El gran danés y el dogo alemán son 2 nombres para designar a la misma raza de perros, es decir, no hay ninguna diferencia entre el dogo alemán y el gran danés. A esta raza también se le llama alano alemán.

Se trata de una raza gigante de perros, que se caracteriza por un cuerpo fuerte y bien proporcionado y un carácter amable, seguro de sí mismo y que se conecta muy bien con sus dueños y extraños.

El dogo alemán o gran danés es una gran mascota, por ser un perro fácil de cuidar, alegre, cariñoso y obediente. El único inconveniente puede ser el tamaño, que para algunos hogares puede ser problemático y el coste de la alimentación, lo cual hay que considerar.

Si estás a punto de adoptar un perro y quieres considerar el dogo alemán o el gran danés, ya sabes que es la misma raza y que tiene muchas ventajas para su crianza. En este post vamos a detallar otros aspectos de esta raza que es maravillosa.

Características del dogo alemán o gran danés

El dogo alemán o gran danés es un perro hermoso, con un porte elegante y distinguido que llama la atención de inmediato. Estos perros pueden ser intimidantes en un primer momento, pero una vez que has tratado a un dogo alemán o gran danés, verás que es muy cariñoso y atento a los deseos de sus amos.

En cuanto a tamaño, el gran danés o dogo alemán es un perro gigante, los machos y las hembras son diferentes, los machos pueden llegar a medir un metro de altura a la cruz, aunque lo común es que midan unos 80 cm. Las hembras pueden medir desde 70 cm hasta 90 cm de altura a la cruz.

Otra característica que destaca es las proporciones de su cuerpo, si vemos a un dogo alemán o gran danés de perfil, su apariencia es cuadrada. La medida de la altura a la cruz y el largo del perro, contado a partir del esternón, es casi igual. Esto significa que son perros proporcionados, con buena estructura y con buen porte.

El peso de un dogo alemán o gran danés debe estar en un rango de 65 Kg y 80 Kg, para los machos y desde 50 Kg y 70 Kg para las hembras, lo que significa que son perros esbeltos, con buena estructura corporal, no son obesos ni demasiado delgados.

La cabeza del dogo alemán o gran danés es muy distintiva de la raza, es alargada y estrecha, muy expresiva y exhibe una mirada inteligente y atenta. Estos perros son muy hermosos, su estructura craneal es perfecta, armoniosa y definida.

Temperamento del dogo alemán o gran danés

El dogo alemán o gran danés es un perro con un temperamento muy tranquilo, seguro de sí mismo y en control de sus emociones. Se trata de perros que exhiben una madurez característica que es muy apreciada entre criadores. No son para nada nerviosos ni tímidos.

Los perros de la raza dogo alemán o gran danés tienen un deseo natural de complacer a sus amos, es decir, son muy obedientes. Con ellos se logra establecer una gran conexión, son muy amables, cariñosos y dulces.

Si se quiere un perro para mascota de una familia, con niños y otros perros, el dogo alemán o gran danés debe ser una opción a considerar, ya que tiene muchas cualidades. El único inconveniente puede ser el tamaño, pero si se tiene espacio suficiente y la capacidad económica para afrontar los gastos de su alimentación, no debe haber problemas con el dogo alemán o gran danés.

¿Cómo entrenar a un dogo alemán o gran danés?

El dogo alemán o gran danés es muy fácil de entrenar debido a su inteligencia, su seguridad en sí mismo y su deseo natural de complacer a sus amos. Si este perro entiende lo que tu quieres que haga, seguro que va a tratar de hacerlo. A continuación, algunas pautas para entrenarlo:

  • Lo más importante es comenzar lo antes posible, de preferencia inmediatamente después del destete. Los ejemplares de dogo alemán o gran danés son perros que crecen muy rápido y adquieren mucha fuerza, si no se comienza pronto, esta tarea se puede dificultar.
  • Nunca se debe usar el castigo ni físico ni psicológico para entrenar al dogo alemán, ni a ninguna otra raza. Cuando el perro se asusta solo se consigue que se vuelva aprehensivo hacia su amo o cuidador. Además, que es un método que no resulta. Se debe ser firme, pero no agresivo y nunca fomentar el miedo.
  • Se debe comenzar por enseñarle lo más sencillo, por ejemplo, a atender por su nombre y a orinar y defecar en un solo sitio. Luego que ya aprenda esto se va avanzando hacia un entrenamiento más sofisticado. El dogo alemán o gran danés es muy inteligente y es capaz de aprender muchos trucos y conductas deseadas.
  • El dogo alemán o gran danés es un perro con mucha fuerza física y si no se le entrena a pasear con correa desde cachorro, cuando se le puede dominar físicamente, luego puede ser muy difícil. Para eso se usa el método del refuerzo positivo, al salir a pasear con correa, el cuidador debe detener el paseo si el perro tensa la correa y reanudarlo en lo que comience a caminar tranquilamente al lado de él. 
  • Los premios a la buena conducta son lo mejor para lograr un aprendizaje rápido, cuando haga algo indebido simplemente se detiene la actividad o el juego.
  • Es importante sacar a pasear al dogo alemán o gran danés, una media hora después de darle su comida. De esa manera será mucho más sencillo su entrenamiento y se minimiza el que defeque u orine dentro de la casa. Se aconseja pasearlo por los mismos espacios siempre, por lo menos al principio del entrenamiento.

El dogo alemán o gran danés es una raza de perros muy valorada y apreciada por personas de todo el mundo, quienes lo han adoptado como parte de su familia desde épocas lejanas.

0 Comentarios

Deja un Comentario