Características Vitales


Altura
25 - 30 cm
Peso
3 - 5 kg
Esperanza de Vida
10 - 14 años
Personalidad
Activo, Dinámico, Curioso

Características de la Raza


Apariencia
Tamaño
Pequeño
Pelaje
Corto
Color
Negro, Marrón
Adaptabilidad
Se adapta bien a la vida de apartamento
Bueno para propietarios novatos
Tolera estar solo
Tolera el frío
Tolera el calor
Personalidad
Cariñoso con la familia
Son amigables con los niños
Perro amistoso
Amigable con extraños
Cuidados
Salud general
Baboso
Cantidad de muda
Propenso a ganar peso
Nivel de energía
Intensidad
Necesidad de ejercicio

Pinscher Miniatura

Conocido especialmente por su parecido con el doberman, el pinscher miniatura, llamado en ocasiones doberman miniatura, es una raza canina de tamaño pequeño o toy, que parte directamente de otros pinscher de mayor tamaño que se fueron reduciendo con el paso del tiempo para mejorar sus características y habilidades.

Su lugar de origen se encuentra en Alemania, donde precisamente el pinscher alemán, raza de mayor tamaño que dio lugar al miniatura, era muy valorado para cazar roedores, especialmente ratas y ratones. Allí, estos animales eran conocidos como zwergpischer, y de ahí su nombre fue evolucionando hasta ser el que conocemos hoy en día.

Concretamente, estos cazadores de roedores aparecieron en las granjas germanas del siglo XVIII. Lo cierto es que, a pesar de su parecido con el doberman, el pinscher miniatura no tiene nada que ver con ella en cuanto a genética. Se cree que algunas razas como el galgo inglés, el teckel y varios tipos de terrier sentaron las bases para conseguir esta nueva raza, por lo que su única similitud con el doberman sería la sangre de terrier corriendo por sus venas.

El pinscher alemán era un perro de mayor tamaño y envergadura, que no siempre conseguía su objetivo como cazador al no poder deslizarse por todos los huecos. Por eso, los criadores buscaron un animal más pequeño y rápido, al que nombraron al principio como Reh Pinscher, en referencia a un tipo de ciervo pequeño que habitaba los bosques de esas zonas. La reproducción de la raza por aquel entonces se realizaba sin buscar características estéticas concretas, y cualquier ejemplar que estuviese capacitado para su trabajo como cazador se catalogaba como Reh Pinscher.

Para finales del siglo XIX, hacia el año 1895, las cosas cambiaron y se empezó a buscar la homogeneización de la raza. Incluso se creó el Pinscher Klub, y se redactó el estándar de la raza según su temperamento y las características físicas que debía poseer. En esta época se marcó entonces la línea a seguir y se definió también como raza miniatura, toy para los ingleses y americanos. En poco tiempo su popularidad aumentó como animal de compañía, y muchos comenzaron a llamarlo cariñosamente Pin Min.

Aunque el viaje del Pinscher Miniatura comenzó en Alemania, fue en Escandinavia donde más se popularizó y donde dio su salto al resto del mundo. Primero se extendió por Europa y por las Islas Británicas, y sus características y simpatía hicieron que fuese muy querido como mascota en los hogares. Tardó un poco más en dar el salto a los Estados Unidos, pero para entonces era ya tan popular en Europa que los americanos no tardaron en abrirle las puertas de sus hogares.

Al ser un perro de trabajo y no asociarse a las clases sociales más altas, tuvo que realizar un camino diferente y más costoso que otras razas para llamar la atención como mascota y para que los artistas de la época se fijasen en ellos y los representaran en sus obras. No obstante, es posible encontrar algunas de estas representaciones en cuadros, esculturas, tapices, etc.

Finalmente, y tras una dura lucha por los criadores y clubes de la raza, hacia 1956 se reconoció la raza en su variante más actual, y estos perros comenzaron a exhibirse en exposiciones caninas aumentando su popularidad hasta la actualidad, cuando es posible encontrar ejemplares de pinscher miniatura en hogares de todo el mundo.

Características del pinscher miniatura

La principal característica de la raza de perro pinscher miniatura es su tamaño, pero no por ello es la más importante. A pesar de su tamaño reducido, es un perro de proporciones perfectas, de tipo cuadrado y líneas elegantes y finas. Su expresión es de alerta constante, gracias a sus ojos ovalados y grandes, oscuros, y una cabeza alargada y levemente afilada hacia el hocico. La nariz también es proporcional en cuanto al tamaño y negra y las orejas son bastante grandes y pueden aparecer completamente erectas o dobladas hacia la punta.

Su cuerpo es compacto, de pecho ancho y patas alargadas, atlético y elegante en su movimiento, y también muy ágil. También destaca su cola, de longitud media y en forma de sable, que según el estándar debe ser siempre natural y nunca recortada.

Tamaño del pinscher miniatura

El estándar de la raza define que la altura de este perro debe ser de entre 25 y 30 centímetros tanto para machos como para hembras. Por su parte, el peso debe encontrarse entre los 4 y los 6 kilos. Es importante que el tamaño y el peso se mantengan siempre en proporción, porque la obesidad es muy peligrosa para todas las razas caninas, y especialmente para las más pequeñas, puesto que un kilo de diferencia implica muchos riesgos para su salud.

Pelaje del pinscher miniatura

El pelaje del pinscher miniatura es denso y áspero al tacto, muy corto y brillante. Admite además una gran variedad de tonalidades, de un color liso o con un manto bicolor. Es habitual encontrar ejemplares negros, marrones, rojos, o también negro y fuego, y todos ellos se admiten en la misma proporción.

Comportamiento del pinscher miniatura

El fuerte carácter del pinscher enano contrasta especialmente con su tamaño. Tienen un temperamento que puede llegar a ser arisco y difícil de tratar si no se educa correctamente desde cachorro. Son además animales muy activos, dinámicos y curiosos, y siempre estarán dispuestos a explorar cualquier territorio. Son valientes y cabezotas, así que no dudarán en plantar cara cualquiera sin importar que le doble en tamaño varias veces.

Esta raza es poco sociable por naturaleza, por eso se recomienda incidir en su socialización desde cachorros. Un pinscher miniatura bien socializado será más tolerante con los extraños y menos agresivo con otros perros, lo que puede marcar la diferencia y evitar que ponga en riesgo su salud. Por otro lado, con su familia son muy diferentes, y pueden crear estrechos lazos afectivos y ser muy cariñosos con quienes quieren.

No se recomienda dejar a estos animales solos en casa durante periodos largos de tiempo, ya que pueden aburrirse y desarrollar comportamientos destructivos y ser muy ruidosos, aunque no ladran tanto por lo general como otras razas pequeñas.

Principales enfermedades del pinscher miniatura

El pinscher miniatura es una raza fuerte y saludable, que generalmente no presenta propensión a las enfermedades caninas más habituales. A nivel hereditario, puede llegar a sufrir atrofia progresiva de retina o luxación patelar, pero la incidencia de estas enfermedades no es demasiado elevada en la raza. Lo más importante para mantener la buena salud de estos canes es vigilar su alimentación, porque se trata de animales que comen mucho si se les da la ocasión, y pueden coger mucho peso y llegar a sufrir obesidad con facilidad, lo que sí supone un serio riesgo para su salud.

Cuidados básicos del pinscher miniatura

El perro pinscher miniatura es muy fácil de cuidar en términos generales. No requiere tantas atenciones estéticas como otras razas, y se mantiene en buenas condiciones con facilidad. En términos de salud, bastará con acudir al veterinario en las ocasiones necesarias para mantener al día sus vacunas y sus desparasitaciones. Por lo demás, bastará un cepillado a la semana y un baño cada mes para que su piel y su pelo estén en perfectas condiciones. Eso sí, asegúrate de que el champú que utilices sea específico para perros, porque así evitarás que puedan aparecer alergias y otros problemas en su piel.

No olvides también que son animales con tendencia a engordar y muy glotones, por lo que siempre deberás vigilar su alimentación y controlar las cantidades. Un alimento de alta calidad evitará también que tome elementos nocivos para su salud, y que pueda coger más peso del debido. También se recomienda evitar los premios para su educación.

El pinscher es un perro con mucha energía, que requiere un nivel elevado de ejercicio diario. Los paseos y los juegos son necesarios para mantenerlo en buen estado físico. La ventaja de que sea un perro de tamaño pequeño, es que buena parte del ejercicio puede realizarlo dentro de casa, pero nunca sustituirá a los paseos por la calle y al conocer a otros animales. Se adapta perfectamente a vivir en todo tipo de espacios, pero no es adecuado que vivan en el exterior, ya que no cuentan con una capa protectora contra las temperaturas extremas, ni frías ni cálidas.

Finalmente, la educación y el adiestramiento en esta raza es más efectivo cuando se realiza en positivo, porque su temperamento es lo bastante complejo como para no aceptar el adiestramiento tradicional y agresivo. No obstante, se trata de una raza muy inteligente que puede aprender un gran número de trucos, así que todo pasa por realizar un adiestramiento adecuado.

Si quieres compartir tu vida con un pinscher miniatura, lo primero que debes hacer es localizar un criador reputado y experimentado en la raza. Así sabrás que tu cachorro tiene todas las garantías de salud y de genética, y podrás obtener la información necesaria sobre su carácter y cuidados de primera mano.

Pinscher Miniatura