Rottweiler


Características Vitales


Altura
56 - 68 cm
Peso
36 - 59 kg
Esperanza de Vida
8 - 11 años
Personalidad
Tranquilo, Obediente, Dócil

Características de la Raza


Apariencia
Tamaño
Grande
Pelaje
Liso
Color
Negro
Adaptabilidad
Se adapta bien a la vida de apartamento
Bueno para propietarios novatos
Tolera estar solo
Tolera el frío
Tolera el calor
Personalidad
Cariñoso con la familia
Son amigables con los niños
Perro amistoso
Amigable con extraños
Cuidados
Salud general
Baboso
Cantidad de muda
Propenso a ganar peso
Nivel de energía
Intensidad
Necesidad de ejercicio

El rottweiler es una raza de perro de tamaño grande, tipo molosoide, que tiene su origen en Alemania. Su función inicial era la de pastorear el ganado y tirar de carros repletos de carne para las carnicerías de la época, razón por la que se empezó a nombrar tal como lo conocemos ahora, Rottweiler Metzgerhund, que significa ‘perro carnicero de Rottweil’. Mantuvo estas funciones hasta la llegada del tren a mediados del siglo XIX, momento en que ya no era tan necesario llevar el ganado al mercado a pie, y entonces se destinó a otras tareas entre las que se encontraban la búsqueda y rescate de personas, la guía o la guarda, aunque también se utilizó y se utiliza como perro policía.

Pero el momento de su aparición real sigue siendo un misterio, como ocurre con la mayoría de razas actuales. Se cree que los ancestros de estos animales pudieron ser los perros que portaban los romanos cuando invadieron Germania, puesto que dichos animales poseían cualidades que encajan con la descripción del rottweiler actual, como habilidades para el pastoreo y un fuerte instinto de protección. Los romanos fundaron allí una ciudad llamada Rote Wil, que posteriormente dio lugar al nombre de la raza, por lo que esta teoría parece ser bastante acertada.

Los cruces entre los perros romanos, y los perros autóctonos de la zona durante esos siglos, pudieron sentar las bases de la raza rottweiler tal como la conocemos ahora, y más teniendo en cuenta que los romanos siempre buscaron perros tipo molosos o mastiff, que utilizaban para la protección y para trabajos como perros de guerra, características que sin duda posee el rottweiler.

Siglos más tarde, aproximadamente en el siglo VIII d.C., fue fundada en Alemania la ciudad de Rottweil, un lugar levantado con las mismas piedras de las ruinas de las ocupaciones romanas. La característica principal de los lugareños de esta ciudad, fue que apreciaban a sus perros mucho más que en cualquier otro lugar de Alemania, donde solo eran considerados como herramientas de trabajo. Por eso prosperaron en esta ciudad también como mascotas además de como ayudantes, y fue aquí donde precisamente empezó a definirse el rottweiler actual. Estos antepasados del rottweiler eran perros fuertes y muy duros, que incluso se utilizaban en peleas de perros y podían llegar a enfrentarse con toros, aunque siguieron cumpliendo su función principal como perros de pastoreo.

Años más tarde, el gobierno prohibió el pastoreo tradicional del ganado debido a la llegada de la industrialización, lo que propició que los ejemplares de esta raza empezasen a disminuir paulatinamente, hasta casi desaparecer. El antiguo rottweiler ya no tenía ninguna función de trabajo que cumplir, y tampoco existía la necesidad de proteger las viviendas de animales salvajes, por lo que la raza sufrió un declive importante hasta llegar prácticamente a desaparecer.

El rescate de la raza se produjo hacia el año 1907, cuando se fundó el primer club alemán del rottweiler. Los amantes de estos animales se pusieron a trabajar para salvaguardar sus características e impedir que se extinguiera, y lo consiguieron en 1921, cuando llegaron a definir la raza tras años de crianzas y de ejemplares que no cumplían con las características que estaban buscando.

Con el tiempo, el rottweiler se convirtió en una raza uniforme, de constitución robusta y consistente, manteniendo siempre las características originales de los perros de pastoreo. También mejoraron en cuanto al temperamento y las habilidades para el trabajo, razón por la cual volvió a ganar popularidad con el paso de los años. Aunque para entonces el pastoreo ya no existía, se encontraron nuevos caminos para que el rottweiler mostrase todas sus habilidades, creándose la conocida prueba de trabajo para perros de guarda Schutzhund, en 1930. Gracias a esta prueba, los rottweiler empezaron a tenerse en cuenta por sus habilidades protectoras, inteligencia y facilidad en el adiestramiento.

Ya a primeros del siglo XX, fue cuando se definió el estándar de la raza en Alemania, y desde entonces se ha mantenido prácticamente inalterable, una garantía de que las características del rottweiler no se han visto modificadas a lo largo de los años.

Fue su popularidad en Alemania durante estos años lo que hizo que otros países pusieran su interés en esta raza, siendo Inglaterra uno de los primeros en importarla. Aunque los primeros ejemplares llegaron en el año 1936, no fue hasta el final de la guerra cuando pudieron centrarse en criar cachorros de rottweiler propios. La mayor popularidad de la raza en este país tuvo lugar en los años 50 y 60, y precisamente fue en 1960 cuando se creó el Club del Reino Unido del rottweiler, formado en un principio por 25 personas que adoraban a la raza.

También llegaron en los años 30 los primeros ejemplares de rottweiler a los Estados Unidos, y en septiembre de ese mismo año tuvo lugar el nacimiento de la primera camada criada en dicho país. Aunque para 1931 todavía eran muy pocos los ejemplares de rottweiler en Estados Unidos, la raza ganó popularidad rápidamente, llegando en apenas dos décadas a conseguirse ejemplares campeones de las exposiciones caninas debido a sus características y belleza. En los años 90, el rottweiler fue una de las razas más populares del país, siendo solo superada por el labrador retriever y llegando al máximo de registros en el American Kennel Club.

Características del rottweiler

El rottweiler es una raza de perro grande, que se caracteriza principalmente por la forma en que guarda sus proporciones. Se trata de un perro poderoso y resistente, que sin embargo no resulta nada tosco, ya que al mismo tiempo es ágil y bastante veloz. Su fuerza, valentía y coraje quizá sean las cualidades que han convertido a la raza en una de las más populares de todo el mundo, además de su orgullosa presencia que nunca pasa desapercibida.

Aunque posee características similares a los demás molosoides, el rottweiler destaca por encima de todos ellos, ya que guarda mucho mejor las proporciones, está físicamente más equilibrado y balanceado, lo que resulta en un perro más saludable y fortalecido, con una media de vida mayor a la de otras razas del mismo tamaño.

Destaca entre sus características físicas un tronco de longitud media, ancho y profundo, unas patas muy fuertes y no demasiado largas, y una cabeza cuadrada, bastante grande en comparación con el resto del cuerpo. El hocico también es de longitud media, y muestra unas mandíbulas cuadradas y muy poderosas, una nariz negra y ancha y ojos oscuros y profundos.

En el primer estándar de la raza, la mayoría de los cachorros veían su cola cortada hasta dejar únicamente una o dos vértebras, práctica que en muchos países se ha prohibido actualmente, aunque en algunos como Canadá o Estados Unidos se sigue permitiendo esta amputación con fines estéticos.

También es posible encontrar dentro de la raza dos líneas de crianza diferenciadas, la europea y la americana. La diferencia entre ambas líneas radica en la altura, siendo mayor la americana, con cuerpos más estilizados, mientras que en el caso europeo el cuerpo es más compacto y robusto. Se mantiene como original la línea europea, aunque ambas están igualmente consideradas dentro del estándar de la raza.

Tamaño del rottweiler

El rottweiler es un perro grande, aunque no llega a ser gigante como otras razas similares. El estándar marca una medida aproximada de 65 centímetros para machos y 60 para hembras, y un peso de aproximadamente 50 kilos en los primeros y 42 kilos en las segundas.

Pelaje del rottweiler

El pelaje es otra de las características que sin duda ayuda a definir al rottweiler. Presenta un pelo negro en su mayoría, liso y suave al tacto, aunque también duro. Destacan las machas de color fuego repartidas por las patas, el pecho y sobre los ojos, detalle que no pasa desapercibido y que es una parte importante de la definición de la raza.

Comportamiento del rottweiler

El temperamento del rottweiler es sin duda muy especial. Tiene muy buen carácter, es por norma general tranquilo, obediente y dócil, siempre dispuesto a cumplir con su trabajo y a seguir las órdenes de su dueño. Es además un animal muy inteligente, que aprende rápido y todo tipo de órdenes, una de las grandes cualidades de la raza.

Muestra una gran confianza en sí mismo y tiene un elevado instinto protector, por lo que hay que tener cuidado con su educación y adiestramiento para evitar que pueda llegar a atacar, algo muy peligroso debido a su potencia y su fuerza. A la vez es un perro sociable y amigable en la mayoría de situaciones, pero que puede ser desconfiado con los extraños dentro de su propiedad.

Nunca se muestra intranquilo, es equilibrado y sabe tomar sus propias decisiones. Juzga a las personas y decide si ser amigable o desconfiado. No acepta una caricia sin más, pero cuando hace un amigo, lo mantiene y lo protege para siempre. Todas estas cualidades lo convierten en un animal perfecto como mascota familiar, siempre protector con cada uno de los miembros, que no suele mostrar preferencias por ninguno salvo en contadas ocasiones.

Por otro lado, su inteligencia hace que se aburran con facilidad de repetir los mismos patrones, por eso necesitan actividades que representen retos nuevos y emocionantes. Los paseos no serán suficientes para mantener a un rottweiler equilibrado y feliz, requieren mucho ejercicio y también retos mentales, por lo que habrá que comprenderlo y dedicar todo el tiempo y el esfuerzo a estimularlo correctamente.

La raza de perro rottweiler es por lo general fácil de tratar, aunque su fuerza y poderío requieren a una persona capacitada para lidiar con él en caso de que sea necesario, además de ser alguien capacitado para educarlo correctamente. El tiempo pasado en compañía de un ejemplar de esta raza siempre debe ser de calidad, y estar formado por salidas y actividades de todo tipo, porque de esa forma se creará una relación irrompible entre ambos.

Cómo es el rottweiler con niños

Un rottweiler bien educado, socializado, y criado en un ambiente familiar de amor y cariño, será cariñoso con los niños como el que más. Sin embargo, las características de este animal hacen que pueda ser peligroso en determinadas circunstancias, por lo que nunca debería dejarse a un niño jugando con un perro de tanto poder sin supervisión. Es muy raro que un rottweiler bien educado llegue a morder a alguien de su familia, sin importar la edad, pero ciertamente, una mala reacción de un animal de tal envergadura puede tener consecuencias de diversa consideración para un niño.

Lo más importante para evitar una situación desagradable con el perro, es educarlo a conciencia desde cachorro, que siempre tenga unos límites marcados y que sepa sin poner ninguna duda cuál es su posición y quién es el líder en el hogar.

Perro potencialmente peligroso

Lo que define a un perro potencialmente peligroso según la ley es el simple hecho de tener unas características morfológicas concretas. Sin embargo, una imagen no define un carácter, y el comportamiento de cualquier animal parte mucho más de la educación que se le dé y de la forma de tratarlo que de su genética o anatomía.

Aunque el rottweiler se considera como una raza peligrosa porque posee dichas características y porque se trata de un perro fuerte y poderoso, la realidad es que su temperamento se dibujará con el paso de los años, a través de la educación, los límites y el cariño que el propietario ponga en el cachorro de rottweiler, hasta su edad adulta.

Principales enfermedades del rottweiler

El rottweiler es un perro bastante saludable en términos generales, y más teniendo en cuenta su tamaño y características. Una de las afecciones más comunes en la raza es la displasia, tanto de codo como de cadera, que deberían pasar un chequeo veterinario en cualquier ejemplar destinado a la cría para descartarla en las sucesivas generaciones.

Esta raza tiene una mayor tendencia a contraer la enfermedad del parvovirus que otras razas por motivos que no se conocen. Sin embargo, esto se puede evitar con relativa facilidad siguiendo el programa de vacunaciones adecuado. Incluso si se contrae, se puede luchar médicamente contra la enfermedad, pero en todos los casos es mucho más efectiva la prevención mediante las vacunas necesarias.

Por otro lado, es una raza con tendencia a la obesidad, de modo que hay que vigilar siempre su alimentación y conseguir que hagan todo el ejercicio necesario. La obesidad no debe tomarse como algo sin importancia, puesto que lleva asociados otros muchos problemas como dificultades respiratorias, artritis, diabetes, insuficiencia cardiaca, etc., lo que en algunos casos puede tener consecuencias de diversa gravedad.

Cuidados básicos del rottweiler

El rottweiler es una raza de perro que necesita unos cuidados concretos, aunque no más ni menos que otras razas. Partiendo de la base de que cualquiera quiere lo mejor para su perro, el proceso es mucho más sencillo de lo que parece siempre y cuando se antepongan las necesidades del animal.

Salud

Como ya has visto, lo mejor para mantener la salud de esta raza es seguir las pautas en cuanto a las vacunaciones y visitas al veterinario. Por lo general, es una raza fuerte con una esperanza de vida mayor que la de otras razas similares, de modo que solo habrá que prestar atención a estas cuestiones para poder disfrutar durante muchos años de un amigo fiel.

Cepillados

El pelo del rottweiler no requiere demasiados cepillados. Su pelaje se mantiene en buen estado por lo general, aunque sí se recomienda cepillar de vez en cuando para eliminar el pelo muerto y para quitar restos de polvo y suciedad.

Baños

Igual que en el caso anterior, los baños en el rottweiler deben realizarse únicamente cuando el animal lo requiera, bien por una salida al campo o bien porque haya pasado demasiado tiempo desde la última vez. La frecuencia de entre 6 y 8 semanas para cada baño será suficiente para que se mantenga siempre brillante.

Alimentación

La alimentación es un tema muy importante para esta raza debido a su tendencia a engordar. Debe ser siempre un alimento de calidad, en la cantidad justa dependiendo del ejercicio que haga. Además, se aconseja evitar los premios de forma habitual, porque son productos que sí le harán engordar, aunque no consuma demasiados.

Ejercicio

El rottweiler requiere de un alto nivel de ejercicio físico y mental para gastar energía, mantenerse ágil y vitar el estrés. Necesitará correr además de pasear, y también realizar diferentes actividades que despierten su interés. Un perro aburrido será un perro infeliz, y la inteligencia del rottweiler hace que tienda a aburrirse con facilidad.

Educación

La educación es la otra tarea importante que debe realizar cualquier propietario de rottweiler desde que adquiere el cachorro. Su temperamento es dócil, pero también valiente y poderoso, por lo que es necesario ser capaz de encontrar un equilibrio adecuado para que el perro esté siempre contenido y se comporte perfectamente.

Si quieres compartir tu vida con un ejemplar de rottweiler, es importante que acudas a un criador experimentado en la raza, que pueda ofrecerte todas las garantías de salud del cachorro, y que pueda asesorarte sobre todo lo que necesites con respecto a sus necesidades y temperamento. Recuerda que se trata de un perro que hay que saber entender y manejar, pero si lo haces correctamente, podrás disfrutar de un compañero inigualable durante mucho tiempo.

Rottweiler