Pastor Vasco


Características Vitales


Altura
46 a 61cm
Peso
17 - 36kg
Esperanza de Vida
13 a 15 años
Personalidad
Leal, familiar, protector.

Características de la Raza


Apariencia
Tamaño
Grande, Mediano
Pelaje
Largo
Color
, Negro, Blanco
Adaptabilidad
Se adapta bien a la vida de apartamento
Bueno para propietarios novatos
Tolera estar solo
Tolera el frío
Tolera el calor
Personalidad
Cariñoso con la familia
Son amigables con los niños
Perro amistoso
Amigable con extraños
Cuidados
Salud general
Baboso
Cantidad de muda
Propenso a ganar peso
Nivel de energía
Intensidad
Necesidad de ejercicio

Este perro es uno de los grandes desconocidos del mundo canino, aunque no por eso deja de ser un perro imponente a todos los niveles. El pastor vasco es una raza de perro que tiene su origen precisamente en el País Vasco, donde su nombre oficial es Euskal Astzain Txakurra. En su ADN existe una importante mezcla de sangre de otras razas caninas, una de las razones por las que se ha convertido en un perro con características únicas para el pastoreo y para la guarda del ganado.

Se sabe que la historia del pastor vasco comienza hace miles de años, como demuestran algunos restos encontrados y representaciones de la época medieval donde aparecen antepasados de la raza. Estos primeros pastores vascos se mezclaron con otras muchas razas para potenciar algunas de sus habilidades y características, y esas mezclas hicieron que estuviera a punto de desaparecer como raza a finales del siglo XIX y principios del XX. Además, fue culpado como responsable de algunos ataques al ganado que se produjeron en regiones de Navarra y Guipúzcoa, que realmente cometieron los lobos, pero fue otra de las causas por las que su número se redujo drásticamente durante mucho tiempo.

Por suerte, en otros lugares como Álava o Vizcaya, la raza era muy valorada, y se conservó como perro de raza o incluso como animal de compañía. Esto permitió que la raza sobreviviera en el tiempo, pero nunca llegó a convertirse en una de las razas caninas más populares, ni siquiera a nivel de España. Incluso hoy en día, y a pesar de que destaca por su carácter y belleza, no existen más de unos cientos de ejemplares de la raza repartidos por diversas regiones.

Su mayor pico de popularidad lo alcanzaron cuando dieron inicio los concursos internacionales de perros de pastoreo. El pastor vasco destacaba a todos los niveles de trabajo y obediencia, por lo que se inició un estudio en profundidad para valorar sus características. Hacia 1991, ya se habían definido las características propias de la raza, aunque pasarían algunos años más para que llegase su reconocimiento. No fue hasta el 1 de junio de 1995 cuando la raza se reconoció oficialmente por la Real Sociedad Canina de España, aunque no ha llegado a ser reconocido por la Federación Cinológica Internacional.

Características del Pastor Vasco

El perro pastor vasco es una raza de tamaño medio, muy bien proporcionado, atlético y esbelto. Se divide en dos variedades definidas por detalles de su aspecto físico, aunque ambas son muy similares a nivel general y en cuanto a su temperamento.

  • El pastor vasco Iletsua es la primera de las variedades. Es más claro en su colorido, posee un rabo corto y un hocico en proporción, aunque su pelaje es más largo en todo el cuerpo.
  • El pastor vasco Goirbeikoa es la segunda variedad. Su pelo es más rojizo y aparece un poco rizado, y su rabo es más largo y peludo y su cabeza más alargada. El pelaje en su cabeza es mucho más corto que en el resto del cuerpo.

Como características similares, se puede decir que en ambos casos se trata de un perro muy enérgico, fuerte y ágil. Demanda grandes dosis de actividad física que tendrán que ir más allá de los paseos diarios, y disfruta de cualquier tipo de trabajo que tenga que desempeñar. Es un perro que se adapta bien a vivir en cualquier lugar, aunque siempre estará buscando la compañía de su familia, para compartir su cariño y sus juegos. Si quieres compartir tu vida con un pastor vasco Iletsua, o con un ejemplar de Goirbeikoa, debes tener en cuenta que todas las razas de pastor vasco son igualmente especiales y tienen sus propias necesidades.

Tamaño del Pastor Vasco

En ambos casos, las proporciones del pastor vasco son similares. Su tamaño es medio, con una altura aproximada de entre 45 y 60 centímetros por lo general, siempre un poco superior en el caso de los machos que de las hembras. En cuanto al peso, se mantiene en torno a los 17 y 36 kilos. La gran ventaja de su tamaño es que es perfecto para cualquier tipo de vivienda, y también manejable para personas que no tienen demasiada experiencia con perros.

Pelaje del Pastor Vasco

El manto del pastor vasco es de longitud media, ligeramente más largo en el caso de la variedad Iletsua. En ambos casos adquiere una apariencia rizada, por lo que necesita ser cepillado con frecuencia para evitar que se formen nudos en su pelaje.

El colorido sí cambia dependiendo de la variedad, siendo de tonalidad canela en el caso del pastor vasco Iletsua, y un rojizo fuerte o fuego en el caso del pastor vasco del gorbea, aunque pueden presentar tonalidades muy similares en algunas ocasiones.

Comportamiento del Pastor Vasco

En cuanto a su temperamento, el pastor vasco no tiene diferenciación por tipo. Se trata de un animal con un carácter excepcional, muy sociable y cariñoso, que adora pasar tiempo con su familia jugando y recibiendo caricias.

Es además muy inteligente y aprende muy rápido, por lo que su adiestramiento y educación suele ser bastante sencilla. También es un trabajador nato, así que siempre estará dispuesto a realizar nuevas actividades que impliquen que lleve a cabo alguna tarea. A pesar de toda su energía, en casa suele mostrarse tranquilo, ya que es un animal muy equilibrado por naturaleza y sabe comportarse en todas las situaciones.

Esta raza es muy obediente y afectuosa, además de leal y protectora con sus dueños. Crea un vínculo muy fuerte con ellos, por lo que no llevará demasiado bien la soledad durante horas dentro de casa. En todo caso, es un animal con un temperamento excelente, nada agresivo, que puede ser un poco territorial si desarrolla mucho su instinto de pastoreo, pero fácilmente controlable con una buena educación desde cachorro.

Cómo adiestrar a un perro pastor vasco

Adiestrar a un perro pastor vasco iletusa es tan sencillo o complicado como hacerlo con cualquier otra raza de perro pastor. Estos animales son muy inteligentes y tienen una buena predisposición a obedecer a sus dueños, pero también tienen una energía desbordante que deben gastar a diario si quieres que esté centrado durante los momentos de adiestramiento.

Se aconseja, no obstante, seguir unas pautas con todas las razas de perros pastor vasco, como seleccionar la misma hora del día para comenzar con el trabajo de aprendizaje, hacerlo en sesiones más bien cortas, e intercalar el adiestramiento con tiempos de juego, cariño y diversión.

Si sigues estos consejos, verás que tu perro comienza a obedecer órdenes complejas en muy poco tiempo. Y sea para trabajo o como animal de compañía, el pastor vasco es un perro excelente, así que esfuérzate por educarle correctamente y así poder disfrutar de la relación más intensa con tu mejor amigo.

Principales enfermedades del Pastor Vasco

La salud del pastor vasco es también envidiable, cuenta con un sistema inmunológico muy fuerte y apenas sufre enfermedades, más allá de las más típicas de los perros que pueden contraer. Genéticamente no tiene predisposición a sufrir ninguna enfermedad, como sí ocurre con otras razas, por lo que para mantenerlo en perfectas condiciones bastará con seguir unos hábitos diarios saludables.

Cuidados básicos del Pastor Vasco

Los cuidados básicos del pastor vasco tienen que ver sobre todo con su nivel de ejercicio y con su educación, ya que su salud tiende a mantenerse bien por su propia fortaleza. No obstante, se recomienda acudir al veterinario con frecuencia para realizar una revisión, y para mantener al día su calendario de vacunaciones y desparasitaciones.

En cuanto a su pelaje, es necesario cepillarlo con frecuencia para evitar que se formen nudos, al menos dos o tres veces por semana. Además, es aconsejable bañarlo cada 6 u 8 semanas para que su pelaje esté limpio y en las mejores condiciones de brillo.

Lo más importante en este can es ofrecerle la posibilidad de ejercitarse de todas las formas posibles, paseando, corriendo y jugando. Actividades como el Agility o el entrenamiento en obediencia son perfectas para desarrollar una relación más cercana con el animal y para que su salud física sea inmejorable.

La educación y la socialización es bastante sencilla en esta raza, especialmente si se hace adecuadamente en el pastor vasco cachorro. Es un animal que aprende muy deprisa y que siempre está en buena disposición para obedecer, por lo que un adiestramiento en positivo conseguirá resultados muy rápidamente.

Si estás pensando en adquirir un cachorro de esta raza, el primer paso será encontrar un criador experimentado y especializado. No será tarea fácil, puesto que en la actualidad no abundan los criaderos especializados en el pastor vasco, pero con el esfuerzo adecuado llegarás a disfrutar del mejor ejemplar posible, con todas las garantías necesarias sobre su salud, y que además podrá ofrecerte información de primera mano sobre la raza. El pastor vasco es un perro con características muy deseables para una mascota, así que no dudes de que puede ser el compañero perfecto de aventuras durante muchos años.