Hay conductas en los peludos que, de tanto repetirse, se vuelven comunes y las aceptamos sin saber todo lo que puede significar para ellos. Muchos de sus gestos, reacciones, así como todas las expresiones que transmiten con sus tiernas caras pueden tener múltiples motivaciones. También ocurre con el hábito de los perros de lamer los pies, algo que causa mucha curiosidad en las personas.

Es muy usual que el perro use su lengua para percibir diferentes sabores y sensaciones. En general, la boca es uno de los accesos para entrar en contacto con algo desconocido, después del olfato, que es el sentido con el que más información suelen captar.

Lo cierto es que hay varios motivos específicos por los que tu perro se comporta de esa manera, conócelos aquí.

¿Lamer es una conducta habitual en los perros?

Lamer es parte de la historia evolutiva de la especie. Sus ancestros, los lobos, lo han hecho desde largo tiempo. Es una reacción, además, que muchos animales tienen con las crías, lo hacen para limpiarlas, estimularlas a ponerse en actividad y en algunos casos para que defequen. También los cachorros lamen la boca de su madre para hacer que regurgiten su alimento y así poder comer.

En la edad adulta, se ha observado que los lobos también lamen como una expresión de sometimiento a uno o varios miembros de la manada. Así confirma su posición en el grupo.

Por lo que no hay nada anormal o inusual en esta conducta. Con los lamidos se muestra un poderoso nexo afectivo, que demuestra también seguridad y confianza. Es una forma consolidada de comunicación social, que ha pasado entre especies.

En los perros, es común, que al ser disciplinados o castigos, de manera respetuosa, en poco tiempo buscan lamer al cuidador. Esto se entiende como una manera de expresar sumisión. Es decir, entendió que lo están reprendiendo, lo acepta y quiere demostrar una especie de arrepentimiento. Esta conducta es un momento adecuado para terminar cualquier castigo.

Otra conducta habitual es el uso que el perro hace de su lengua en su propio cuerpo. Es un instrumento de limpieza, ya que entre la fuerza que aplica y las sustancias que contiene su saliva se deshace de diferentes microorganismos que afectan su piel, por lo común son parásitos. No hacerlo, en casos de perros sin hogar, hace que haya una alta concentración de estos y causen lesiones o enfermedades.

Motivos por los que tu perro te lame los pies

Son varios las causas o estados de ánimo del perro que llevan al perro a lamer los pies.

La más común, es que lo hacen para expresar su cariño. Es una manifestación de mucho afecto, y demuestra que tiene una relación de total confianza en el cuidador. Por decirlo de otra manera, es una manera de hacerte saber cuánto te quiere.

Tal como lo hacen con las crías y con ellos mismos, también pueden estar haciendo una limpieza en tus pies. No de manera necesaria porque detecte algo que eliminar, sino como una costumbre de cuidar a su humano.

Motivos por los que tu perro te lame los piesUn hábito muy usual es que el perro se eche cerca de ti y lama tus pies con calma. Esa forma de hacerlo lo que puede significar es una evidencia de expresar su subordinación ante ti. Con ello demuestra respeto y reconoce su propia posición. Sin duda, es una expresión de comportamiento social.

Llamar tu atención es algo que también impulsa al perro a esta conducta. Tal vez siente que no se le dedica suficiente tiempo, por lo que hace lo que puede para que tener más de tu compañía.

El pasar la lengua también es una forma de captar emisiones químicas presentes en tu piel. Así, también reafirma una relación, y lo hace para sentirse tranquilo,

En algunos perros se observa que se obsesionan con lamerte los pies. Lo hacen de manera constante, y además presenta un comportamiento nervioso, alterado. Como si lo hicieran de manera compulsiva o manifestando una forma de ansiedad.

¿Qué hacer para que tu perro no te lama los pies?

Ya sea que este hábito te moleste, o que percibas que es una conducta negativa por ser ansiosa, hay varias iniciativas que puedes llevar a cabo para que lo deje de hacer.

Evalúa si estás pasando muy poco tiempo con tu perro. Las actividades cotidianas, el trabajo, las ocupaciones, pueden absorber tu tiempo. Además, los perros son animales con una sensibilidad excepcional, son muy sociables. Estos dos factores hacen que se sienta muy afectado si no se siente tu compañía. Salir, jugar, dedicarle un rato cada día, es muy probable que modifique esta ansiedad.

El entrenamiento es muy importante para que le sea más fácil modificar conductas.  Así que puedes usar las voces de mando para que detenga lo que sea que esté haciendo, en este caso, lamerte los pies. También, es de gran ayuda desviar su atención. Para ello puedes, con tu mano, bloquear tus pies y apartar, de manera respetuosa su hocico.

Esto debes hacerlo con paciencia y perseverancia, porque una vez que se han adaptado a algo, les puede resultar difícil dejarlo. Otra manera de evitarlo, es hacer que el perro ponga su atención en otra tarea. Por ejemplo, darle un juguete, que traiga o persiga algo. Una vez que cambie de actividad y no te lama los pies, entonces debes premiarlo. Siempre es mejor el refuerzo positivo, darle un snack saludable para reforzar la conducta que deseas y esperas de tu perro.

Después de estas estrategias observa cómo actúa el perro. No solo para detectar que pierda el excesivo interés por tus pies, sino que, además, no traslade esa conducta hacia sí mismo. Ya que, es posible, que si sigue ansioso puede empezar a lamerse con mucha fuerza y afectar la salud del pelaje y la piel.

En caso de que esto ocurra, o que no puedas evitar que el perro siga en la obsesión de lamer tus pies, lo mejor que puedes hacer es ir cuanto antes al veterinario. De esta manera se podrá determinar si hay alguna enfermedad o la causa de la ansiedad, y recibirá el tratamiento adecuado.

0 Comentarios

Deja un Comentario