Los perros tienen instintos naturales que pueden ser útiles para algunas actividades humanas, uno de estos es la territorialidad, la cual hace que tengan reacciones particulares ante personas extrañas.

Los perros consideran el lugar donde habitan su territorio y suelen reaccionar si lo creen invadido. Ellos marcan el espacio mediante el orine y si alguien extraño lo traspasa, ellos ladran en un principio como medida disuasiva, y pueden llegar a atacar al intruso si este persiste en entrar.

Razas de perros guardianes

Este instinto de territorialidad puede ser mayor o menor de acuerdo a la raza de perro. Existen razas en que los rasgos de la personalidad son más cónsonos con un guardián, por ejemplo: desconfianza con los extraños, agresividad. Además, algunas características físicas: buen olfato y oído, inteligencia, tamaño, fortaleza, etcétera.

Algunas razas de perro que se usan con frecuencia como guardianes son las siguientes:

Pastor alemán

El pastor alemán es una raza que tiene muchas cualidades como perro guardián:

  • Tamaño. El pastor alemán puede llegar a medir 60 cm de altura y pesar unos 40 kg. El tamaño grande es una manera de disuadir a los intrusos, ya que se presume que tiene mucha fuerza. Además, el pastor alemán tiene una contextura particular que infunde mucho respeto.
  • Inteligente. El pastor alemán es un animal con una inteligencia por encima del promedio en perros, tienen mucha capacidad para reconocer a las personas, permitiendo con esto identificar a los extraños. Además, tiene una gran lealtad hacia sus amos, lo que lo hace defenderlos de cualquier peligro.
  • Ladrido. El ladrido del pastor alemán es muy potente y sonoro, imponiendo respeto y disuadiendo a cualquiera que intente traspasar los límites de la propiedad.
  • Seguridad. La seguridad en sí mismo es una característica distintiva en esta raza de perro. El pastor alemán no se inmuta fácilmente, es muy valiente, aguerrido y arriesgado. Todos estos rasgos de su personalidad lo hacen un excelente perro guardián.

Dóberman

La raza de perro dóberman es muy utilizada como perro guardián por sus características particulares. Esta raza fue creada para servir de soporte a las labores de los recaudadores de impuestos, siendo el protector de la persona encargada de ese trabajo. Posteriormente se ha usado como mascota y como perro guardián.

El dóberman es un perro ágil, musculoso, con las extremidades y el cuello largos, lo que le aportan una gran elegancia y un porte muy seguro. Tienen una capacidad de concentración muy alta, lo que los hace estar alerta en sus labores.

En cuanto a su carácter es aguerrido, identifica a los extraños y los disuade con potentes ladridos, mostrando los dientes y adoptando la posición de ataque, en caso de ser necesario el dóberman atacará de acuerdo al entrenamiento que haya recibido.

Mastín

El mastín es un perro corpulento, de gran fuerza física, además es inteligente y leal. En sus orígenes era usado por pastores para cuidar el ganado, ya que es un perro valiente que no teme a enfrentarse a manadas completas si está defendiendo a los suyos.

Se trata de un perro grande, de más de 70 centímetros de alzada, puede pesar más de 50 kilogramos, tiene un pelaje poblado que lo protege del frío y tiene una apariencia muy fuerte y decidida.

Bóxer

El bóxer es un perro que puede ser muy sociable y cariñoso si se le acostumbra desde muy joven, pero con el entrenamiento adecuado puede ser muy buen perro guardián.

Se trata de una raza corpulenta, enérgico, con una estructura ósea fuerte. El bóxer es un perro muy valiente, leal y muy atento que realiza sus labores de vigilancia con eficiencia.

Pastor Belga

Los pastores belgas son excelentes perros guardianes debido a su fuerte instinto de protección, ellos siempre defenderán a quien consideran parte de su manada. Su contextura física es fuerte y corpulenta, son una raza de perro grande que inspira temor y respeto.

Pastor Belga

¿Cómo son físicamente los perros guardianes?

Por lo general, los perros guardianes tienen ciertas características físicas que no son excluyentes, veamos:

  • Tamaño y altura. Los perros guardianes suelen ser grandes y corpulentos, ya que eso le da una ventaja importante a la hora de enfrentarse con otro animal o con una persona.
  • Porte. El porte de los perros guardianes es muy imponente, suelen ser elegantes y tener una estructura ósea fuerte.
  • Agilidad. Los perros guardianes necesitan hacer movimientos rápidos, tener velocidad en la carrera y saltar con facilidad, de manera de intimidar a los intrusos y atacarlos si es necesario.

¿Y sentimentalmente?

La personalidad de un perro guardián es determinante para que cumplan con su función. Veamos:

  • Deben ser perros muy inteligentes, que noten los cambios en su entorno, que se mantengan alertas y reaccionen apropiadamente ante el peligro.
  • Un perro guardián debe ser muy seguro de sí mismo, no ser nervioso o asustadizo, para que no se acobarde ante los extraños.
  • Debe saber identificar a los extraños, para ello debe tener muy buen olfato y oído. Además, de un instinto muy acertado.
  • Un buen perro guardián tiene un gran instinto protector, cuida de su hogar y de los suyos con mucho recelo.
  • Los perros guardianes deben tener mucho control de sus emociones, pueden estar muy agresivos, pero desistirán del ataque al recibir la orden con la que fueron entrenados.

¿Es fácil entrenar un perro para que sea guardián?

Entrenar un perro como guardián es muy fácil si se elige al ejemplar adecuado y se tiene paciencia y conocimientos. Aquí algunos aspectos a considerar:

  • Lo más importante es comenzar lo antes posible, idealmente con un cachorro de 4 meses de edad, enseñándole los comandos básicos de obediencia. El perro debe responder por su nombre, ladrar cuando se le indique, entre otras cosas.
  • Otro aspecto importante es enseñarle los límites de su territorio, esto lo debe tener muy claro para poder realizar sus labores.
  • Posteriormente se le enseñan órdenes más elaboradas, como a echarse, atacar, estar alerta, seguir a su amo, etcétera.

El principal consejo para entrenar a un perro como guardián es que se le enseñe de manera amorosa, sin maltratos y usando la recompensa como estímulo.

 

0 Comentarios

Deja un Comentario