Los perros que suelen salir a exteriores están expuestos a la suciedad de la calle, la cual puede incluir virus, bacterias u hongos.

Aunque muchas personas se preocupan por el hecho de que el perro desluzca sus casas, la verdad es que lo más importante es evitar que la mascota lleve partículas insalubres al hogar.

Todo esto se puede evitar con un lavado de patas, el cual se puede hacer rápidamente y es muy efectivo.

¿En qué casos se debe lavar las patas del perro?

Hay casos específicos en los que se recomienda lavar las patas del perro, veamos:

  • Cuando no está sucio, pero salió al exterior de la casa y seguramente piso superficies sin asear.
  • Si el perro está sucio, necesita un baño, pero para ello debe entrar a la casa y es un animal pesado que no se puede alzar con facilidad.
  • Si se sospecha o se sabe que ha pisado algo indebido.
  • Si ha llovido y él ha estado en el jardín o patio de la casa.

Procedimiento para lavar las patas del perro

Antes de sacar al perro a la calle, o permitirle la salida, es conveniente dejar en la entrada una estación de lavado de patas, con lo siguiente:

  • Si se trata de una casa con espacio en el frente y alguna toma de agua y desagüe, será muy sencillo, solo se tendrá un champú para perros, guantes y toalla.
  • Si no se cuenta con una toma de agua, se tendrá que colocar además un envase con agua y otro para que caiga el agua desechada.

Para realizar un lavado eficiente de patas, los pasos son los siguientes:

  • Mojar las patas muy bien, es importante que la temperatura sea agradable, para que el perro no se resista y permita hacerlo de manera minuciosa. Se debe mojar desde la mitad de las patas hasta las almohadillas, asegurándose que el agua penetre entre los dedos.
  • Luego, se debe tomar una pequeña cantidad de champú para perros en la mano y frotar las patas desde la mitad hasta las almohadillas. Si se quiere se pueden usar guantes.
  • Cuando, el champú haya hecho espuma, se procede a frotar entre los dedos y, con un movimiento circular, frotar las almohadillas.
  • Limpiar muy bien las uñas, sin descuidar el espolón. En las uñas se suelen depositar muchas partículas de suciedad, es importante limpiarlas muy bien.
  • Enjuagar con agua tibia, abundantemente, de manera de retirar todo el champú.
  • Evaluar el estado de las patas, si todavía no están limpias se repite el procedimiento, hasta que queden impecables.
  • Por último, se secan muy bien las patas, cuidando que no quede agua entre los dedos, ya que esta humedad puede traer problemas posteriores.

lavar patas de perroConsejos para lavar las patas del perro

Lavar las patas del perro puede ser muy sencillo, pero para que esa limpieza se facilite todavía más y además sea efectiva, podemos seguir algunos consejos:

  • Es importante mantener corto el pelaje de las patas, para ello se recomienda hacer un recorte cada 15 días. No importa si en el resto del cuerpo el perro tiene el pelaje mediano o largo, lo necesario es que en las patas esté lo más corto posible. Como sabemos, los pelos atrapan suciedad con mucha facilidad.
  • El jabón que se utilice debe ser de uso veterinario, lo más aconsejado es un champú para perros suave y con emolientes. El lavado de patas se realiza con mucha frecuencia, muchas veces diariamente, si se somete a la piel del perro a jabones abrasivos podemos provocarle una dermatitis. Es por eso que se deben usar productos especiales para uso frecuente, que sean amigables con la piel y el pelaje del perro.
  • Si el perro ha estado explorando o se sabe que olfateó la basura, entonces se debe incluir un lavado de cara y cola. Para esto, se debe humedecer el área con cuidado de no afectar las mucosas, el jabón debe ser muy suave y al aplicarlo, se debe evitar los ojos. El enjuague debe ser cuidadoso pero abundante. La cola se enjabona, frota y enjuaga con énfasis en la punta.
  • Si el perro ha estado en contacto con otros perros es importante hacer un lavado de ano. Para esto, se humedece el área con un champú para perros que contenga algún desparasitante, se frota con un estropajo o con guantes, se enjuaga con abundante agua y se repite la operación.
  • Si es posible y el animal las acepta, las botas para perros son una excelente opción para mantener el aseo durante los paseos al exterior. Cuando llega a casa es importante quitárselas a la entrada y lavarlas muy bien.

Lavado ligero de patas

En algunas ocasiones el lavado de patas, como hemos descrito, no es posible, por ejemplo, si vamos a entrar con el perro a una casa ajena, a una tienda o a una oficina. En esos casos podemos aplicar un lavado ligero, veamos:

  • Una opción muy práctica es emplear toallas húmedas. Estas deben ser autorizadas para uso en perros, si el empaque no pone nada al respecto, es bueno consultar con el veterinario. Estas toallas se frotan por las patas, incluyendo entre los dedos y luego se desechan.
  • Un paño de algodón húmedo en una solución desinfectante, es otra opción para lavar ligeramente las patas del perro. Es necesario que la solución sea autorizada por el veterinario. Las patas del perro se frotan con el paño, teniendo cuidado de cambiar el área del paño cada vez, para no regar el sucio en lugar de limpiarlo.
  • Por último, podemos recomendar un spray antiséptico, similar al que usamos los humanos en las manos para desinfectarlas, como siempre la solución debe ser autorizada para uso veterinario y debe ser efectiva para limpiar. Estas soluciones suelen ser alcoholadas y se pueden usar esporádicamente, pero su uso continuo puede ser abrasivo y se desaconseja.

Como podemos ver, el aseo de las patas de los perros es una actividad importante para la salud de nuestra mascota y de nosotros mismos. Con estas recomendaciones será muy sencillo mantener sus patas limpias y saludables.

0 Comentarios

Deja un Comentario