Perro sin Pelo


Características Vitales


Altura
36 - 45 cm
Peso
4 - 20 kg
Esperanza de Vida
12 a 14 años
Personalidad
Amistoso, familiar

Características de la Raza


Apariencia
Tamaño
Mediano, Pequeño
Pelaje
Perro Sin Pelo
Color
Gris, Negro, Marrón
Adaptabilidad
Se adapta bien a la vida de apartamento
Bueno para propietarios novatos
Tolera estar solo
Tolera el frío
Tolera el calor
Personalidad
Cariñoso con la familia
Son amigables con los niños
Perro amistoso
Amigable con extraños
Cuidados
Salud general
Baboso
Cantidad de muda
Propenso a ganar peso
Nivel de energía
Intensidad
Necesidad de ejercicio

Por definición, los perros sin pelo carecen de una de las características básicas de la mayoría de animales: vello en el cuerpo. Estos animales no poseen un manto de pelo, como consecuencia de la mutación de un gen, que por lo general se da de forma natural. En la actualidad, existen razas propias sin pelo, muy queridas y valoradas por sus características.

Algunas de estas razas son de las más antiguas que se conocen, una prueba más de que fue la propia naturaleza y no la mano del hombre la que dio origen a estos peculiares animales. Se tiene conocimiento, por distintas representaciones artísticas, de que algunas de estas razas datan incluso del año 300 a.C., y en seguida se ganaron el aprecio de las personas como animales de compañía.

Características de los perros sin pelo

Los perros sin pelo, además de tener en común la característica de ausencia de pelaje, se parecen bastante entre sí en cuanto a sus rasgos. Existen claras diferencias de tamaño en las razas, pero todos tienen un cuerpo similar, bien proporcionado y musculado.

Razas de perros sin pelo

Aunque en la actualidad se están realizando experimentos para conseguir otras razas sin pelo, lo cierto es que solo existen cinco razas reconocidas y clasificadas dentro de la categoría de perro calvo.

Xoloitzcuintle

Este perro tiene su origen en México y se conoce que existe desde la antigüedad. Su nombre proviene de vocablos aztecas, itzcuintle, que significa perro; y Xolotl, que era el dios azteca de los espíritus. Por lo tanto, su nombre quiere decir ‘perro del dios Xolotl’, y durante mucho tiempo fue considerado un ser casi místico con propiedades curativas para el ser humano.

Entre las características de la raza, se encuentran el hecho de que es muy alegre, vivaz y cariñoso. Puede recordar en apariencia a un lebrel, aunque su carácter es más similar al del Fox Terrier.

No está muy extendido como perro de compañía en el mundo, pero goza de una buena salud en México, donde a día de hoy sigue siendo muy valorado por la pureza de la raza. Además de la característica distintiva de no tener pelo, el Xoloitzcuintle presenta otras cualidades físicas, como una piel oscura y arrugada y unas orejas grandes y largas, que se mantienen firmes sobre la cabeza.

El tamaño de la raza es muy variable, ya que se ha buscado con la cría conseguir ejemplares para diversos propósitos, sin embargo, no todas las tallas están reconocidas por las asociaciones caninas. El estándar tendría un tamaño de entre 51 y 76 centímetros, y un peso de entre 11 y 18 kilos.

Desde el año 2016, esta raza se considera patrimonio cultural y símbolo de la Ciudad de México, donde sigue manteniendo su popularidad como mascota debido a su inteligencia, facilidad para educar, instinto protector y amabilidad.

Perro sin pelo del Perú

Similar al xoloitzcuintle en cuanto a características, pero más grande cuando se trata de ejemplares de pura raza, el perro sin pelo del Perú ha sido nombrado como Patrimonio Nacional del Perú. Este animal es un perro primitivo, una raza pura que no ha variado apenas sus características a lo largo de los años, muy atlético y ágil, ideal como animal de compañía para personas deportistas.

El estándar de la raza viene marcado por un tamaño aproximado de entre 50 y 60 centímetros, y un peso de entre 12 y 25 kilos. Por lo general, su piel es de color negro, muy profundo, aunque pueden verse ejemplares con un tono negro azulado o incluso con piel marrón. En muy raras ocasiones, puede darse que un cachorro de una camada nazca con pelo por un gen recesivo, algo muy extraño de ver. En el resto de casos, los ejemplares que presentan pelo no son de raza pura, sino mezclas con otros canes con pelo.

Su mayor popularidad la adquiere precisamente en su país de origen, no siendo frecuente ver ejemplares de esta raza en otros lugares. No obstante, es un perfecto perro de compañía, ya que es familiar, cariñoso y tiene un marcado instinto protector, además de ser muy fácil de educar debido a su inteligencia.

Crestado chino

El crestado chino es el más pequeño de los perros sin pelo, con un tamaño que no supera nunca los 30 centímetros y un peso que oscila entre los dos kilos y medio y los cinco kilos y medio. A pesar de su tamaño reducido, es un tipo de perro esbelto y ligero, con una estructura bien proporcionada. Tiene una forma de moverse muy elegante y glamurosa, lo que ha valido su fama alrededor de todo el mundo.

Aunque es una raza sin pelo, muestra pelaje en algunos puntos de su cuerpo, como la cabeza, las patas y la cola, otra de sus características más distintivas. Sin embargo, este pelo no se desprende, de modo que no suelta pelo como lo hacen otras razas.

Poco se conoce sobre el origen de esta raza, además de que se trata también de una raza primitiva y que tuvo lugar en China. Aunque tuvo cierta popularidad en su país de origen, con el tiempo llegó a desaparecer, no quedando en la actualidad ejemplares de esta raza allí. Por suerte, la exportación de algunos ejemplares por parte de los británicos fue la salvación de la raza, conservando en la actualidad todas sus características intactas.

Existe además una versión de la raza con pelo, conocida como powderpuff que hoy en día también está reconocida y que puede competir en la misma categoría que la variedad sin pelo. Estos ejemplares peludos nacen en la misma camada, y siguen el mismo estándar de raza a excepción de lo referente al manto.

Terrier americano sin pelo

Esta es una de las razas menos comunes de perro sin pelo. Se considera como una variante del terrier ratonero, aunque sus orígenes no están del todo claros. Según la creencia, la raza partiría de un ejemplar de terrier ratonero que nació sin pelo, dando origen a cachorros desprovistos de pelaje que serían la base de toda la raza.

Se trata de una raza relativamente actual, ya que estos primeros ejemplares nacieron en los años 70 en Estados Unidos. Por ser tan reciente y poco común, es una raza de la que no existe demasiada información, aunque entre sus características básicas se encuentran una altura de entre 35 y 45 centímetros y un peso de entre 3 y 7 kilos.

El terrier americano sin pelo es un perro fuerte, musculoso y esbelto, muy activo y ágil, siempre dispuesto a la aventura. Tiene las características propias del terrier, la cabeza alargada, las orejas grandes y erectas y las patas robustas. Además, presenta una piel blanca o rosada en la base y cubierta de motas o manchas de color gris, negro, rojizo o dorado.

Esta raza necesita una elevada actividad física para mantenerse sano y feliz. Los paseos diarios y el juego de persecución son las actividades que más cansarán al animal, y por lo tanto harán que se encuentre en perfectas condiciones. Por otro lado, son muy inteligentes y tienen un gran instinto de protección y territorialidad, por lo que puede ser un buen perro de vigilancia. Necesita además ser socializado desde cachorro para evitar comportamientos agresivos cuando sea adulto.

Perro Pila Argentino

Como su nombre indica, este perro es originario de Argentina. Se trata de un perro de tamaño medio muy popular den el noroeste del país, donde es muy apreciado por la estética de su piel. Es muy similar a xoloitzcuintle y al perro sin pelo del Perú, de quienes se cree que desciende, aunque su tamaño es inferior al de las otras razas.

Hacia mediados del siglo XX, este perro tuvo una gran presencia en su país de origen, formando parte de las vidas de los campesinos criollos como animales de compañía. La elevada temperatura corporal que poseen como causa de la ausencia de pelo, resultaba muy útil para calentar las camas o para aliviar dolores en las personas. Incluso durante un tiempo se conocieron como ‘calientapiés’, ya que esa era una de sus funciones principales.

En la actualidad, su popularidad ha descendido, y es bastante raro ver ejemplares de raza pura incluso en argentina. Se conoce que hay en marcha un proyecto para el rescate y restauración de la raza, ya que sería una verdadera lástima que desapareciera.

El estándar de la raza marca que debería encontrarse entre 25 y 45 centímetros, aunque los tamaños varían mucho en consecuencia de la mestización. Son muy ágiles y veloces en sus movimientos, además de estar capacitado para trepar y dar grandes saltos. Pueden presentar un cuerpo completamente calvo, pero también es posible que muestren algo de pelo en la cabeza o en la cola.

La piel de estos animales es suave y cálida al tacto, y habitualmente se presenta en negro, pero puede ser de cualquier color o combinación de colores. Se adaptan además perfectamente a la vida de interior, son fáciles de educar, cariñosos con su familia y perfectos guardianes. También son muy alegres y activos, siempre dispuestos a jugar y a recibir atención de su familia.

Principales enfermedades de los perros sin pelo

Los perros sin pelo no tienen predisposición a más o diferentes enfermedades que los perros con pelo. Todo depende de la raza y de su propia genética. Únicamente pueden presentar una mayor sensibilidad en la piel al frío o a otro tipo de factores ambientales, por lo que habrá que tener un mayor cuidado a la hora de sacarlos a la calle.

Cuidados propios de los perros sin pelo

La parte más importante para cuidar correctamente a un perro sin pelo es la relativa al cuidado de su piel. La exposición continua de la piel desnuda a los efectos climatológicos o ambientales hace que sea más sensible y que tolere peor las temperaturas extremas.

La ventaja de estos perros es que no sueltan pelo, por lo que será más fácil mantener la casa limpia, pero, por el contrario, habrá que tener un especial cuidado con su piel. En invierno, para salir a la calle será siempre necesario proteger su cuerpo con un jersey o un abrigo para perros. En verano, se recomienda la aplicación de protectores solares antes de exponerlos al sol. Además, puede ser útil aplicar una crema hidratante con frecuencia por todo el cuerpo para mantener su piel suave y protegida en todo momento.

Curiosidades de los perros sin pelo

  • La falta de pelaje hace que la temperatura del cuerpo de estos animales sea más elevada que en los perros con pelo. Por este motivo, muchas de las razas de perros sin pelo se utilizaban en medicina tradicional, para calmar dolores de las personas, como por ejemplo el reumatismo.
  • Al no tener pelo, las pulgas y garrapatas no tienen dónde anidar, por lo que nunca presentan este tipo de parásitos.
  • De igual forma, la ausencia de pelo evita reacciones en las personas alérgicas, por lo que son una alternativa perfecta para las personas que quieran una mascota, pero tengan alergia al pelo de animal.