Shiba Inu


Características Vitales


Altura
37 - 40cm
Peso
8 a 10 kg
Esperanza de Vida
15 a 18 años
Personalidad
Independiente, activo, inteligente.

Características de la Raza


Apariencia
Tamaño
Mediano
Pelaje
Corto
Color
Marrón, Negro, Blanco,
Adaptabilidad
Se adapta bien a la vida de apartamento
Bueno para propietarios novatos
Tolera estar solo
Tolera el frío
Tolera el calor
Personalidad
Cariñoso con la familia
Son amigables con los niños
Perro amistoso
Amigable con extraños
Cuidados
Salud general
Baboso
Cantidad de muda
Propenso a ganar peso
Nivel de energía
Intensidad
Necesidad de ejercicio

El shiba inu es una de las razas caninas más especiales que existen en la actualidad, debido principalmente a un origen que se remonta miles de años atrás y que tiene lugar en Japón, donde solo existen seis razas de perro autóctonas. Se trata de un perro de apariencia llamativa que recuerda al akita inu, aunque en proporciones mucho más pequeñas. Este pequeño tamaño permitía al animal moverse de forma ágil por el terreno montañoso, donde servía a propósitos relacionados con la caza.

El shiba inu es una de las razas más antiguas que se conocen, aunque no está clasificado como perro primitivo por la FCI. Existen registros de los primeros antepasados de la raza en Japón hacia el año 2000 a.C., perros que descendían de otros canes salvajes del Sur de China y que todavía diferían mucho de los ejemplares que conocemos actualmente.

Este perro, al igual que la mayoría de los que se criaban en Japón, eran utilizados para la caza en las montañas del centro del país. De ahí que se buscaran animales con unas características concretas, pequeños y ágiles, bien proporcionados para ser capaces de moverse sin problema y para cazar animales como aves y pequeños mamíferos.

Durante una época la raza estuvo a punto de desaparecer, a finales del siglo XIX, porque la caza se convirtió en un deporte y aumentaron los perros importados de otros lugares del mundo, sobre todo pointers y setters, que daban resultados excelentes en la actividad. En esta época, además, proliferaron los cruces entre razas, llegando a ser realmente complicado el encontrar un shiba de raza pura.

Por suerte para la raza, algunas personas decidieron preservar sus características mediante cruces selectivos, manteniendo las líneas con toda la pureza posible. Tuvo también otra época complicada durante la II Guerra Mundial, pero finalmente se consiguió salvar de la extinción. A partir de estos ejemplares salvados y de sus líneas, se definiría con el paso de los años el shiba tal como se conoce ahora.

A pesar de su complicado camino, consiguió recuperarse hasta convertirse en una de las razas preferidas de Japón, por encima de otras muchas razas de ese mismo y de otros países. En 1920 fue cuando se nombró a la raza como Shiba, aunque no está muy claro cuál es el significado que buscaban darle. Se cree que el significado de la palabra shiba, pequeño arbusto, podía tener parte de la explicación de su nombre, dado que estos perros se utilizaban para la caza de animales que se escondían entre los matorrales, aunque es una teoría que no se ha podido probar. Por su parte, inu, simplemente significa perro en japonés.

A partir de entonces, el shiba inu llegó a otras regiones del mundo, como Estados Unidos y Europa, y en la actualidad es muy conocido y apreciado como mascota, tanto que resulta extremadamente fácil encontrar ejemplares de la raza en casi cualquier lugar.

Características del Shiba Inu

El shiba inu es un perro de raza pequeña, ágil y muy atlético. Tiene un cuerpo fino y esbelto, muy bien proporcionado a pesar de su reducido tamaño, y una llamativa cola enroscada que era uno de los atributos más deseados y perseguidos por los japoneses a la hora de definir las características de sus razas. La cabeza recuerda a la de un zorro por su expresividad y forma, su hocico es muy fino, y muestra unas orejas puntiagudas y unos ojos almendrados, generalmente oscuros. Su cuello y su pecho son robustos y anchos, el lomo es fuerte y las patas largas y bien formadas, muy esbeltas.

Mantiene una expresión alerta y está repleto de energía a pesar de su estatura. Llama la atención que es un animal con la apariencia de una raza más grande, pero mucho más compacto y preparado para la carrera en velocidad. Es rápido y tiene mucha facilidad para caminar por cualquier terreno y es escurridizo, por lo que habrá que tener cuidado al dejarlo suelto en determinados lugares.

Tamaño del Shiba Inu

Una de las características que más destaca en la raza es que apenas existe diferencia de tamaño entre los machos y las hembras. La altura a la cruz en ambos casos tiende a mantenerse entre los 37 y los 40 centímetros, y el peso entre los 9 y los 15 kilos, tendiendo siempre las hembras a ser levemente menores que los machos. Es, por lo tanto, una raza pequeña, aunque no tan pequeña como las que se consideran habitualmente dentro de esta categoría.

Pelaje del Shiba Inu

El pelaje del shiba inu es sin duda muy especial. Se presenta en dos capas, una interna y algodonosa, muy suave, y una externa dura y áspera al tacto. El manto es muy denso y recuerda a los perros nórdicos, aunque presenta claras diferencias. En cuanto al colorido, son muchas las tonalidades que se acepta, como rojo, rojo y fuego, crema, sésamo, o negro. El único tono no aceptado es el blanco puro, y los ejemplares siempre deben mantener la característica Urajiro, que vienen a ser zonas de pelo blancas en zonas como mejillas, hocico, mandíbula, abdomen, cola y patas.

Comportamiento del Shiba Inu

El carácter del shiba inu es por lo general alegre y amistoso, afectuoso por momentos, aunque también es independiente y silencioso. Es un buen perro vigilante, ya que adora dar paseos por la casa para controlar todo lo que ocurre, aunque no siempre participe en las actividades. Genera una relación única con su familia, a quienes siempre es leal, aunque no se muestre tan cariñoso como otras razas.

Es algo desconfiado y tímido ante los desconocidos, por lo que necesita una correcta socialización desde cachorro. Además, es un perro fácilmente excitable, aunque también es juguetón y travieso. Su temperamento nervioso hace que sea necesaria una educación concreta y eficaz desde cachorro, para conseguir así que el adulto sea un animal equilibrado y estable.

No es una de las razas más sociables con otros perros o con niños, aunque todo depende de la experiencia de cada ejemplar y de la socialización que haya tenido. Por otro lado, se adapta bien a cualquier situación siempre que exista la calma y la tranquilidad, por lo que no es complicado poder disfrutar de una gran mascota si se educa correctamente.

Principales enfermedades del Shiba Inu

El shiba inu no es una raza que muestre excesivos problemas de salud asociados o genéticos, aunque puede ser propenso a afecciones como luxación de rótula, displasia de cadera o defectos en los ojos. Por lo demás, todo dependerá del tipo de vida que lleve y de los cuidados que se le proporcionen.

Cuidados básicos del Shiba Inu

El shiba inu es un perro bastante fácil de mantener, muy limpio por naturaleza, que no requiere cuidados especiales para mostrar su mejor aspecto. El propio perro se acicala con frecuencia tal como hacen los gatos, aunque también disfruta de los cepillados de sus dueños, que deberían hacerse generalmente un par de veces a la semana para eliminar el pelo muerto. Además, no es necesario bañarlo más de una vez cada dos meses, a no ser que esté muy sucio o si es que ha hecho una escapada por el campo. Y siempre utilizando un champú adecuado para no dañar su piel, que es bastante delicada.

Por otro lado, recuerda la importancia de las revisiones en el veterinario, para descartar posibles enfermedades y para mantener al día su calendario de vacunaciones y de desparasitaciones. También debes cuidar que su alimentación sea de calidad y que nunca tome una ración superior a la necesaria, puesto que podría engordar fácilmente, algo que a la larga hará que tenga otros problemas de salud.

A pesar de su tamaño, es una raza que posee grandes cantidades de energía, que debe eliminar en forma de ejercicio. Los paseos y los juegos diarios son más que necesarios para que el perro se mantenga en perfecto estado físico. El cariño, la dedicación y una educación adecuada, son las claves para conseguir una mascota equilibrada y afectuosa.

Curiosidades del Shiba Inu

  • En 1934, se definió el estándar de la raza, y se llegó a nombrar monumento natural de Japón. Este país siempre mostró interés por cuidar y proteger sus razas autóctonas, siendo el shiba una de las más importantes.
  • Uno de los perros más longevos del mundo registrados hasta ahora fue un shiba inu que residía en Japón y llegó a vivir 26 años, todo un récord para la raza y para el mundo canino en general.
  • Aunque no es extraño encontrar un shiba de color blanco, esta tonalidad no está aceptada para exposiciones o competiciones de belleza, algo que se debe tener en cuenta en caso de tener la intención de competir con él.
  • Es una de las razas caninas que más parentesco genético tiene con el lobo debido a su antigüedad y a muchas de las características que ha heredado, algo que muy pocas razas pueden decir.
  • Aunque en la actualidad no se utiliza prácticamente para la caza, mantiene parte de sus instintos de caza, por lo que tenderá a perseguir pequeños animales cuando tenga la oportunidad.

Si quieres disfrutar de la compañía de un shiba inu en tu vida, entonces acude a un criador reputado y especializado en la raza. De esta forma, podrás obtener toda la información sobre la raza de primera mano, y tendrás todas las garantías de salud que necesites sobre el cachorro. El shiba inu es un perro muy especial que requiere unos cuidados y atenciones concretos. Entendiendo las necesidades de tu mascota, podrás disfrutar de la mejor relación con ella durante muchos años.