Leonberger


Características Vitales


Altura
64-74cm
Peso
45-52kg / 54-68kg
Esperanza de Vida
8 a 10 años
Personalidad
Tranquilo y seguro de si mismo.

Características de la Raza


Apariencia
Tamaño
Grande
Pelaje
Largo
Color
Negro, Marrón,
Adaptabilidad
Se adapta bien a la vida de apartamento
Bueno para propietarios novatos
Tolera estar solo
Tolera el frío
Tolera el Calor
Personalidad
Cariñoso con la familia
Son amigables con los niños
Perro amistoso
Amigable con extraños
Cuidados
Salud general
Baboso
Cantidad de muda
Propenso a ganar peso
Nivel de energía
Intensidad
Necesidad de ejercicio

El leonberger es una raza de perro de tamaño grande o gigante, que tiene su origen en la ciudad alemana de Leonberg, de donde precisamente toma su nombre. Se trata de un perro de enormes proporciones que se cree que puede proceder de cruces de otras razas similares como el San Bernardo o el Gran Pirineo, puesto que el leonberger es también un moloso que data de principios del siglo XIX.

En todo caso, su origen real es incierto, como ocurre en otras muchas razas, pero también pudo proceder del Dogo del Tíbet, un animal que se utilizaba básicamente para el cuidado de los rebaños y para la búsqueda de personas. El primer dato real sobre la venta de un perro de las características del leonberger se remonta al año 1771, momento en que la raza como tal empezaría a ganar popularidad en diversos países.

Uno de los países donde más proliferó fue Austria, donde adquirió fama en las cortes imperiales, hasta expandirse por toda Europa. Incluso la reina Maria Antonieta llegó a poseer un ejemplar de esta raza, que según se cuenta medía más de un metro de alto.

Sin embargo, los historiadores de la raza aseguran que su inicio tuvo lugar posteriormente, hacia el año 1846, de la mano de un importante criador alemán, Heinrich Essig, que residía en Leonberg. Según esta parte de la historia, Essig habría adquirido una hembra de raza Terranova, a la que cruzó con un macho de San Bernardo. De este cruce, nacerían cachorros con características similares al Leonberger, pero todavía necesitaría algunos cruces más hasta conseguir el primer leonberger como tal, a través del cruce con un macho de Montaña de los pirineos.

Este hombre fue además el responsable de la expansión de la raza por buena parte del mundo, ya que tenía un amplio sentido comercial. En pocos años, inundó países de Europa, de América, e incluso Asia con ejemplares de leonberger, haciendo que la raza se popularizase enormemente. Personalidades de la talla de zar Nicolás o el emperador Napoleón III fueron propietarios de estos perros gigantes, y posteriormente comenzaron incluso a presentarse en exposiciones caninas.

Cuando Essig falleció, las modas cambiaron, y el leonberger perdió popularidad casi al mismo ritmo que la había ganado. No obstante, supo mantenerse gracias a la admiración de algunas personalidades, como la emperatriz de Austria Elisabeth, quien tuvo varios ejemplares de la raza.

Aunque su estándar tardó en definirse tanto en tamaño como en el color de su pelaje, finalmente se consiguió dotar a la raza de unas características únicas, que consiguieron que este animal fuese muy valorado como perro socorrista y de salvamento en algunas zonas de montaña. En la actualidad, no es una de las razas más populares y conocidas del mundo, pero también se mantienen un buen número de ejemplares como mascotas por sus características físicas y también por su especial temperamento.

Características del leonberger

El leonberger es un perro muy grande y fuerte, visiblemente musculoso. Este gigante bonachón destaca por una máscara negra que cubre casi todo su rostro, y una corpulencia que sin duda da muestra de todo su poder. Su apariencia puede recordar a la de un león, aunque no es de este animal de donde saca su nombre.

Llama la atención una cabeza proporcionalmente grande con largas orejas que cuelgan a ambos lados, y una melena pronunciada que abulta especialmente en el pecho. Sus ojos son grandes, oscuros y profundos, y su hocico potente y ancho. Es un gran nadador, y como todas las razas similares puede mostrar las patas palmeadas, lo que le permite moverse con facilidad en el agua.

Es un perro increíblemente ligero en el movimiento a pesar de su tamaño, que además está capacitado para llevar a cabo diversos trabajos, como búsqueda y rescate de personas, y también son ideales como perros de compañía. Combina fuerza y agilidad, además de coordinación, y muestra importantes diferencias entre hembras y machos, tanto en tamaño y peso como en forma.

Tamaño del leonberger

El leonberger es un perro de tamaño muy grande, uno de los gigantes que existen entre las razas caninas. El macho puede llegar a medir fácilmente 80 centímetros, siendo su media de 75, y no encontrándose fácilmente ejemplares que midan menos de 70 centímetros. Por su parte, las hembras miden de media 70 centímetros, y pueden encontrarse ejemplares de entre 65 y 75 centímetros.

En cuanto al peso, un macho deberá encontrarse entre los 55 y los 77 kilos, algo inferior en el caso de las hembras, que suelen estar entre los 45 y los 61 kilos de peso. Con estas proporciones, no es de extrañar que no sea un perro adecuado para todo tipo de propietarios, especialmente para aquellos que no cuenten con experiencia previa en el manejo de perros grandes o quienes no tengan un espacio adecuado para el animal.

Pelaje del leonberger

El manto del leonberger es de doble capa, con una capa interna muy densa y suave, y una capa exterior más áspera, muy tupida y larga, que se acorta únicamente en la base de la cabeza y en las patas. También la cola es larga y repleta de un largo pelaje, y normalmente la lleva colgando, incluso en movimiento. El color en esta raza es eminentemente leonado, además de la máscara negra que cubre su cara.

Comportamiento del leonberger

El perro leonberger es muy tranquilo y seguro de sí mismo. Es muy fácil de tratar debido a su docilidad y fidelidad hacia su familia. También es muy inteligente, por lo que se resulta sencillo de adiestrar siempre y cuando se haga de una forma adecuada y desde cachorro. Es tan grande como dulce y paciente, además de tierno. Se lleva especialmente bien con los niños, de quienes tolera todo tipo de juegos y que además protege y vigila. A pesar de que no se trata de una raza peligrosa ni agresiva, su tamaño hace que los extraños puedan disuadirse de entrar en la propiedad.

Principales enfermedades del leonberger

Los perros de tamaño grande presentan una esperanza de vida menor que otras razas. Por lo general, estos animales viven una media de 9 años, y, aunque no son muy enfermizos, sí que pueden tener tendencia a sufrir afecciones como displasia de cadera o torsión de estómago. También es bastante habitual encontrar ejemplares con hipotiroidismo, entropión, atrofia progresiva de retina o cataratas.

Cuidados básicos del leonberger

Este perro requiere algunos cuidados básicos concretos para mantenerse en perfecto estado de salud, como lógicamente acudir con frecuencia al veterinario para tener al día su cartilla de vacunaciones y de desparasitaciones.

Cepillados

Esta raza posee un pelaje denso y largo, que necesita ser cepillado al menos una vez a la semana para evitar que se formen nudos o enredos, lo que perjudicaría su apariencia y salud. También es un perro que desprende bastante pelo en determinadas épocas del año, por lo que en esos momentos habrá que aumentar los cepillados para eliminar el pelo muerto y evitar así posibles problemas en la piel.

Baños

El baño no es necesario con demasiada frecuencia, salvo que el perro se ensucie por alguna razón. Será suficiente un baño cada par de meses para que su pelaje esté limpio y su piel protegida. Asegúrate de que se haga siempre con un champú específico para perros que no sea agresivo con su piel.

Alimentación

Como ya hemos visto, el leonberger es propenso a sufrir una torsión de estómago. Esto ocurre principalmente por la cantidad y calidad de comida que ingiere, además de la velocidad al comer. Para minimizar los riesgos, se recomienda proporcionar siempre un alimento de calidad al animal, y dosificarlo en varias tomas para que no coma demasiado. Además, nunca debería comer inmediatamente antes o después de hacer ejercicio o beber agua, porque son cosas que también pueden influir en la torsión de estómago.

Ejercicio

Esta raza no requiere un nivel demasiado elevado de actividad, pero sí ejercicio constante para mantenerse en un buen estado físico. El ejercicio debe ser diario, aunque será suave y moderado, especialmente en climas húmedos y cálidos, porque podría sobrecalentarse. Una de las actividades que más disfruta esta raza es la natación, puesto que les encanta el agua y tienen mucha facilidad para nadar.

Educación

Con una socialización adecuada y un esfuerzo por su educación, el leonberger es muy fácil de entrenar en obediencia. Aprende muy deprisa y siempre está deseoso de complacer a su dueño, por lo que responde muy bien al entrenamiento. Lo más adecuado es ser firme y cariñoso al mismo tiempo, porque así podrás disfrutar de un ejemplar adulto equilibrado.

Curiosidades del leonberger

  • Los primeros Leonberger llegaron a Estados Unidos en la década de 1970. A partir de entonces, se volvieron muy populares en todo el país por su apariencia y simpatía. Además, años más tarde, algunos ejemplares protagonizaron la película “The Call of the Wild: Dog of the Yukon”, por lo que tuvieron un nuevo pico de fama, hacia 1997.
  • Aunque son perros bastante perezosos y adoran dormir y descansar, no soportan bien la soledad, por lo que no se recomiendan para familias que pasen demasiado tiempo fuera de casa. La soledad podría hacer que tuviera comportamientos poco deseables, que en un perro de estas dimensiones son realmente destructivos.

En la actualidad, es relativamente fácil encontrar criadores de leonberger en casi cualquier lugar del mundo. Por eso, si quieres compartir tu vida con un ejemplar de esta raza, acude a un criador especializado y experimentado en la raza, porque solo así tendrás toda la información de primera mano y todas las garantías de salud del cachorro gigante.

Leonberger