Cuando nuestro perro necesita tomar pastillas, nos vemos en el problema de hacer que se la trague, ya que él instintivamente la suele identificar como un objeto extraño y no quiere comérsela.

Además, los medicamentos suelen tener un horario, o una urgencia para su ingestión, por lo que necesitamos que se tome su pastilla enseguida. Esto suele ser estresante para los dueños de perros y muchas veces esto afecta a la mascota también.

La buena noticia es que darle una pastilla a un perro puede ser muy fácil y satisfactorio, solo debes seguir algunos consejos y recomendaciones que leerás en este post.

Procedimiento para darle una pastilla a un perro

Es necesario seguir algunos pasos para que todo se desenvuelva eficazmente:

  • Antes de comenzar hay que establecer un clima de tranquilidad y paz mental, si cuando comienzas a preparar todo estás tenso, el perro lo detectará y sabrá que algo va a pasar. Mantén la calma y realiza todo como si fuera algo cotidiano.
  • Lo primero es intentar que el perro se trague la pastilla él solo. Aunque nos parezca difícil de creer, muchos perros se la comen como si fuera un caramelo. Saca la pastilla del estuche y ofrécela al perro como lo haces con las golosinas, podrías sorprenderte. Un truco es dejarla caer mientras estás preparando comida, él pensará que es un alimento y se la podría tragar.
  • Si lo anterior no resulta, consulta al veterinario para saber si la pastilla se le puede administrar junto con las comidas. Si la respuesta es afirmativa entonces esconde la pastilla en un pedazo de queso, carne o pan. Lo importante es elegir algo que a el perro le guste mucho y lo trague de una vez. Antes de darle la pastilla escondida dentro del alimento, prueba darle pedacitos del mismo sin la pastilla, así entrará en confianza y se tragará la pastilla sin oler mucho.
  • Otra manera de facilitar las cosas es triturar la pastilla con un poco de agua, colocarla en una jeringuilla especial para jarabes y administrarla. Antes de hacer esto debes consultar con el veterinario o el farmaceuta, ya que no todas las pastillas se pueden triturar. Por ejemplo, las pastillas de liberación prolongada no se deben administrar disueltas y si la pastilla tiene un recubrimiento para proteger la mucosa estomacal, tampoco.

En el caso que la pastilla no se pueda triturar, tampoco dársela junto a un alimento y, además el perro no quiera tragársela entonces hay que obligarlo a hacerlo. Veamos cómo:

  • Dependiendo del tamaño, la fuerza y la personalidad del perro, es posible que se necesiten dos o más personas para realizar el procedimiento. Es bueno que tenga puesto un arnés para poder dominarlo mejor, se deben controlar las patas y sujetar fuertemente la cabeza. Una persona debe quedar con la única tarea de darle la pastilla y la otra u otras solo deben inmovilizar al perro.
  • Los perros tienen una zona en los costados del hocico en que, si presionas con los dedos, ellos abrirán la mandíbula. Debes presionar esa zona con una mano, mientras con la otra estás listo con la pastilla. Cuando el perro abra la boca, se le introduce la pastilla hasta el fondo de la garganta y se le cierra el hocico. Se le sopla la nariz y él tragará por reflejo.
  • Luego de esto se le debe ofrecer agua, si bebe agua sabremos que ya se la tragó. De cualquier manera, hay que revisarle la boca, ya que muchas veces la esconden y la escupen luego. Para esto, revisa la zona debajo de la lengua, entre la lengua y los dientes y entre los dientes y la cara.
  • Si el perro tose y escupe, hay que ofrecerle agua de inmediato, para tratar de que no devuelva la pastilla. Si la escupe hay que comenzar de nuevo.

dar pastilla a perroConsejos y trucos para darle una pastilla a un perro

  • Un truco para que se coma la pastilla por sí mismo es untarla con jugo de carne, para que resulte debes dársela de inmediato, ya que el olor de la pastilla va a emerger a los pocos minutos.
  • Existen pastillas de uso veterinario que traen saborizantes para estimular que el perro se trague la pastilla, pregunta si ese tipo de pastillas están disponibles en el caso de tu perro.
  • Un truco efectivo para inmovilizar a un perro es envolverlo con una tela, esto puede ser una sábana, toalla o manta. La idea es enrollarlo de manera que no pueda zafarse, aunque no esté amarrado.
  • Para hacer que trague la pastilla, cuando ya se la has colocado en la garganta, un truco infalible es soplarle la nariz, esto hace que traguen por reflejo y listo, ya la pastilla está en el estómago.
  • Para favorecer todo el proceso, es conveniente darle algo de grasa justo antes de darle la pastilla. Puede ser una cucharada de aceite de oliva, un trocito de mantequilla o cualquier alimento oleoso. Esto hará que la pastilla ruede más fácilmente y que sea más difícil que la devuelva.
  • Si el veterinario desaconseja darle grasa, entonces puedes darle agua, unos cuantos sorbos antes de comenzar a darle la pastilla al perro serán suficientes para acondicionar mejor la vía digestiva, y que la pastilla llegue con mayor facilidad hasta el estómago.
  • Los masajes en la garganta también son efectivos, cuando le des la pastilla y mientras tengas el hocico cerrado con la mano, con la otra mano le das masajes descendentes y suaves en la garganta, esto hace que la pastilla se mueva con mayor rapidez.
  • Si le vas a dar la pastilla triturada en agua, pero el perro tiene aversión a la jeringuilla para darle jarabe, puedes mezclarla con una pequeña porción de alimentos. También la puedes mezclar con caldo de carne y dársela en un envase hondo para que lo lama.

Lo más importante de todo, es que el perro reciba la medicación de manera eficiente y oportuna, ya que si el veterinario la indicó es porque es necesaria para su salud y correcto desarrollo.

0 Comentarios

Deja un Comentario