en

¿Sabías que existe una raza de perro que no ladra y recuerda al gato?

La gran baza con la que cuentan los perros para comunicarse con su entorno es el ladrido, pero ¿qué pasa si hay un perro que no ladra? ¿cómo se comunica?

Este post trata sobre una de las grandes curiosidades de la especie canina: la raza de perro que no ladra.

La peculiaridad del Basenji, el perro que no ladra

El ladrido en los perros es uno de los sistemas de comunicación con los que cuentan estos animales, de ahí que sea fundamental para poder transmitir sus sensaciones a su entorno.

Además del ladrido, cuentan con el movimiento de la cola como método de transmitir su estado de ánimo y sentimientos de la forma más efectiva.

Se considera a los perros Basenji como uno de los más remotos que existen, ya que tienen una gran similitud con aquellos animales que ocupaban las representaciones artísticas egipcias.

La raza Basenji tiene como principal rasgo distintivo su incapacidad para ladrar. Aunque tiene el impulso de emitir algún sonido, no lo logra.

La clave de este fenómeno son su laringe, la cual está orientada de forma distinta respecto al resto de los perros, y sus cuerdas vocales, que son muy planas, superficiales y estrechas.

Esta circunstancia le impide sacar hacia afuera el sonido, resultando un sonido vago, robusto e impreciso.

El hecho de no ser capaz de emitir un ladrido normal, como el que lanzan las otras razas de perro, es algo de lo que no son del todo conscientes, por lo que, cuando coincidan con otros ejemplares de raza distinta, tratarán, sin éxito, de imitar ese sonido tan extraño para ellos.

No obstante, cabe destacar que, cuando un perro de raza Basenji se cruza con otra variedad, sí cuenta con la capacidad del ladrido.

El perro que quería ser gato

La peculiaridad de esta raza también está en que el sonido que emiten -no son completamente mudos- se acerca más ¡al maullido de un gato!

No solo el sonido característico de este animal se asimila a este felino, también el carácter es muy parecido: 

  • El perro Basenji es muy independiente. 
  • Es reacio a los juegos y a recibir gestos de cariño.
  • Se acicala lamiéndose las patas.
  • Es activo pero trata de guardar su energía para jugar solo.
  • En su origen, era un perro de caza, acostumbrado a perseguir a su presa.

Como podrás comprobar, estos rasgos son comunes con los de la actitud de los gatos, de ahí que se le conozca también como el perro felino.

Esta es una de las grandes curiosidades que podemos observar en determinadas variedades de perros.

Muchas personas desconocen la existencia de ejemplares de perro que no ladra, por lo que nunca viene mal conocer un poco más sobre este fenómeno.

Queda claro que contando como mascota con un ejemplar de Basenji, muchos de los problemas de ladridos excesivos se evitarán, aunque, como en muchos otros aspectos, se pierden otras virtudes de aquellos perros que más tienden a expresarse ladrando. ¿La solución? ¡Compara y escoge aquel que más se adapte a tus preferencias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Regalos de Reyes Magos que agradecerían tus mascotas (y tú)

Pasaporte para perros: cómo funciona y cuándo es obligatorio