Características Vitales


Altura
18 - 30 cm
Peso
1 - 3 kg
Esperanza de Vida
12 - 16 años
Personalidad
Extrovertido, Listo, Vivaz

Características de la Raza


Apariencia
Tamaño
Pequeño
Pelaje
Largo
Color
Blanco, Marrón, Negro
Adaptabilidad
Se adapta bien a la vida de apartamento
Bueno para propietarios novatos
Tolera estar solo
Tolera el frío
Tolera el calor
Personalidad
Cariñoso con la familia
Son amigables con los niños
Perro amistoso
Amigable con extraños
Cuidados
Salud general
Baboso
Cantidad de muda
Propenso a ganar peso
Nivel de energía
Intensidad
Necesidad de ejercicio

Pomerania

Si existe una raza canina que todo el mundo adora por su aspecto y tamaño compacto, sin duda es el Pomerania. Esta raza es una de las más pequeñas que se conoce, de talla mini, que luce además una imagen de pequeño osito pero que esconde un fuerte carácter. Está clasificado dentro de la familia de los Spitz, pero es mucho más pequeño que cualquiera de ellos.

El Pomerania es originario de la región alemana del mismo nombre, un lugar donde además se volvió muy popular en poco tiempo por su temperamento y portabilidad, por ser un perro muy fácil de tratar, divertido y obediente en términos generales. A pesar de su tamaño, el Pomerania tiene una gran agilidad física y resistencia, y siempre está dispuesto a salir a pasear y a jugar.

Se cree que los antepasados de esta raza fueron perros de trineo de Islandia y Laponia que llegaron a Europa a través de la región de Pomerania, un lugar que estuvo ocupado por multitud de pueblos, como el celta, el eslavo, el polaco, el sueco, o el danés. Los cruces de esos perros con spitzs propios de la zona darían los primeros ejemplares de Pomerania, aunque esos animales distaban bastante de la raza tal como la conocemos en la actualidad.

En sus inicios, los peros Pomerania pesaban más de 10 kilos, una característica que los criadores no modificaron a pesar de sí buscar mejoras en el pelaje y en su adaptación a la vida en la ciudad. Pronto fueron exportados a otros países, como Inglaterra, donde también alcanzaron gran popularidad y comenzaron a desarrollar ciertas características como resultado de la cría selectiva de algunos criadores. Por ejemplo, durante este tiempo se desarrollaron los diversos colores de su manto, y poco a poco se fue modificando también su estatura, aunque siempre se procuró que mantuviesen el tipo de manto y la robustez que caracterizaban a sus antepasados nórdicos.

La reina Carlota de Inglaterra se fijó en esta raza y la introdujo entre la nobleza del país, adquiriendo mayor importancia cada vez. Posteriormente, su nieta, la Reina Victoria, se encargó de dar fama internacional al Pomerania con su propia crianza y ejemplares, aunque llegó a criar hasta 15 razas caninas diferentes. Gracias a su empeño hacia el Pomerania, su popularidad se hizo tan grande que pronto llegó hasta los Estados Unidos, hacia el siglo XIX, convirtiéndose en una de las mascotas por excelencia de los hogares de clase alta.

Fue precisamente a partir del siglo XIX cuando el Pomerania comenzó a parecerse más a la raza actual, pues en su adaptación a la vida de la ciudad fueron reduciendo más y más su tamaño, que finalmente fue muy distinto a los primeros.

En la actualidad, este pequeño y adorable perrito es una de las mascotas por excelencia en hogares de todo el mundo, por delante de otras muchas razas debido a su facilidad de adaptación, a que puede vivir en cualquier lugar y a que posee unas características únicas tanto físicas como de comportamiento.

Características del Pomerania

La principal característica del Pomerania es que se trata de un perrito muy pequeño, de tamaño mini, oficialmente la más pequeña de las razas nórdicas. A pesar de ello, es un animalito repleto de energía, atlético y ágil, que guarda una gran fortaleza en su cuerpo compacto. Tiene un aspecto perfectamente proporcionado y esbelto, con patas cortas pero robustas, y una cabeza de tamaño medio y un poco afilada, que hace que su aspecto recuerde levemente al de un zorro. Destaca también en su rostro una expresión siempre alerta y vivaz, gracias a sus grandes y oscuros ojos, perfectamente colocados a ambos lados de su corto hocico. Las orejas son triangulares y se encuentran en la parte alta de la cabeza, siempre en punta. Llama también la atención su cola, no demasiado larga, que siempre lleva enroscada sobre la espalda.

Tamaño del Pomerania

Como ya hemos visto, el Pomerania es un perrito muy pequeño, que alcanza aproximadamente los 15 o 20 centímetros a la cruz, siendo uno de los 10 perros más pequeños del mundo. Su peso acompaña a su tamaño, y es que este perro pesa entre 1,5 y 3,2 kilos, de ahí que sea tan fácil de transportar en brazos o de cualquier otra forma.

Pelaje del Pomerania

El pelaje del Pomerania es el clásico de las razas nórdicas, largo, muy denso y mostrado en dos capas. Durante la época de muda, pierden la carpa interna, por lo que es necesario cepillarlos con más frecuencia para evitar problemas o enredos. En cuanto al colorido, estos perros admiten una gran variedad de tonalidades, como rojo, anaranjado, blanco, crema, marrón o negro. También es posible encontrar ejemplares con más de una tonalidad, con manchas en algunas partes del cuello o en forma de collar alrededor del cuello.

Comportamiento del Pomerania

El Pomerania es un perro muy activo y un poco nervioso, que tiene tendencia a ladrar en exceso. La ventaja de esto es que es un buen perro alarma, pero es algo que se recomienda controlar mediante una buena educación para que no se vuelva molesto cuando el perro sea adulto.

Son además muy cariñosos y apegados a sus dueños, dóciles y muy fáciles de tratar. Son perfectos para la vida en pequeños pisos o apartamentos, pero también necesitarán un nivel de ejercicio adecuado para eliminar toda su energía, que es mucha más de la que pueda parecer.

El Pomerania es un animal muy inteligente, que aprende rápido y que siempre tiene buena disposición para obedecer, aunque también requiere de ciertas normas para no convertirse en un pero malcriado y caprichoso, porque entonces serán muy desobedientes. Son amigables y sociables por naturaleza, y tienden a llevarse bien con otros animales y con cualquier persona.

También adoran los nuevos estímulos, por lo que son animales ideales para practicar todo tipo de actividades junto a sus dueños. Les gusta ser el centro de atención y disfrutan del cariño y las caricias de la gente en cualquier momento. Sin embargo, pueden ser independientes en otros momentos, así que es una raza perfecta para la mayoría de las personas.

Se lleva bien también con los niños, pero hay que tener cuidado con sus juegos porque pueden lastimar a este pequeño peluche, que en el fondo es frágil y delicado.

Principales enfermedades del Pomerania

El Pomerania es en términos generales muy saludable y con unos buenos hábitos de vida tiende a mantenerse en perfecto estado. Sin embargo, es propenso a sufrir ciertas afecciones y enfermedades comunes en la raza, como luxación de rótula. También puede presentar enfermedades cardiacas, colapso de tráquea, desórdenes en los conductos lacrimales, cataratas, epilepsia, hipoglucemia o hipotiroidismo. También son propensos a padecer problemas relacionados con alergias en la piel, como alergias que pueden desembocar en dermatitis, aunque esto es bastante controlable con unos hábitos saludables. Acudiendo al veterinario con la frecuencia adecuada, podrás descartar cualquier problema en tu mascota o actuar cuanto antes para ponerle remedio, además de mantener al día sus desparasitaciones y vacunas.

Cuidados básicos del Pomerania

Esta raza requiere unos cuidados especiales en su pelaje para mantenerlo siempre impecable y para evitar que desarrolle problemas en la piel. Los cepillados deberían realizarse a diario para eliminar todo el pelo suelto, aunque el mínimo es de dos veces por semana. También es aconsejable bañarlo una vez al mes o cada dos meses para limpiarlo en profundidad, teniendo cuidado siempre de utilizar un champú adecuado para cuidar de su delicada piel. Debido a la cantidad de pelo que tiene, es recomendable proporcionarle siempre un lugar fresco y a la sombra donde poder descansar, especialmente en verano, ya que el calor es peligroso para estos animales.

También es muy importante en esta raza cuidar la alimentación y el ejercicio, ya que puede engordar fácilmente, algo muy peligroso que afectaría a su corazón. Un alimento de alta calidad y en pequeñas dosis es imprescindible para que se encuentre en perfecto estado de salud. Por su tamaño, puede parecer que no requiere de grandes dosis de ejercicio, pero es todo lo contrario. Siempre está dispuesto a salir a la calle a pasear, a correr o a jugar, y no ofrecerle esa posibilidad hará que su temperamento se vuelva más arisco además de que será muy perjudicial para su estado físico.

No puede olvidarse tampoco dentro de los cuidados del Pomerania la educación y la socialización, que es necesaria desde que el Pomerania es cachorro para que el adulto sea un animal equilibrado y sociable. Estos perros tienden a salirse fácilmente con la suya porque son muy tiernos y adorables, por lo que su educación ha de ser firme y estricta, porque un Pomerania caprichoso puede convertirse en un perro agresivo y muy difícil de controlar.

Curiosidades del Pomerania

Según relata la historia, documentada, durante el hundimiento del Titanic se consiguió salvar únicamente la vida de tres de los perros que iban a bordo, dos de ellos de raza Pomerania. El tamaño de estos animales permitió que sus dueños pudieran llevarlos en brazos sin demasiado problema.

Además de formar parte del listado de perros más pequeños del mundo, también tiene el récord de ser uno de los perros más longevos que existen.

Ahora que sabes todo lo necesario sobre el lulu de Pomerania, puede que te hayas decidido por compartir tu vida con uno de ellos. De ser así, debes acudir a un criador experimentado en la raza, con buenas referencias de otros propietarios, porque solo asó tendrás las garantías necesarias acerca de la salud de tu cachorro y podrás acceder a toda la información sobre la raza de primera mano.