Cuando se tiene una perra como mascota, está en etapa reproductiva y además ha estado en contacto con machos, es necesario saber cómo detectar si la perra está embarazada, para tomar precauciones y poder cuidarla adecuadamente.

Las perras pueden quedar preñadas desde que tienen 6 meses de edad, y su capacidad de reproducirse las acompaña toda su vida, aunque la fertilidad baja considerablemente en los últimos años de vida.

Si eres de los que quieren cómo saber si mi perra está embarazada, sigue leyendo este post, ya que la información que contiene es de ese tema.

Cómo saber si mi perra está preñada

Es importante tener el conocimiento de cómo saber si mi perra está preñada, ya que la perra requerirá algunos cuidados extras. Veamos algunos indicios:

Disminución del apetito

Las perras pueden experimentar nauseas matutinas, al igual que las mujeres. Este síntoma no está presente en todas las perras preñadas, sin embargo, se presenta muchas veces en las primeras 2 o 3 semanas de embarazo. Si observas que la perra no se comió su alimento habitual, trata de darle algo más apetitoso y si aun así no come, obsérvala a ver si detectas que tenga nauseas o vómitos.

Si este síntoma se prolonga por más de 2 días, es conveniente consultar con el veterinario.

Aumento del apetito

Luego que pasa la etapa de las náuseas, si es que las experimenta, la perra experimenta un aumento radical del apetito. Esto sucede después de la tercera semana de preñez.

Para tener una referencia, una perra que solía comer una vez al día, unos 50 gramos de pienso, al quedar preñada puede llegar a comer 3 veces al día unos 75 gramos de pienso.

Reposo

Una manera de cómo saber si mi perra está preñada es observar los cambios en su actividad física.

Las perras preñadas hacen un reposo relativo, que es una manera de cuidarse ellas mismas. Una perra que solía saltar y correr, de pronto ya no lo hace. Una perra que bajaba o subía las escaleras corriendo, repentinamente lo hace con mucho cuidado.

En general, una perra embarazada pasa mucho tiempo acostada descansando y durmiendo.

Cómo saber si mi perra está preñadaCambios en las mamas

Las mamas de una perra embarazada se abultan desde los primeros días, lucen enrojecidas e irritadas. En algunas ocasiones las perras manifiestan dolor o incomodidad en esa zona.

Esta señal es casi definitiva de que la perra está preñada, ya que significa que su cuerpo se está preparando para amamantar a su camada.

Cambio de conducta

Las perras preñadas se vuelven mucho más cariñosas, más apegadas a su amo. En muchos casos, las perras son afectuosas con miembros de la familia que anteriormente no querían.

Este cambio puede no ser muy evidente en una perra que sea cariñosa por naturaleza, pero si es algo gruñona será muy drástico el cambio.

Abultamiento de la panza

El abultamiento de la panza es un signo inequívoco del embarazo de la perra, pero se hace evidente en las últimas 3 o 4 semanas.

Si notas que la panza de tu perra está abultada y si la tocas sientes a los cachorros moverse, debes llevarla al veterinario para una revisión y para que te dé instrucciones.

Nidación

Se trata de una conducta que tienen las perras preñadas, instintivamente. Ocurre al final del embarazo.

Se trata de la preparación para el parto y la etapa de la lactancia de los cachorros. Las perras eligen un lugar apartado y en donde cuenten con privacidad, colectan mantas y otros elementos y los llevan allí, preparando el “nido”.

Es conveniente que se le proporcionen los elementos idóneos para que realice su nido apropiadamente. Si se tiene un lugar apartado en la casa y allí se le coloca un cojín grande, algunas mantas y se le cubre con algo parecido a un techo que le aporte privacidad, ella lo elegirá como nido. Sin embargo, si la perra hace algún cambio o elige otro lugar hay que respetarlo.

Este nido debe tener alguna manera de vigilar el estado de los cachorros, sobre todo los primeros días, puede ser que el techo se pueda abrir, una ventana o algo similar.

Es frecuente que las perras elijan como nido lugares como, por ejemplo, debajo de un mueble, bajo de una mesa con mantel, dentro de una gaveta grande, en un closet, etcétera. Estos lugares pueden ser inconvenientes debido a que puede ser difícil vigilar a los cachorros o también que pueden interrumpir la dinámica familiar. Cuando eso sucede es útil ofrecerle un lugar alternativo, mostrárselo y dejar que ella decida, nunca se le debe eliminar el nido que ella haya construido.

Señales de que la perra ya parióSeñales de que la perra ya parió

El embarazo de una perra dura unos 2 meses aproximadamente y dependiendo del tamaño de la perra y de la cantidad de cachorros, es posible que su dueño no note que está preñada.

Además de eso, una perra que viva en una casa grande, en un medio rural o que se acostumbre a salir al exterior sola, puede haber hecho el nido fuera de la vista de sus dueños.

Si observas que la perra casi no pasa tiempo dentro de la casa, solo entra a alimentarse, y va recurrentemente a un mismo sitio, es posible que haya parido y esté amamantando a sus cachorros.

Si descubrimos que este es el caso, lo primero que hay que hacer es aumentar el alimento que se le ofrece a la perra y colocarlo más cerca del sitio donde está la camada. Luego de eso, hay que observar el nido, y verificar que cumple con las condiciones para mantener a los cachorros a salvo.

También es importante que se verifique el estado de los cachorros, si alguno está muerto hay que retirarlo de inmediato, para que no afecte a la perra ni a las demás crías.

Si el nido está en buenas condiciones y todos los cachorros están bien, hay que dejarla tranquila y solo apoyarla desde lejos. Cuando los cachorros estén más grandes ella misma los moverá para un sitio más idóneo y hasta los presentará a la familia.

 

0 Comentarios

Deja un Comentario