¡ALERTA, ALERTA, ALERTA!

Se les informa a nuestros estimados lectores que la información del siguiente artículo contiene imágenes fuertes, no aptas para todo tipo de público, ya que corren el riesgo de perder…

¡El Corazón!

En los últimos días, se ha convertido en tendencia en redes sociales la acción de compartir fotos de los hermosos, coquetos y divertidos pugs, y es que, ¿quién se puede resistir al encanto y genialidad de estos peludos?,

desbloquear el móvil y ver una imagen de un Carlino, como también se les conoce, tiene el efecto inmediato de alegrarle el día hasta a la persona más pesimista.

Imágenes de Pugs que no te puedes perder

Varios países se disputan el origen de esta raza: actualmente, se cree que el inicio de sus raíces están ligados a China. Aunque no se sabe con exactitud el cuándo se produjo la primera aparición de esta raza, se cree que una de las más antiguas proviene de la época de Confucio, ya que en uno de sus escritos, donde describía a un “perro de boca corta”, en realidad se hacía referencia al pug.

Muchos de los grandes Emperadores de la Ciudad Imperial Romana adoptaron un pug como animal de compañía. Incluso, uno de ellos le llegó a dar a sus perritas hembras, la misma importancia que a su esposa.

Hoy en día, por la decisión de uno de estos emperadores, debemos agradecer el noble carácter de estos animales, ya que motivado por los números y grandes desastres que le ocasionaron los cachorros en el castillo, solicitó la modificación genética que dio origen al carácter que tienen estos canes.

pug china

La popularidad de estos caninos se expandió fácilmente fuera de las fronteras de China. A través del comercio, llegaron primero a Holanda, y, a partir de allí, se hicieron conocidos en Inglaterra, Francia, Italia, España y otros lugares de Europa. Estos peludos, no pasaron desapercibidos desde su llegada, dejando su raza en lo más alto, tanto así que un pug de nombre Pompeyo salvó la vida de su amo, el Príncipe Guillermo El Silencioso, al avisarle de un intento de asesinato contra él. La personalidad y extravagante belleza de estos peludos, hizo que lograran inmediatamente formar parte de las grandes familias de la época, llegando a ser las mascotas de varias personalidades de la realeza.

Estos fascinantes caninos de grandes ojos se pueden llegar a convertir muy fácilmente en el compañero ideal de grandes y pequeños, y es que, si estás en búsqueda o te interesa la idea de tener un cómplice perfecto, que sepa guardar tus más grandes secretos, te llene de lamidas, risas a diario, siempre te reciba con felicidad absoluta y te acompañe a ver pelis los viernes por las noches mientras te encuentras de relax en tu casa, te aseguro que el Carlino es la mascota indicada, ya que adoran la compañía del ser humano y ser su soporte emocional en todo momento.

El Carlino es un animal que se adapta fácilmente a la vida en pisos o espacios pequeños y no requieren un entrenamiento excesivo ni largas horas de ejercicio, por lo que se conforman con salir a diario para poder hacer sus necesidades en la calle y olisquear alguna esquina. De hecho, en espacios muy grandes, realmente se pueden llegar a sentir muy incómodos. Les gusta formar parte del núcleo familiar, y el calor y afecto que este le genera les hace sentirse realizados y satisfechos. Por ello, trata de dejarles en soledad lo menos posible.

Estos amigos de cuatro patas son braquicéfalos, lo que significa que su cabeza es achatada y el hocico corto, condición que les hace vulnerables a padecer problemas de respiración. Con un hocico corto, no les sienta bien el calor ni los climas húmedos, por lo que deberías vigilarlos cuidadosamente para evitar posibles golpes de calor.

Este gracioso animal tiende a roncar, teniendo en cuenta la particularidad de su hocico corto y chato.

El Carlino es un perro que se caracteriza por ser muy fácil de mantener, y es conocido por su carácter glotón, motivo por el cual se debe vigilar cuidadosamente su alimentación para evitar que caigan en el sobrepeso.

Si nuestro pug gana unos kilos de más, es recomendable llevarlo al veterinario, que determinará una dieta estricta, teniendo en cuenta que tampoco se debe ejercitar de manera forzada o exigente. Lo ideal es cuidar la salud de nuestro pug lo mejor posible, para garantizar al máximo el mayor tiempo de su compañía en las mejores condiciones.

Este adorable pequeño requiere cuidados que no son muy complejos, pero que requieren cierta regularidad. Por ejemplo, su pelaje debe ser cepillado una vez por semana para mantener su brillo y eliminar el pelo muerto, se debe prestar atención especial a sus ojos y orejas, así como a la arruga marcada que tiene en el hocico, la cual se debe limpiar después de cada comida.

El Pug cambia de pelo de forma continua durante todo el año. Su caída de pelo es moderada, pudiendo aumentar durante la primavera y el otoño. Por ello, se recomienda, durante las mudas, cepillarlo a diario para eliminar el exceso de pelo.

Aunque en sus inicios no fue así, en la actualidad este perro es muy fácil de educar. Solo es necesario contar con la buena disposición y paciencia que se requiere para conseguir los mejores resultados. La educación de cualquier cachorro requiere constancia y firmeza para compensar su ocasional terco carácter, pero de ninguna manera se debe ser agresivo con ellos, ya que son realmente unos animales entrañables.

Precisamente, debido a su sensibilidad, el perro Carlino necesita una educación siguiendo estímulos positivos y reforzando el buen comportamiento, en lugar de castigar una mala conducta. Finalmente, debemos precisar que, a pesar de su pequeño tamaño, es un perro que debe aprender las bases de la educación canina para desenvolverse plenamente en sociedad. Esto ocurre porque, a menudo, los pequeños de talla pequeña no son educados de manera tan constante como los grandes, simplemente porque las consecuencias de una mala educación no suponen grandes riesgos.

Sin embargo, se le debe educar desde cachorro sin importar que se trate de una raza inofensiva. A pesar de ser un integrante más de la familia, lo correcto es tener cierto control sobre la mascota.

Este perrito de pequeño tamaño puede acompañarte a todos los lugares que visites, viajando, incluso, en un bolso de transporte que se adapte a él.

Sin embargo, su característica braquicéfala la hace incompatible con algunas condiciones de viaje, por ejemplo, lugares con temperaturas muy elevadas o cerrados, ya que son situaciones que acarrean un sobreesfuerzo para el perrito por su capacidad para regular la temperatura corporal, pudiendo conducirle, en los casos más severos, a la muerte.

Esta raza de perros se caracteriza por su gran capacidad de socializar, lo que propicia una amistosa relación con los gatos. Puede ser más fácil su convivencia si ambas mascotas crecen juntas. De igual manera, hay que tener cuidado con las reacciones de los gatos, que en ocasiones pueden ser ofensivas hacia ellos (con posibles reacciones como arañazos en nariz y ojos).

Como decíamos, el pug es un perro compacto, robusto y musculoso, y son estas características las que le proporcionan a sí mismo cierta sensación de seguridad, permitiéndole llevarse bien con los diferentes tipos de razas, a pesar de no tener un gran tamaño. Es por eso que debemos estar atentos al comportamiento con perros más grandes que él, para evitar que se haga daño y posibles percances fortuitos.

Es importante iniciar la temprana socialización del cachorro pug para que los encuentros con otros perros sean de lo más natural. Esto se puede lograr con la ayuda de refuerzos positivos, así como paseos frecuentes y supervisados con otros perros de su misma especie.

El Pug, adaptándose a las intenciones de su acompañante, es capaz de divertir y entretener al pequeño más inquieto de la familia, así como la capacidad de servir de acompañante fiel al abuelo más sereno. En ninguno de los casos habrá problemas de integración o se sentirá incomodo, ya que a este perrito le gusta jugar tanto como dormir. 

Hay familias que consideran a sus mascotas como a un pequeño integrante más en la casa, como a un hijo más. Es más, en estos últimos días, a raíz de las festividades de Halloween, muchas personas han disfrazado a sus perritos para que los pequeños peludos también formen parte de la celebración.

Esta imagen nos muestra una versión perruna de Shrek y su amada Fiona, protagonizada por un fotogénico pug y una entrañable gata. ¡Ey, Hollywood, tenemos nueva pareja protagonista!

Aquí tenemos a un Batman Pug, que acabará con todos los malvados de Gotham…

… Acabarán enamorándolos a todos, porque al ver a este perrito disfrazado, solo dan ganas de comérselo a besos.

Y los amantes de Stars Wars no se quedan fuera, si te ha gustado la figura de Baby Joda, terminaréis adorando a este tiernísimo Baby Pug.

¿Díganme ustedes si no les parece una preciosidad?

¿Tienes miedo a los payasos?

¡¿Cuéntanos si este te da miedo o te parece adorable?!

Recordad siempre darles mucho amor y los cuidados necesarios a vuestras mascotas, y ellas, seguro, os lo agradecerán a diario.

0 Comentarios

Deja un Comentario