Adoptar un cachorro es lo ideal si queremos que la mascota se adapte con facilidad a la familia. Además, a un perro joven se le pueden enseñar trucos y, en general educarlo a nuestra manera.

Sin embargo, hay que tomar algunas precauciones y seguir recomendaciones para que el proceso de adopción sea un éxito.

Si estás pensando en adoptar un cachorro, sigue leyendo, aquí te diremos qué hacer.

¿Qué hacer antes de adoptar un cachorro?

Los perros cambian la vida de las personas, para bien, pero lo cierto es que la cambian, así que más vale hacer arreglos para hacer esos cambios de la mejor manera, veamos:

  • Es importante verificar que en el lugar donde residimos se puedan tener perros de mascota, ya que después de adoptado el cachorro sería muy desagradable tener que devolverlo.

  • Hay que hacer un presupuesto para los gastos del animalito y ver si es posible asumirlos. Los gastos por comida se deben calcular por el peso del animal en estado adulto, un veterinario puede estimar cuánto va a pesar el cachorro y qué cantidad de comida necesita. A eso hay que agregar los gastos de desparasitaciones, vacunas, control veterinario, una previsión por si se enferma y peluquería.
  • Un perro, por más pequeño que sea, necesita espacio en el hogar. Mientras está cachorro lo puedes tener en una cesta o cojín, pero al crecer hay que habilitar un lugar para que esté cómodo, pueda dormir y descansar cuando le plazca.
  • Hay que establecer también, un lugar para comer. Allí se debe colocar el cuenco del agua y el envase para su comida. La elección de estos utensilios debe estar acorde al tamaño del perro adulto. Aunque puedes tener unos provisionales mientras está cachorro.
  • Todos los miembros de la familia deben saber que vendrá un cachorro al hogar, de esta manera se involucrarán en los preparativos y se harán la idea mental de tener un perro a quien cuidar.
  • Planificar los horarios para atender al perro es una muy buena idea. Los perros necesitan salir a pasear por lo menos 2 veces al día y hay que hacer espacio en nuestras actividades para ello.

¿Qué debo hacer para adoptar un cachorro?

Adoptar un cachorro puede parecer muy sencillo, pero hay que seguir algunos pasos, veamos:
Es importante hacerlo a través de una organización de protección animal o un refugio, de manera de saber que el cachorro está en buenas condiciones y que todo está correcto.
Estas organizaciones suelen pedir identificación oficial y comprobación de domicilio antes de entregar un cachorro en adopción. También es común que te hagan firmar un contrato. Esto es para proteger al cachorro de personas malintencionadas.
Si se trata de adoptar un cachorro de una camada de alguna familia amiga, o que de alguna manera te van a regalar, es importante que te informes de las características de los padres para tomar previsiones en cuanto al tamaño y a los antecedentes de enfermedades.
Si se trata de un cachorro que tú mismo estás rescatando, es importante que lo hagas revisar por un veterinario de inmediato. Si el cachorro estuvo en la calle puede tener parásitos o alguna infección, las cuales deben ser tratadas a la brevedad. Además, un veterinario puede darte consejos, estimar la edad, tamaño final y raza del cachorro.

¿Qué hacer luego de adoptado el cachorro?

Un cachorro de perro es como un bebé, es por ello que hay que prepararse para algunas semanas fuera de lo común:

 

  • Un cachorro de perro recién destetado va a extrañar el calor de su madre y hermanos, es por ello que debemos recrear la situación. Pregunta al veterinario si puedes colocar alguna manta térmica en la cesta del perrito, también sirve una bolsa de agua caliente. Esto debe hacerse con mucha precaución para evitar quemaduras.
  • Es importante tenerle mantas para que se sienta protegido. Estar envuelto lo hace bajar el estrés por la separación de la madre.
  • La alimentación de un cachorro es mucho más frecuente que la de un perro adulto, puede ser cada 2 o 3 horas dependiendo del peso y de la edad. Debes planificar las comidas de manera que no sufra hambre.
  • Los cachorros necesitan mucha atención y no deben quedarse solos, prepárate para pasar unas semanas sin poder salir mucho, y si sales, debes ir con tu cachorro o buscarle un cuidador provisional.
  • Los cachorros de perro tienen mucha energía, así que busca actividades en las que pueda correr y ejercitarse. Debe ser algo sencillo, por ejemplo, correr detrás de una pelota. De esta manera también crearás lazos afectivos con él.
  • Los cachorros muerden todo instintivamente, porque están aprendiendo a medir su mordedura y adquiriendo habilidad con su mandíbula. Hay que proteger la vivienda de esta acción, no debe haber cables ni objetos peligrosos al alcance del cachorro. Además, es buena idea ofrecerle juguetes diseñados para que muerda y satisfaga ese instinto.
  • Las primeras semanas son el momento ideal para enseñarle a obedecer. Llámalo por su nombre, para que se acostumbre a acudir a tu llamado. También debes enseñarlo a reconocer tu voz de desaprobación, puede ser un “no” dicho en un tono autoritario. Debes ser firme, pero sin regañarlo ni agredirlo.

Ventajas de adoptar un cachorro

La principal ventaja de adoptar un cachorro es que se va a acostumbrar desde el principio a nuestra presencia, a nuestro olor y vamos a ser su primer amo y con suerte el único.
Un cachorro tiene un comportamiento diferente a un perro adulto, así que estaríamos disfrutando de una etapa del animal que es única y especial.
Si adoptamos al perro desde cachorro tendremos a nuestro control todo su esquema de vacunación y toda su historia médica.
Al adoptar un cachorro, la mayoría de las veces tenemos a los padres a la vista, lo que nos da una idea de la salud y predisposiciones que pueda tener.

 

 

Lo más importante es que el cachorro se integre a la familia y les brinde muchos años de amor incondicional y lealtad. Espero que este post haya sido útil.

0 Comentarios

Deja un Comentario