Cuando se planifica un viaje en coche que incluye al perro de la casa, es muy importante tomar en consideración todo lo que implica, desde la normativa vigente hasta la comodidad del perro.

Hay que tomar en cuenta que lo más importante en un viaje en coche es la seguridad, en este caso no solamente del perro, sino de todos los que vayan en él. Si quieres saber todos los detalles que deben quedar resueltos y cómo transportar un perro en coche, sigue leyendo este post, aquí te lo diremos.

Consideraciones generales para llevar a un perro en un coche

  • Nunca se debe viajar en un coche con el perro suelto, así sea un trayecto corto, mucho menos un viaje. Esto se debe a que esta acción puede ocasionar accidentes, ya que el perro podría distraer al conductor o bloquear su visibilidad.
  • La sujeción del perro debe ser segura en caso de colisión, no se trata solo de evitar que el perro salte dentro del coche, también de evitar que salga despedido en caso de problemas.
  • Los perros deben viajar con suficiente ventilación y con la temperatura adecuada.
  • Lo máximo que debe pasar el coche en movimiento son 2 horas seguidas. El perro necesita salir a dar unos pasos, beber agua, orinar, etcétera.
  • Los perros suelen marearse en los viajes en coche, hay que consultar al veterinario para considerar medicarlo al respecto.

Consideraciones generales para llevar a un perro en un cocheAntes de viajar con el perro

  • Dependiendo del tamaño del perro y de su carácter, hay que decidir si se le va a transportar con arnés o con un kennel.
  • El arnés es un elemento que sirve para dejar al perro bien sujeto, es recomendable emplear el que lo amarra en 2 puntos, ya que es el más seguro.
  • El kennel es más cómodo para el perro, ya que le permite moverse un poco. Hay que elegir un kennel de tamaño apropiado, el perro debe poder pararse y dar la vuelta.
  • Un tiempo antes del viaje hay que comenzar a habituar al perro. Si se le va a transportar en kennel se le hace entrar por unos minutos al principio, e ir aumentando el tiempo hasta que aguante 2 horas seguidas, una vez al día.
  • Si el perro va a ser transportado con arnés también requiere ser habituado. Se puede subir al coche y quedar amarrado por unos minutos, siempre acompañado. Luego se aumenta el tiempo hasta llegar a las 2 horas.
  • Otro aspecto al que debe ser acostumbrado es al movimiento del coche. Unos paseos cortos serán suficientes para que se acostumbre al ruido del motor y a las curvas. Es importante que en esos ensayos se tomen las precauciones de seguridad adecuadas.
  • Es importante llevar al perro a una revisión con el veterinario antes del viaje. En esta consulta se verifica el estado general del perro, se le actualizan las vacunas, se obtiene un certificado de vacunación y de salud del perro, lo cual puede ser requerido durante el viaje. Además, el veterinario puede indicar algún tranquilizante para el perro, el cual puede ser utilizado en caso de necesitarse, también puede indicar algún medicamento para los mareos.
  • Es importante planificar las comidas y bebidas, de acuerdo al trayecto y a las paradas que van a realizarse.

Durante el viaje en coche con el perro

  • El perro debe tener más de una hora de haber comido al momento de entrar al coche, lo ideal es que sea incluso más, unas 5 horas.
  • Se debe sujetar el perro al coche de acuerdo al método decidido.
  • Si el perro va a ser transportado en kennel, el sitio ideal es entre los asientos delanteros y traseros, en el suelo del coche.
  • Si se decide colocar el kennel sobre el asiento trasero, hay que sujetarlo apropiadamente usando el cinturón de seguridad del coche.
  • Solo se puede colocar el kennel en el maletero del coche, si éste tiene asientos abatibles y el kennel queda bien ventilado.
  • Es aconsejable que una persona vaya al lado del perro, haciéndole compañía y brindándole seguridad. Además, esta persona estará encargada de vigilar que todo esté bien con el perro.
  • Nunca debe permitirse que el perro saque la cabeza por la ventana, aun si está sujeto con el arnés. A los perros les encanta eso, pero puede ser muy peligroso en caso de colisión o de encontrarse con un obstáculo en la vía.
  • Nunca debe ubicarse al perro en el asiento delantero, aun si va dentro del kennel. Esto está prohibido en las legislaciones de muchos países y se debe a que puede ser peligroso.

Durante el viaje en coche con el perroCómo deben ser los descansos durante el viaje con el perro

  • Como hemos indicado, es importante hacer paradas frecuentes durante el viaje, ya que los perros no suelen estar acostumbrados a estar tanto tiempo quietos.
  • Los descansos del camino deben preverse de acuerdo a la ruta. Usando un mapa común o las aplicaciones que están disponibles en los teléfonos móviles, es posible determinar cuáles son los mejores sitios para detenerse y hacer los descansos.
  • Al detener el coche se debe sostener el perro con una correa antes de liberarlo, esto evitará que salga corriendo y se ponga en peligro.
  • Al bajar del coche con el perro bien sujeto, se debe dejar que él explore el área por sí mismo, hay que recordar que puede estar desorientado, no se debe obligar ni halar la correa, es mejor respetar sus tiempos.
  • Se le debe ofrecer agua limpia y fresca, preferiblemente en su bebedero habitual. No es bueno darle comida, ya que podría vomitar durante el resto del trayecto. A menos que tenga mucho tiempo sin comer y el descanso le permita hacer la digestión.
  • Una caminata corta es muy conveniente tanto para el perro como para los humanos, si el perro está de buen humor y quiere jugar, hay que permitirlo, ya que esto reduce el estrés que pueda provocarle el viaje. Todo esto manteniéndolo bien sujeto con la correa, ya que él está en un lugar desconocido y puede ponerse en peligro.

Con todos estos consejos, el transporte de un perro en coche será más cómodo y feliz.

 

0 Comentarios

Deja un Comentario