Pastor Australiano


Características Vitales


Altura
55 - 70cm
Peso
25 - 45kg
Esperanza de Vida
12 - 15 años
Personalidad
Inteligente, activo, pastor.

Características de la Raza


Apariencia
Tamaño
Mediano
Pelaje
Largo
Color
, Negro, Blanco, Gris
Adaptabilidad
Se adapta bien a la vida de apartamento
Bueno para propietarios novatos
Tolera estar solo
Tolera el frío
Tolera el calor
Personalidad
Cariñoso con la familia
Son amigables con los niños
Perro amistoso
Amigable con extraños
Cuidados
Salud general
Baboso
Cantidad de muda
Propenso a ganar peso
Nivel de energía
Intensidad
Necesidad de ejercicio

El pastor australiano es una conocida raza canina por sus habilidades como perro de pastoreo. A pesar de su nombre, realmente se originó y desarrolló en el norte de España, concretamente en las zonas de Asturias y País Vasco, aunque sí es cierto que pronto llegó a otros lugares del mundo, como Estados Unidos y Australia, donde tuvo una mayor popularidad.

El pastor australiano, cuyo nombre oficial es australian shepherd, obtuvieron dicha denominación a partir de pastores vascos de origen australiano, que fueron los que propiciaron la crianza de esta raza hacia el año 1800. Años más tarde, la raza terminaría de desarrollarse en Estados Unidos, puesto que dichos pastores acabaron en este país acompañados de sus perros. Para entonces, la denominación de estos perros ya era la de pastor australiano, y se tenían en una gran estima por sus capacidades como cuidadores de los rebaños de ovejas de los pastores vascos afincados en Estados Unidos.

El pastor australiano se popularizó rápidamente en los Estados Unidos debido a la necesidad de este país de incrementar el número de ovejas y ganado en general tras la guerra civil. La llegada masiva de los pastores españoles a Estados Unidos con sus rebaños y perros fue parte de la solución, y el país comenzó a tener nuevamente alimento y vestimenta para la población.

Las habilidades de los perros pastores australianos para cuidar de grandes rebaños, pronto llamaron la atención de los americanos, especialmente de los rancheros que vieron en esta raza un perro perfecto para cuidar de sus propios animales. Comenzaron entonces a criar también pastores australianos con una facilidad de adaptación asombrosa a la climatología adversa de la zona, volviéndose cada vez más y más populares por todo el Oeste Americano. Fueron muchos nombres los que se utilizaban para designar a estos animales, como pastor español o pastor de California, pero con el tiempo prevaleció el nombre de pastor australiano, que muchas veces se acorta hasta nombrarse únicamente Aussie.

Poco se sabe sobre los antepasados reales de esta raza, y es que son solo suposiciones las que dicen que en su ADN puede tener cruces de carea leonés y de pastor inglés. Lo que sí se sabe con certeza, es que estos animales no se criaban por su aspecto físico, sino por sus capacidades para el trabajo, obediencia, resistencia e inteligencia. Por eso en la actualidad es imposible encontrar un solo tipo de pastor australiano.

Hacia los años 1940 y 1970, los criadores norteamericanos comenzaron a definir el pastor australiano tal como lo conocemos actualmente. El estándar se hizo oficial en 1975 a través de la ASCA, aunque el American Kennel Club no reconoció la raza hasta algunos años después, en 1991. Hoy en día, este perro es uno de los más queridos y mejor valorados en todo el mundo, llegando a ocupar el puesto número 20 en el ranking de razas más populares de Estados Unidos. Como es de suponer, ya no es tan fácil encontrar ejemplares de la raza cumpliendo los trabajos y tareas originales, pero su temperamento y belleza han hecho que se convierta en un perro de compañía perfecto para familias de todo tipo y de todo el mundo.

Quiero un pastor australiano: ¿qué debo tener en cuenta?

Si quieres que un ejemplar de pastor australiano o pastor aussie sea tu próximo compañero de aventuras, hay muchas cosas que debes tener en cuenta. Y es que el pastor ovejero australiano no es una raza para todo el mundo, pero será la mejor para quien esté dispuesto a informarse de aquello que necesita y hacer todo para que sea feliz. El pastor australiano tiene un temperamento similar al de otras razas de pastores, muy atento con las personas, pero también con un marcado instinto par el trabajo. Más adelante profundizaremos en esta cuestión, además de ofrecerte todas las claves acerca de sus características, algo también muy a tener en cuenta para saber si puedes convivir en tu lugar de residencia con esta raza.

También conocerás aquí algunas curiosidades, como por qué se llama aussie al pastor australiano o qué colores puedes encontrar en su manto. ¿Sabías que el pastor ovejero australiano tiene colores como el rojo mirlo o el blue merle? Sigue leyendo y descubre toda la información sobre esta interesante raza canina.

Características del pastor australiano

El pastor australiano es un perro de tamaño mediano, de aspecto único y muy especial, de proporciones equilibradas y muy atlético. Aunque su aspecto es compacto, tienden a ser un poco más largos que altos. Su cuerpo es esbelto y sus patas largas y fibrosas, capacitadas para moverse en los terrenos más complicados. Su cabeza es muy llamativa por su belleza y por su expresión de inteligencia y de alerta. Muestra unos ojos grandes y abiertos, una nariz negra y ancha y unas orejas bastante grandes y caídas a ambos lados de la cabeza.

El perro ovejero australiano tiene una particularidad en su cola, y es que algunos ejemplares cuentan con una cola larga y fuerte, pero otros ejemplares nacen sin cola o con una cola muy cortita, algo que ocurre también en otras razas y que es completamente natural. En Estados Unidos, se da preferencia a los ejemplares sin cola, pero en Europa es indiferente el tipo de cola de la raza, siendo igualmente admitidos los ejemplares con o sin ella.

Tamaño del pastor australiano

El tamaño del pastor australiano es medio, con ejemplares que pueden medir entre 50 y 60 centímetros generalmente. El peso además suele estar entre los 20 y los 30 kilos, siempre proporcional a la altura del animal. No es un perro excesivamente corpulento, aunque su pelaje hace que se vea mucho más voluminoso de lo que en realidad es.

Pelaje del pastor australiano

El pelaje es la otra gran característica del perro de raza pastor australiano, muy llamativo por su tipología y aspecto. Se trata de un pelaje muy denso, que muestra en dos capas. La capa externa es larga, suave al tacto y con aspecto algodonoso, mucho más corto en la cabeza, en las orejas y en las patas. Además, el perro pastor australiano puede presentar un llamativo colorido en diferentes tonalidades, y es que son hasta 16 las combinaciones de color que pueden darse en esta raza.

Los colores más habituales son el negro, el rojo, el mirlo azul y el rojo mirlo, aunque pueden presentar diversas variedades en cuanto a las combinaciones, como marcas de color cobre o blanco en diferentes partes del cuerpo. También son habituales los perros de más de dos colores, llamado pastor australiano tricolor, que son los que muestran una combinación de tres colores en su pelaje. No es muy deseable un exceso de color blanco, especialmente en las zonas superiores del cuerpo, y se valora más positivamente el pastor australiano blue Merle, aunque ninguno tendrá penalización por su color de manto.

Comportamiento del pastor australiano

El carácter del perro ovejero australiano es envidiable donde los haya. Se trata de un animal muy inteligente, obediente y protector, capacitado para aprender órdenes rápidamente y siempre dispuesto a hacer feliz a su familia. Se trata además de un perro muy activo, por lo que se recomienda especialmente para personas deportistas que busquen un gran compañero de actividad.

Es una raza fácil de llevar siempre que se le ofrezca un trato adecuado y variedad de actividades. Adoran entrenar, aprender cosas nuevas y hacer todo tipo de deportes, como el Agility, una opción perfecta para pasar tiempo de calidad con la mascota.

Los perros de raza aussie son además muy sociables por naturaleza, y es difícil encontrar un pastor ovejero australiano agresivo, aunque siempre se recomienda incidir en su educación y socialización desde cachorro. Se llevan bien con todo el mundo y son muy tolerantes con los niños, por eso hacen amigos con facilidad y siempre están buscando la compañía de sus seres queridos. No se recomienda, sin embargo, dejar a un ejemplar de pastor australiano solo durante demasiadas horas, porque puede desarrollar comportamientos destructivos dentro de casa.

Son perros que mantienen el espíritu de cachorro durante toda su vida, que siempre están buscando compañía y diversión, y que además son muy cariñosos y apegados a su familia. Es uno de los perros de compañía más completos, que dará todo su amor siempre que vea cubiertas sus necesidades diarias de ejercicio.

Principales enfermedades del pastor australiano

El aussie es un perro fuerte, acostumbrado a sobrevivir si problema en los climas más extremos y muy resistente a la mayoría de las enfermedades caninas. Puede padecer displasia de cadera o atrofia progresiva de retina, aunque su incidencia es mucho menor que en otras razas. Existe una excepción, y es que cuando nace un ejemplar blanco, como fruto del cruce de dos perros Merle, tiene una mayor probabilidad de sufrir sordera, ceguera y otros muchos problemas de salud, razón por la que no se recomienda realizar dicho cruce.

Cuidados básicos del pastor australiano

En términos generales, el pastor australiano es un perro fácil de cuidar, ya que no suele presentar problemas de salud. Es importante acudir al veterinario con frecuencia para realizar todas las revisiones pertinentes, así como asegurar que tiene en regla todas sus vacunas y desparasitaciones. Aparte de eso, lo más importante en los cuidados del pastor australiano es seguir unos hábitos saludables en todas las vertientes de su vida.

El pelaje es otro de los elementos que sí requiere un cuidado concreto, como cepillados frecuentes, para evitar que se formen nudos y que pueda verse estropeado. Además, es necesario bañarlo también una vez cada 6 u 8 semanas, y de esa forma mantenerlo en las mejores condiciones posibles.

Sin duda alguna, lo más importante para mantener una buena salud en el aussie o pastor australiano, es incidir en su educación a través del ejercicio. Este animal posee una gran reserva de energía que necesita eliminar para no convertirse en un perro nervioso y destructivo. Hacer todo tipo de actividades con el perro es básico para que sea feliz, deporte y también actividades mentales. Se trata de una raza deseosa de aprender y de hacer coas nuevas, por lo que es un perro especialmente recomendado para personas muy deportistas.

Curiosidades del pastor australiano

  • Durante su expansión por Estados Unidos, el pastor australiano llegó a ser popular haciendo acrobacias en los rodeos debido a su habilidad para el show y su simpatía.
  • Aunque su nombre oficial es australian shepherd dog, en los países anglosajones se conocen como aussies, un mote cariñoso, fácil de pronunciar y de recordar.
  • Estos perros tienen una energía muy elevada y muy dirigida a la actividad de pastoreo. Si no satisfacen sus necesidades, tenderán a pastorear a los niños o incluso a los adultos con los que vivan, un comportamiento que puede resultar muy molesto si no se corrige.

Si crees que esta es la raza adecuada para ti, acude a un criador experimentado y profesional, porque solo así tendrás todas las garantías de salud del cachorro y podrá orientarte acerca de los cuidados que debes dispensarle. Ahora solo tienes que pensar en nombres de perros pastor australiano para tu próxima mascota. Si colmas todas las necesidades de tu pastor australiano, tendrás un perro ideal para toda la familia durante muchos años.

Pastor Australiano