Los perros no solo necesitan afecto y juegos, también requieren varias atenciones y cuidados. De esta manera además de contentos, estarán muy saludables, por lo que tendrán una vida más larga y de calidad.

Un aspecto que por lo común se olvida o se descuida un poco es lo relacionado con su salud bucal. Esto puede tener consecuencias indeseables e incluso peligrosas, ya que el mal aliento perruno se debe a múltiples causas. Algunas pueden ser muy sencillas, otras más complicadas, en todo caso, el interior del hocico de tu perro debe estar en tu lista de cosas a verificar para que tu peludo esté siempre vigoroso.

De manera que, si te preguntas qué hacer si a tu perro le huele el aliento, ya estás en el camino a resolverlo con estos datos prácticos y sencillos.

Qué hacer si a mi perro le huele el aliento

Una creencia, que hay que dejar en el pasado, es que el mal aliento en los peludos es normal. Eso no es correcto, y debido a esa suposición es que este aspecto de su bienestar se ha dejado de lado.

Lo mejor que puedes hacer para ayudar a tu perro, cuando detectes que tiene mal aliento, es revisar su hocico. Es muy probable que la causa por la que ocurre este problema este allí, ya sea por deterioro, poco o inadecuado aseo, u otros problemas.

Verifica si de manera reciente has hecho cambios en su dieta, a lo que pudiera estar reaccionando negativamente el can. También debes observar si además del aliento, tiene algún otro problema como diarrea, vómito, pérdida de apetito, se vuelve lento o disminuye su actividad, entre otros. En caso de presentar este tipo de eventos, acude a tu veterinario para que lo examine a profundidad.

En caso de no mostrar ningún problema adicional y tu perro se muestre en perfecto estado, puedes optar por darle algo de manera directa para su aliento. Por ejemplo, puedes considerar cambiar el tipo de producto que usas para lavar tus dientes. Como ocurre con los seres humanos, hay productos o preparaciones con las que los perros tienen resultados más satisfactorios o les va mejor. Esta debe ser adecuada para su tamaño y edad, así como no debe resultar agresiva para su tracto digestivo.

Existe la opción de darle un enjuague bucal, como se dijo en el punto anterior, que sea adecuado para su tamaño y edad. Es muy sencillo de usar, basta con que lo agregues a su tazón de agua y no notará la diferencia, ya que no tienen sabor, pero ayudarán con su salud bucal.

Cómo puedo evitar el mal olor de aliento

prevenir olor de aliento en perrosLa forma más práctica y más recomendada por los veterinarios para evitar mal olor de aliento es el cepillado. Los perros necesitan de manera regular que les laven los dientes. En caso contrario desarrollan enfermedades bucales, que pueden ser severas si no se atienden. Así que es mejor prevenir ese problema con un cepillado adecuado.

Tal vez no lo creas, pero los juguetes son poderosos aliados para tu higiene dental que ayuda a evitar mal aliento. En particular puedes darle los que están diseñados o creados a partir de elementos trenzados, como cuerdas u otros elementos rígidos, que al morderlos ayudan a extraer restos de comida de los dientes.

Puedes optar por darle snacks o bocadillos creados de manera específica para eliminar sustancias que dañen los dientes.

El aliento también depende de la conducta del peludito. Hay algunos que son muy curiosos o que les gusta meter el hocico en la basura, masticar cosas en la calle y hacer cosas similares, tienen mayores probabilidades de un aliento desagradable. Hay que educarlos para evitar este tipo de situaciones.

Cuál es la causa de mal aliento de mi perro

Hay dos causas fundamentales del mal aliento en el perro. Ambas están relacionadas con la higiene dental.

Una de estas causas es la gingivitis, una enfermedad que lesiona las encías de los perros. Empieza con la acumulación de microorganismos en los dientes. Además del mal aliento, causa sagrada, hinchazón y enrojecimiento de las encías, en un proceso que va empeorando de no tomar medidas a tiempo.

La otra causa es la enfermedad periodontal que afecta, además de las encías, al hueso donde se asientan los dientes. La expansión de este problema puede afectar incluso a otros órganos, por lo que requiere atención especializada.

Cómo verás sin una buena higiene dental, un cepillado correcto con los instrumentos de mejor calidad, los dientes del perro se cubrirán de placa dental con la acumulación de desechos alimenticios. Lo que llevará al mal aliento y a las mencionadas enfermedades. Esta placa, se transforma en sarro, tiñe de color marrón los dientes y se expande con mucha facilidad a todas las piezas del canino.

También es factible que pueda tener algún tipo de herida que no esté debidamente atendida, lo que puede llegar a convertirse en un problema más grave en caso de contaminarse con hongos, bacterias o virus.

Hay otras causas que influyen en lesionar el interior del hocico, como la mala posición de los dientes. Una pieza que no está debidamente alineada, puede afectar a otras, lo que lleva a deteriorar la encía. Allí se pueden formar masas purulentas por la acción de los gérmenes.

No todas las causas provienen de la boca. Algunas enfermedades que afectan órganos del tracto digestivo, pueden ocasionar un aliento desagradable. Entre la gastritis, problemas en el esófago, incluso la diabetes o problemas en los riñones

Alimentos para eliminar el mal aliento de mi perro

Una manera muy práctica y sencilla de ayudar a tu perro es darle alimentos que estén frescos. Puedes incluir en su dieta alimentos que ayudan a ser limpiadores, como la zanahoria o la manzana. También puedes agregar perejil que tendrá un efecto beneficioso en su aliento.

La canela puede ser un gran aliado, no sólo para su aliento, sino, además, en otras funciones ya que es antiinflamatoria, antibacteriana y antioxidante. Puedes usar media cucharadita por unos 3 días, seguro verás muy buenos resultados. Para darle canela por un tiempo más largo, es bueno que el veterinario te haga sus recomendaciones.

La acción del vinagre de manzana también ayuda a superar este problema. Lo importante es no excederse y colocar unas pocas gotas en el agua o la comida. Siempre inicia con poco para que se habitúe con mayor facilidad.

Recuerda que el alimento húmedo, aunque puede tener varias ventajas, también es más fácil que deje restos entre los dientes, con las consecuencias que ya mencionamos. Hay que cuidar no darle alimentos con contenidos de sal en exceso, ya que ayudan a crear sustancias que afectan los dientes y disparan el mal aliento.

0 Comentarios

Deja un Comentario