carácter tranquilo y cariñoso. Si el perro siente seguridad en sus rutinas, en la conducta de su amo y tiene reglas claras, va a tener un temperamento adecuado. 
  • Lleva a tu perro rottweiler al control veterinario 2 veces al año o si presenta algún malestar o síntoma. Que el perro esté sano es otro aspecto necesario para que tenga buena conducta.
  • Vigila los estímulos que recibe el perro y asegúrate que no haya nada que lo perturbe o irrite. Un perro estresado o ansioso puede tener tendencias de conductas indeseadas.
  • Sé muy afectuoso con tu rottweiler, de manera que se sienta cómodo con el contacto humano y se acostumbre a relacionarse por medio de cariños.

Con todo lo anterior será muy fácil tener un rottweiler con buena conducta, tranquilo y conectado con sus amos.

0 Comentarios

Deja un Comentario