en , , , , , ,

¿Por qué no debes regalar una mascota a tus hijos en Navidad?

Qué bonitos son los cachorros. Y qué bien quedan bajo el árbol de Navidad. No cabe duda que son la combinación perfecta de amor, ternura y magia. Sin embargo, cada vez son más las voces críticas que desaconsejan regalar una mascota en esta época del año. ¿Sabes por qué?

Más allá de su belleza, de sus juegos y del cariño incondicional que otorgan, tener una mascota supone una responsabilidad. En este artículo te proponemos una serie de preguntas para que reflexiones acerca de ello. Solo si eres capaz de responder afirmativamente a todas las preguntas, deberías seguir pensando en agrandar la familia con un nuevo miembro.

¿Entiendes lo que significa tener un animal?

Lo fácil al pensar en tener una mascota es llevarla a casa. Lo difícil es todo lo demás. Desde el primer día, el cachorro necesitará mucho más que cariño y caricias. Necesitará educación, ejercicio, cuidados de salud, buena alimentación, higiene, y un largo etcétera. Una mascota no es un mueble, es un ser vivo con necesidades, un miembro más de la familia que vivirá con vosotros durante muchos años.

¿Puedes asumir sus gastos?

De todo lo anterior se deduce que tener una mascota no es barato. Comida, veterinario, vacunas, urgencias, juguetes… Todo eso cuesta un dinero, y la mayoría de cosas son costosas. Por eso, antes de lanzarte a tener un animal es imprescindible que tengas en cuenta si podrás hacer frente a sus gastos. Que con toda probabilidad ascenderán a varios cientos de euros al año.

¿Serán capaces tus hijos de responsabilizarse de su mascota?

Tu idea es que ese perrito, o gatito, o el animal en que estés pensando sea un regalo para tus hijos. Pero ¿crees que tus hijos se responsabilizarán de su mascota? Si tú tienes claro lo que implica tener un animal, debes asegurarte de que ellos también lo tengan claro. De no ser así, el cuidado de vuestra mascota recaerá por completo en ti. Y si se convierte en una carga te arrepentirás de tenerlo, pero no es un juguete que puedas devolver.

¿Has escogido su especie y raza de forma razonada?

Existen cientos de posibilidades a la hora de escoger una mascota, empezando por su especie. Los perros y los gatos son las mascotas más frecuentes. Pero también hay otras posibilidades como pájaros, peces, tortugas o reptiles. Todo depende del tipo de compañía que busques para la familia, características y tipología. Además, después de tener clara la especie deberás valorar las distintas razas hasta que encuentres aquella que sea perfecta para vosotros.

¿Sabes que tu mascota crecerá y sus necesidades irán cambiando?

¿Qué pasará cuando crezca? Tu cachorrito crecerá y en pocos meses se convertirá en un adulto. Dependiendo de su especie y raza, puede llegar a tener un tamaño considerable y no siempre adecuado para el lugar en el que vives. Otra cosa más a valorar antes de tomar la decisión de tener un animal.

¿Sabes dónde y cómo adoptar una mascota de forma legal?

Si después de valorar todas las cuestiones anteriores sigues pensando que una mascota es lo mejor para tu familia, entonces tendrás que buscarla en lugares muy concretos y adecuados. Existen protectoras de animales en la mayoría de localidades donde multitud de mascotas esperan la oportunidad de ser adoptadas. Por otro lado, si quieres una raza concreta por la razón que sea, entonces busca criadores responsables de la misma.

La mayoría de los animales que se regalan en Navidad acaban abandonados o en protectoras. Por favor, no contribuyas a hacer daño a los animales y no tengas un animal si no puedes asegurarte de que tu nuevo mejor amigo tendrá una vida plena y feliz en tu familia. De ti depende que la Navidad sea feliz para todos.

¿Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La importancia de la educación de los animales desde cachorros

Cuáles son las mascotas más raras del mundo