Si vas a adoptar un perro y ya tienes otro en casa, hay un aspecto que debes considerar y es la socialización entre los dos perros.

No es igual que un perro se lleve bien con otro en el parque o en la calle, ya que ese compañero ocasional no representa ninguna amenaza para él, al contrario, es un compañero de juegos que puede añadir diversión al paseo.

Es por eso que no debes guiarte por ese comportamiento y pensar que tu perro se va a llevar bien con el recién llegado.

Los perros son muy territoriales, ellos consideran la vivienda que habitan como su territorio y puede que no estén dispuestos a compartirlo. Además, las manadas de perros funcionan con jerarquías, si los dos perros que vamos a juntar son dominantes, puede haber problemas.

Pero no hay que desistir, si se quiere adoptar a un segundo perro hay muchas acciones que se pueden emprender para hacer que dos perros se lleven bien. Si es tu caso, sigue leyendo, en este post vamos a dar consejos importantes para lograrlo.

Antes de adoptar al segundo perro

Cuando decidimos adoptar un segundo perro no podemos llegar con él repentinamente, es necesario preparar el terreno. Veamos:

  • Lo primero es presentar a los perros, para esto es necesario hacerlo fuera de la casa. Puede ser un parque, la casa de una tercera persona o cualquier otro ambiente, pero nunca se debe hacer en la casa de alguno de los dos.
  • Es importante dejarlos explorarse, sin acercarlos uno al otro y sin obligarlos a jugar. Es mejor dejarlos que ellos mismos se acerquen, se olfateen y decidan si se caen bien.
  • Estos primeros encuentros deben ser lo suficientemente largos para que los perros se evalúen y se tomen confianza. Si se ponen a jugar juntos es una buena señal. También es posible que se gruñan, si no es muy intenso es completamente normal, lo mejor es dejarlos y esperar que dejen de gruñirse.
  • También es posible que realicen algunos juegos bruscos, si no son demasiado agresivos es bueno dejarlos y esperar el desenvolvimiento natural de la conducta.
  • El refuerzo positivo puede funcionar para potenciar el agrado entre los dos perros. Cada vez que se vean y se porten bien uno con el otro podrían recibir un premio, el cual puede ser un juguete para compartir, una golosina o cariños.
  • Luego de que ya los perros se hayan aceptado, no se gruñan y jueguen juntos, es momento de que el segundo perro entre a la casa. En un principio se deben realizar visitas cortas y observar la conducta. Es posible que sea totalmente diferente a la actitud que tenían antes, no hay que preocuparse, es normal.
  • Poco a poco ir aumentando el tiempo y cuando se considere apropiado se realiza la mudanza definitiva.

 

Antes de adoptar al segundo perro

La llegada del segundo perro

Cuando el segundo perro se instale en su nuevo hogar es importante que se tome en cuenta lo siguiente:

  • Cada perro debe tener su comedero y bebedero aparte, pero la hora de la comida debe ser la misma, nunca se debe servir alimento a un perro y al otro no.
  • La cama de dormir también debe ser diferente y en áreas apartadas.
  • Es importante que cada perro tenga sus posesiones, sus juguetes y accesorios. Nunca le regales un elemento de un perro a otro, no importa si nunca lo usa o juega con él.
  • Dependiendo del carácter de los perros es posible que alguno tome el rol dominante y el otro sumiso, eso es normal, es una dinámica natural en los perros y no hay que hacer nada al respecto.
  • Cuando el amo interactúe con un perro debe incluir al otro, si el dueño juega con uno solo fomentará los celos entre los dos perros.
  • El lenguaje corporal y la actitud del amo son muy importantes, los perros conocen a sus dueños y perciben sus estados de ánimo, así que, si el humano está nervioso y aprehensivo en la presentación de los dos perros, ellos lo notarán. Es importante que el amo les transmita confianza a los dos perros, pero sobre todo al primero.

Cómo elegir un segundo perro para adoptar

Si no tienes elegido al segundo perro, lo mejor es hacerlo siguiendo algunas pautas, de manera de hacer más favorable la convivencia:

  • Es aconsejable que los dos perros tengan un carácter parecido. Si el perro que ya tienes es muy activo, juguetón y alegre, el nuevo perro debe ser así también. De esa manera se acoplarán las actividades de ambos y disfrutarán jugando juntos. Si adoptas un perro pasivo se estresará con la conducta del primero. Lo mismo ocurre si el perro que tienes es muy tranquilo y le traes un compañero travieso, no se llevarán muy bien.
  • La compatibilidad de tamaño también es conveniente. Ciertamente, muchos perros de diferente tamaño se llevan muy bien, pero si quieres tener todos los factores a tu favor, busca un perro de tamaño similar, así ninguno sentirá que puede dominar físicamente al otro.
  • Siempre es mejor adoptar un perro que haya sido socializado apropiadamente desde cachorro. Los perros que están acostumbrados a la presencia de otros perros, mascotas y personas, se adaptan mejor a cualquier situación.
  • Si el refugio o casa de adopción lo permite, haz una prueba antes de adoptar definitivamente. Lleva el perro a casa por algunas horas y observa cómo interactúan los dos perros.

 

Cómo elegir un segundo perro para adoptar

Si los perros se ponen agresivos

  • Si ya has adoptado al segundo perro y no hay manera que se lleven bien, debes consultar con un especialista.
  • En una primera instancia puedes consultar con tu veterinario de confianza, pero si el asunto no se resuelve con sus indicaciones debes acudir al etólogo. Un etólogo es el profesional adecuado para dar con una solución definitiva al problema.
  • Si los perros son agresivos entre sí, pelean o uno de los dos agrede al otro, lo primero que hay que hacer es aislarlos provisionalmente, mientras un especialista evalúa la situación y ofrece recomendaciones.

0 Comentarios

Deja un Comentario